MADRID.- "El diálogo en Venezuela se ha utilizado como trampa mortal a favor de la prolongación de la dictadura de Nicolás Maduro en el poder" aseguró este lunes el exalcalde Metropolitano de Caracas en el exilio, Antonio Ledezma al participar en el Conversatorio “Tiranías Populistas en Latinoamérica”, organizado por la Asociación Causa Democrática Iberoamericana, en Madrid.

Este evento se llevó a cabo en la Asociación de Prensa de la capital española, donde intervinieron otros panelistas quienes hicieron un diagnóstico sobre los regímenes totalitarios de Cuba, Bolivia y Nicaragua.

Ledezma puso de manifiesto que “en Venezuela hablar de diálogo es como nombrar al diablo en una catedral, porque Chávez y Maduro, han usado ese método, no para resolver conflictos, sino para asegurarse el control de las instituciones, profundizar la represión y agudizar la catástrofe humanitaria”.

Asomó además que la solución a este grave problema “no será a base de paliativos, tal como un simple canal humanitario, sino que es indispensable cambiar la dictadura por la libertad y retomar la democracia”. Indicó que las experiencias vividas en Venezuela hablan por sí solas, y para darle la razón a estos argumentos, recordó que entre los años 2002 y 2003 se instaló en Caracas una Mesa de Negociación y Acuerdos que contó con la participación del entonces secretario general de la OEA, César Gaviria; del Centro Cárter, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y de un grupo de países encabezados por Brasil.

-Allí -prosiguió- se acordó un referéndum que se realizó cuando a Chávez y a Jorge Rodríguez (Presidente del Consejo Nacional Electoral en ese momento) les viniera en ganas, y para eso aplicaron todo tipo de tácticas dilatorias, como aquella perversa figura de “las firmas planas”. También prometieron hacer reformas al Poder Electoral y reducir la crisis institucional puesta de manifiesto con la falta de autonomía de los poderes públicos. Nada de eso se hizo, como tampoco cumplieron la promesa de desarmar a los grupos violentos, ni tampoco castigaron a los que mataron a 19 ciudadanos en los sucesos del 11 de abril, sino que los premiaron, mientras encarcelaban al comisario Iván Simonovis y a los policías metropolitanos. Todos están privados de su libertad.

“Por otra parte los oficialistas juraron que no seguirían acosando a los medios de comunicación, y meses después asaltaron las instalaciones de RCTV y la sacaron del aire”. Indicó Ledezma que “Maduro trata de repetir la dosis engañosa del diálogo para prorrogarse en el poder, cuando es declarado por todo el mundo como ilegítimo por carecer de legitimidad de origen y desempeño”. “Por eso quiere que reincidamos en el error del 10 de abril del año 2014, que tal como lo dijo en esa ocasión monseñor Diego Padrón, Maduro montó una trampa para “desmovilizar al pueblo que había tomado las calles protestando contra la escasez de alimentos y medicinas, la inseguridad y la persecución política en el país”.

-Ese mismo error -prosiguió- se reprodujo con el diálogo de República Dominicana, donde los mediadores estaban de antemano comprometidos con Maduro, y por eso cerraron la vía al referéndum revocatorio, no respetaron las potestades de la Asamblea Nacional, sino que montaron el mamotreto de la Constituyente. Tampoco liberaron a los presos políticos, sino que pasamos de 72 a más de 600 presos políticos, muchos de los cuales siguen tras las rejas. Y con respecto a la presentación de un calendario de elecciones libres, terminaron haciendo fraudes con elecciones chimbas”.

Ledezma dijo que la oposición coincidió en aprobar la declaración del abandono del cargo de la Presidencia de la República en enero del año pasado, y también con 105 votos de diputados respaldaron en la Asamblea Nacional el juicio a Maduro en el TSJ legítimo que sesiona forzosamente en el exilio. Han respaldado la aplicación de sanciones personalizadas contra funcionarios corruptos, y han pedido a los gobiernos del mundo que auspicien las incidencias que se tramitan en la Corte Penal Internacional contra los responsables de crímenes de lesa humanidad”.

Para el exalcalde en el exilio, “lo que debe hacer la comunidad internacional es profundizar las medidas para acorralar a esa tiranía que mantiene secuestrada a la población venezolana; muchos han tenido que salir desesperados del territorio nacional creando una alarmante diáspora que no se va a resolver con ayudas, -que son necesarias y útiles- pero debemos entender que la verdadera solución a la causa de esa caudalosa migración, está en liberar a Venezuela de la dictadura de Maduro.

En este Conversatorio participaron varias personalidades, entre ellas Fernando Maura, portavoz en el Congreso de Diputados de España, por Ciudadanos; Cayetana Álvarez periodista de Madrid; Regis Iglesias portavoz del Movimiento por la Liberación de Cuba; Hugo Carvajal, ex ministro de Bolivia; Mayling Duarte, periodista y activista por la liberación de Nicaragua. También intervino el Secretario General de la Causa R en el exilio, José Ignacio “Chato” Guédez. El foro contó con una masiva asistencia.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas