viernes 2  de  diciembre 2022
INVESTIGACIÓN

Falta de combustible, la causa de caída de helicóptero en México

El helicóptero Black Hawk se desplomó el pasado 15 de julio en México en la costa del Pacífico, horas después de la captura del narcotraficante Caro Quintero

29 de septiembre de 2022 - 21:49

CIUDAD DE MÉXICO.- La falta de combustible fue lo que ocasionó el desplome de un helicóptero de la Marina de México que se estrelló en julio luego de un operativo de captura del narcotraficante Rafael Caro Quintero, incidente en el que perecieron 14 militares de una unidad especial, anunció el jueves la Fiscalía General.

El helicóptero Black Hawk se desplomó el 15 de julio en la localidad de Los Mochis, Sinaloa, un estado del noroeste de México en la costa del Pacífico, horas después de la captura de Caro Quintero con fines de extradición a Estados Unidos, donde está acusado de delincuencia organizada y del secuestro y asesinato en 1985 de Kiki Camarena, un agente de la agencia antidrogas estadounidense DEA. La extradición del narcotraficante aún está en proceso.

La Fiscalía General de la República dijo en un comunicado que la investigación descartó que el helicóptero fue derribado en un ataque, y que el análisis del fabricante de la aeronave concluyó que el accidente se debió a “falta de combustible”, según reveló la evaluación de la caja negra que se realizó en Estados Unidos.

En agosto, un oficial de la Marina había señalado que la hipótesis preliminar era que pudo haber problemas con el sistema de alimentación de combustible, pero que se desconocía si se trataba de un error mecánico o humano. La Fiscalía General no respondió esa interrogante en el comunicado.

El helicóptero y los militares fallecidos en el accidente no estuvieron directamente involucrados en la captura de Caro Quintero, pero habían brindado seguridad a quienes participaron en la operación.

Caro Quintero, de 69 años, era uno de los fugitivos más buscados por el FBI desde que en 2013 fue liberado de una cárcel mexicana por un aparente "error judicial" después pasar casi tres décadas encarcelado por el asesinato del agente de la DEA y de un piloto mexicano.

Fue uno de los principales proveedores de heroína, cocaína y marihuana a Estados Unidos entre las décadas de 1970 y 1980 y, según las autoridades, desde su salida de la cárcel había vuelto a los negocios criminales.

FUENTE: Con información de AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Las más leídas

Una madre y su hija miran los precios de productos cárnicos en un supermercado.

Te puede interesar