MIAMI - Una rosa blanca puso a temblar al régimen castrista y todo su aparato represivo. La imagen del dramaturgo Yunior García detrás de los balaustres de su ventana se hizo viral y se convirtió en una especie de cartel inspirador para quienes, a pesar de la militarización de las calles, se las ingeniaron para izar el sueño de la libertad.

Pero, de la misma manera, la secuencia aeroportuaria de García, abandonando el país rumbo a España fue, en su momento, un cubo de agua fría en el rostro del movimiento que, a muchos, tomó por sorpresa y quizás con la guardia baja.

Te puede interesar

¿Una victoria de la oposición o del tardocastrismo? El vocero de la dictadura Humberto López celebró la “escapada” del dramaturgo y, de hecho, publicó las fotos de su paso por el Aeropuerto Internacional “José Martí”. Luego en varias publicaciones de Facebook, se mofó escribiendo: “Yunior no está… Yunior se fue… Yunior se escapa con su visaaa… lalalala”

Según el diario español El País, fuentes cercanas a García Aguilera dijeron que su decisión de marcharse de Cuba se debía a las “brutales presiones policiales sufridas durante las últimas semanas”. Sin embargo, el propio García en conferencia de prensa defendió que la decisión de salir de Cuba "fue solo mía".

"Yo no tuve la oportunidad de conversarlo con miembros de Archipiélago. La decisión de que no me quedaba otra alternativa que salir fue tomada ese mismo día 14 [de noviembre], quizás no era el mejor momento para tomar decisiones, pero traté de tomarla pensando sobre todo en razones objetivas”, afirmó.

El artista contó que ya se había presentado en la embajada española para solicitar visa, como una vía de protección para cuando lo fueran a detener. "Yo realmente nunca pensé que no me fueran a detener, siempre pensé que me llevarían para la cárcel, de hecho, me habían dicho ya que me llevarían al Combinado del Este".

Sobre su estatus aclaró: “Tengo un visado de turista de 90 días, no he solicitado asilo y no lo pienso hacer”, sin embargo, reconoció que buscará asesoramiento legal para valorar opciones y conocer sus derechos.

Entre las preguntas que algunos se hacen tras la salida de García está que, con las restricciones ocasionadas por la pandemia, cómo resultó el trámite de viaje trámite tan expedito, teniendo en cuenta que Europa exige prueba de vacunación contra el COVID-19 con los antígenos reconocidos donde no figuran ninguno de los candidatos vacunales cubanos ¿Quién y por qué se realizaría una excepción en este caso? ¿Ha sido cómplice, una vez más, el gobierno español para servir como receptor de personas desafectas al régimen en una costumbre oficialista de expatriaciones? En un anuncio del consulado español en la isla se aclara que hasta el 30 de noviembre no se procesan visados de corta estancia, turismo o negocios. ¿Cómo logró salir García de su vivienda en medio del férreo cerco policial con las maletas del equipaje y no ser visto?

Reportes recibidos desde La Habana, de parte de periodistas independientes con testimonios de vecinos de García, daban cuenta de que el apartamento donde reside el dramaturgo había sido sitiado por más de doscientos efectivos para impedirle salir a manifestarse, tal y como lo había estado anunciando. También informaron que los medios de prensa acreditados en Cuba habían sido obligados a permanecer a varios metros, después de que la seguridad del estado cubano sitiara la vivienda.

Los Hechos

Yunior García y su esposa Dayana Prieto, principal promotor de la marcha que estaba prevista para el pasado 15 de noviembre en Cuba, reaparecieron en extrañas circunstancias en España, 48 horas después de desaparecer de su domicilio.

En una declaración a DIARIO LAS AMÉRICAS, el activista Ramón Saúl Sánchez del movimiento Democracia aseguró que “nos hemos levantado hoy con la noticia de que Yunior García y su esposa han sido desterrados a España, por meramente haber querido manifestarse pacíficamente con una flor en la mano, caminando por las calles de su país…la dictadura vitalicia de la familia Castro y Díaz-Canel han dado otra muestra más de su intolerancia y de la necesidad de que el mundo abra sus ojos en solidaridad con el pueblo de Cuba, que lleva sufriendo estos desmanes por 63 años”.

La organización "Cuban Prisoners Defenders" ha venido denunciando un patrón represivo del régimen cubano: el destierro. En el informe "Expatriaciones forzosas masivas en Cuba", se documentan 77 casos, 35 víctimas de expatriación forzosa y 42 víctimas de amenazas de expatriación forzosa: “Intimidación, amenazas de muerte y/o prisión, golpizas, represalias contra los familiares, incentivos económicos. En varios casos el régimen les dio dinero, financiando el viaje, y les indicó dónde comprar el boleto de avión. Todo ello con un alto grado de hermetismo, típico de un régimen totalitario”.

Y si fue una especie de deportación ¿Por qué el propio Yunior no la denuncia ahora que se encuentra fuera? Muchas interrogantes que aún no quedan saldadas. ¿Está Yunior García amenazado?

Cuatro Relatores Especiales de las Naciones Unidas (Libertad de Opinión y de Expresión, Reunión Pacífica y de Asociación, Defensores de Derechos Humanos y Derechos Humanos de los Migrantes) expresaron preocupación por el "modus operandi generalizado de coacción, marcado por el uso de fuerza física, penas de prisión, allanamientos en sus viviendas, detenciones arbitrarias y amenazas de muerte, a fin de que explícitamente, dejen el país de forma definitiva".

La lucha

El periodista cubano Iván García, desde La Habana enfatiza “Hay que entender la tremenda presión que debió recibir Yunior y su familia. Lo sé porque lo he vivido en carne propia. García Aguilera sufrió detenciones arbitrarias, linchamientos verbales y amenazas. Dos días antes de la marcha cívica del 15N le dijeron que si salía a la calle lo encarcelarían en el Combinado del Este. Sin embrago, también es comprensible la decepción que han manifestado muchos compatriotas y activistas demócratas tras su salida de Cuba”.

Ante las críticas, Yunior dijo: “He leído muchas cosas dolorosas, pero no soy una máquina, lo siento, soy una persona", dijo a quienes juzgan su salida. “Tengo que sanar y ellos también sanarán, el tiempo se encargará de sellar esas heridas”.

Entretanto, asevera que el régimen de cierta forma facilitó o se hizo el de la vista gorda con su “fuga”: “Creo que ellos sabían de mi viaje y creo que dijeron: vamos a dejarlo ir, y después venderlo como victoria”, dijo García en alusión a los represores del régimen de La Habana.

García defendió el diálogo, aunque reconoce que muchos repudian esa iniciativa: “No voy a cambiar soy un pluralista. La dictadura sabe que no tiene liderazgo, que ya perdieron la batalla del pensamiento y solo vive aferrada a los golpes…Cometen un grave error en creer que el problema de Cuba se llama Yunior García, el problema de Cuba se llama Dictadura, DICTADURA"

Futuro

“En ningún momento voy a renunciar a luchar por un país mejor. Tendré que perdonarme a mí mismo por no tener el valor de convertirme en una estatua de bronce, a enfrentarme a una muerte en vida”, reconoció Yunior

Ahora ¿Cómo afecta esta decisión a la oposición interna? ¿A la sociedad civil? ¿Al exilio que se volcó en apoyo a la convocatoria en decenas de ciudades alrededor del mundo?

El jurista Fernando Almeyda, integrante de Archipiélago, asegura en declaraciones telefónicas que no sabían "absolutamente nada" de la salida de García: "Nos cogió por sorpresa" y da por hecho que el régimen intercedió de alguna forma en esta salida, "necesita a los opositores fuera".

Javier Larrondo de "Cuban Prisoners Defenders", acerca de lo que se vive por estos días en Cuba, realizó una denuncia acerca de las “11 mil personas que cumplen una media de 2 años y 10 meses de cárcel bajo el delito de “peligrosidad predelictiva” y que el trabajo debe estar enfocado a “liberarlos de ese rapto”

Saily Gonzalez, promotora de la Marcha Cívica del 15N aseguró que el compromiso de lucha y cambio de mantiene y sobre Yunior: "Es una decisión personal, es su derecho"

García en sus últimas palabras, en la conferencia de prensa, definió además a la dictadura como un régimen brutal: "La revolución no solo devoró a sus hijos. Ahora está devorando a sus nietos" y motivó a mantener la presión: "El régimen siempre usa eso contra los que tienen determinada visibilidad, tratan de generar sospechas, que la gente se cuestione por qué otros sí y tú no, por qué tú estás fuera, por qué estás libre. Eso la Seguridad [del Estado] lo hace conscientemente para generar sospecha y desconfianza", puntualizó e hizo un llamado a preocuparnos “por esos que no son públicos, por los presos políticos que no tienen un titular en los periódicos. Vamos a hacerlos visibles hoy”

Un total de 22 activistas y opositores permanecen detenidos por manifestar su deseo de participar en la Marcha Cívica por el Cambio del 15N, informó la plataforma Justica 11J. Esta cifra representa el 62.86% de los arrestados el 15 de noviembre y casi un tercio de las detenciones y hostigamientos documentados durante los primeros días de la Jornada Cívica por el Cambio convocada por el grupo Archipiélago que se extenderá hasta el 27 de noviembre.

Yoandy Castañeda
@YoandyCastaneda

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.92%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.29%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.79%
65396 votos

Las Más Leídas