Embed

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), activado el pasado 11 de septiembre por la Organización de Estados Americanos (OEA), “no ha sido invocado para buscar una intervención militar en Venezuela”, sino para la “defensa” frente a cualquier ataque que pueda provenir del régimen de Nicolás Maduro en contra de otros países”, afirmó el embajador venezolano en Canadá, Orlando Viera-Blanco.

Te puede interesar

En conversación telefónica con DIARIO LAS AMÉRICAS desde Israel, el diplomático sostuvo que el “espíritu y propósito” del mencionado acuerdo es “buscar soluciones pacíficas”, con un componente “defensivo” para proteger la integridad de países vecinos, principalmente Colombia, a raíz de las acciones de grupos guerrilleros de ese país que hoy se encuentran en Venezuela, en apoyo de la dictadura de Maduro.

Orlando Viera Blanco.jpg
Orlando Viera Blanco, embajador venezolano en Canadá

Orlando Viera Blanco, embajador venezolano en Canadá

En su opinión, las recientes declaraciones de la guerrilla colombiana, que se ha instalado en territorio venezolano con una mayor presencia en el sur de ese país, demuestran una “amenaza” y llamó a los habitantes de las zonas fronterizas que comparten Colombia y Venezuela a “ser muy serios y ponderados para no generar expectativas militaristas, donde no las hay”.

Los pedidos

Desde la juramentación del diputado Juan Guaidó como presidente encargado del país petrolero, el pasado mes de enero, diferentes grupos de la oposición exigieron la reincorporación de Venezuela a ese tratado.

Viera-Blanco se refirió a la posición que han asumido los países miembros tanto del Grupo de Lima y de la Comunidad Europea, como una “línea clara” en el sentido de que en Venezuela “tenemos que ir en la búsqueda de soluciones pacíficas, vamos a llamarlas dialogadas o negociadas”.

Para el embajador ante Canadá, una intervención militar a su país sería consecuencia de una situación que “no está planteada en este momento desde el punto de vista humanitario”, y agregó que “no podemos confundir una intervención militar con una cooperación militar, por razones de desbordamiento y catástrofe social”.

La resolución que sustenta la activación del TIAR indica en su artículo número seis que “la crisis en Venezuela tiene un impacto desestabilizador, representando una clara amenaza a la paz y a la seguridad en el hemisferio”.

Más adelante, añade que “si la inviolabilidad o la integridad del territorio o la soberanía o la independencia política de cualquier Estado americano fueren afectadas por una agresión que no sea ataque armado, o por un conflicto extracontinental o intracontinental, o por cualquier otro hecho o situación que pueda poner en peligro la paz de América, el órgano de consulta se reunirá inmediatamente”.

Para Viera-Blanco, la activación del TIAR “puede, sin duda alguna, contribuir en el proceso de sofocamiento del régimen que tenemos en Venezuela” y abrir los espacios para “definir coaliciones” entre países que puedan estar en riesgo de padecer algunas acciones propiciadas desde el Palacio de Miraflores.

El mundo

Por su parte, el exministro venezolano Asdrúbal Aguiar aseguró que la “pelota no está del lado venezolano, sino en el campo internacional”, y que el órgano de consulta del TIAR, al que pertenecen Colombia, Brasil y Estados Unidos, es el que debe evaluar cuáles serían las primeras medidas que se deben adoptar frente a la invocación de ese tratado multinacional.

El destacado analista político señaló que “el TIAR plantea una fórmula negociadora previa con el secuestrador, como ocurre en todo secuestro y, de acuerdo con las provisiones del acuerdo, si el secuestrador no acepta la realidad e impide las fórmulas de negociación, automáticamente legitima las medidas de coerción”.

Asdrúbal Aguiar.jpg
Asdrúbal Aguiar, jurista y secretario general de la Iniciativa Democrática de España y Las Américas (IDEA).

Asdrúbal Aguiar, jurista y secretario general de la Iniciativa Democrática de España y Las Américas (IDEA).

A juicio del secretario general del grupo Iniciativa Democrática de España y Las Américas (IDEA), Venezuela es un país donde opera una organización criminal como las FARC, que recientemente anunció su asociación con el ELN, en territorio venezolano, “para tratar de provocar hechos de violencia frente a Colombia”.

Aguiar señaló que duda de la posibilidad de que Maduro ordene un ataque a territorio colombiano por la “debilidad de su Fuerza Armada”, y porque cree improbable que los militares al servicio del régimen “vayan a inmolarse por Maduro y poner en riesgo a la propia oficialidad superior y subalterna”.

Acotó que cuando se habla del “componente militar” a la luz del TIAR, “a la gente se le olvida que estamos en el siglo XXI y una cosa son las movilizaciones de fuerzas armadas que toman a un país, como pasó en Panamá, y otra cosa son las guerras tecnológicas y cibernéticas de alcance global, que hoy día tienen más fuerza y potencia que la propia movilización militar”.

La activación del TIAR fue rechazada por Cuba, Nicaragua, México y República Dominicana, bajo el supuesto de que ese paso en la OEA conducirá a posibles ataques en contra de Venezuela.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario