MADRID.- La filtración a la prensa de unas grabaciones ilegales desveló este miércoles en España las supuestas gestiones del gobierno del conservador Mariano Rajoy con un exministro venezolano para obtener información sobre la financiación del chavismo a la formación de izquierdas Podemos.

Las grabaciones, publicadas en el diario digital moncloa.com, revelan una reunión mantenida en el consulado de España en Nueva York entre el exinspector de Policía José Angel Fuentes Gago y otros dos agentes con Rafael Isea, quien llegó a ser ministro de Finanzas en el gobierno del presidente fallecido Hugo Chávez.

Te puede interesar

Según las grabaciones, durante una reunión Isea firmó una declaración para avalar la validez de un documento sobre la financiación de Venezuela a la Fundación CEPS, de la que nació el partido español Podemos, por importe de 7,1 millones de euros (cerca de 8 millones de dólares al cambio actual).

Las grabaciones revelan que, antes de esa firma, los policías ofrecieron a Isea una nueva identidad para él y para su familia.

"Yo he hablado con el ministro del Interior español y el ministro ha hablado con el presidente español", dice en uno de los audios Fuentes Gago, en referencia a Jorge Fernández Díaz, en aquella época responsable español de Interior, y al exjefe del Ejecutivo Mariano Rajoy (PP, conservador).

"Yo solo tengo un mandato aquí, o sea, acompañar a estas personas y decirle a usted que me diga los nombres de las personas que quiere que documentemos en España y que le demos una nueva identidad o una nueva vida. Eso es mi compromiso. Yo vengo aquí con ese mandato. Usted me lo dice y lo hacemos", añade.

Ese es el texto difundido por moncloa.com y posteriormente por el diario digital El Confidencial, en el que Fuentes Gago hace la oferta y señala a Fernández Díaz y a Rajoy.

En otro momento de la conversación, el mismo inspector jefe ofrece la implicación de la Policía española para sacar de Venezuela a su familia. "Eso al máximo nivel está garantizado. Se lo digo a usted".

La reunión se celebró en el momento de bloqueo político en España posterior a las elecciones generales de diciembre de 2015, cuando ya se había hecho público un informe de supuesta financiación de Podemos desde Venezuela e Irán.

Los informes sobre la financiación de Podemos o sobre pagos del gobierno venezolano a Pablo Iglesias en el paraíso fiscal de Islas Granadinas fueron publicados en varios medios de comunicación, pero no tuvieron ningún recorrido judicial en su momento.

Defensa inmediata

El equipo del Ministerio del Interior durante la etapa de Jorge Fernández Díaz (PP) ha desligado al Gobierno de Mariano Rajoy de cualquier actividad relacionada con un presunto espionaje a Podemos y ha defendido la legalidad del contacto en Nueva York de dos policías y un exministro venezolano de Hugo Chávez, una reunión sobre la que dice que hay un acta porque se llevó a cabo con conocimiento de la Fiscalía.

Según han explicado a Europa Press fuentes del equipo de Interior con Fernández Díaz, el contacto el 12 de abril de 2016 en el consulado de Nueva York se llevó a cabo por iniciativa de Rafael Isea, exministro de Finanzas de Hugo Chávez, y a quien califican de "testigo protegido de la Drug Enforcement Administration (DEA) de los Estados Unidos". Se llevó a cabo en presencia de su abogado.

De aquella reunión se levantó un acta --firmada por Isea y los funcionarios policiales-- porque se hizo, según estas fuentes, "por los cauces ordinarios de la policía judicial y con escrupulosa sujeción a la normativa reguladora de la misma". El documento sellado, añaden, va acompañado de los carnés profesionales y quedó "a disposición del Ministerio Fiscal para la investigación de los hechos denunciados".

"La Fiscalía estaba informaba con carácter previo a la toma de declaración y fue informada después del contenido de la misma, pues se le entregó el acta por parte de los funcionarios de Policía Judicial", aseguran estas fuentes.

El equipo de Fernández Díaz y Francisco Martínez, ministro y secretario de Estado de Seguridad en Interior en el primer Gobierno de Mariano Rajoy, rechazan así la versión difundida este miércoles por moncloa.com en base a un audio en el que los policías dicen ante Isea que tienen "un mandato del ministro y del presidente".

"Las afirmaciones que pudieron realizar los funcionarios policiales presentes en la declaración se realizaron en el contexto del trabajo policial y sin responder, en ningún caso, a instrucciones o mandatos de ninguna autoridad política", señalan desde el equipo de Interior en el primer Ejecutivo de Rajoy.

En conocimiento previo

En la declaración en Nueva York participaron el comisario José Manuel García Catalán, en calidad de jefe de la Brigada de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), y el inspector-jefe José Ángel Fuentes Gago, por entonces adjunto al director adjunto operativo (DAO) Eugenio Pino. La cúpula de la Policía de entonces está en la actualidad investigada en la Audiencia Nacional por su presunta relación con el excomisario José Manuel Villarejo.

La declaración a la que hace referencia el audio difundido en moncloa.com, según las citadas fuentes, guarda relación con un trabajo que se llevó a cabo por funcionarios de la Comisaría General de Policía Judicial adscritos a la Brigada de Investigación de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción, integrada en la UDEF Central, "con conocimiento previo de la Fiscalía".

"Ningún cargo público del Gobierno dio mandato alguno a los funcionarios de policía judicial intervinientes ni interfirió en su actuación, que se desarrolló íntegramente por los cauces ordinarios de la policía judicial y con escrupulosa sujeción a la normativa reguladora de la misma", señalan estas fuentes del equipo de Fernández Díaz, que se remiten al Real Decreto 769/1987 sobre regulación de la Policía Judicial.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas