CARACAS. - Cada día la precarización de Venezuela avanza. No obstante, Nicolás Maduro se afianza en el poder y pretende vender la ilusión de una recuperación económica.

Maduro ha venido recurriendo a todas las herramientas que ofrece el libre mercado para tratar de conservar el control del país, esto a pesar de que la llamada revolución bolivariana se marcó como norte, liberar al país del capitalismo.

Te puede interesar

Cuatro años consecutivos con hiperinflación han liquidado prácticamente al bolívar, mientras el efectivo apenas sirve para pagar el -subsidiado- transporte público.

Según estudios de la firma Ecoanalítica, dos tercios de todas las transacciones financieras en Venezuela se realizan en moneda extranjera, principalmente el dólar, una realidad que Maduro describe como “una válvula de escape” momentánea.

Según Maduro, el dólar desaparecerá paulatinamente de las calles dando paso a una economía 100% digital”.

Una promesa muy sencilla de cumplir, pero que esconde una amenaza. Desde la perspectiva del economista Luis Oliveros “hablar de digitalizar la economía venezolana esconde en primer lugar una próxima reconversión de la moneda, pero también la intención del gobierno de no adquirir muchos billetes en efectivo, ante los constantes fracasos en mantener el valor del bolívar.

Según Oliveros “invertir nuevamente en efectivo ante una reconversión en un país en hiperinflación y del cual se esperan tasas de inflación promedios mensuales de 20%-25%, no parece una buena forma de gastar los escasos recursos en divisas del Estado”.

Desde su perspectiva “la economía venezolana está bastante digitalizada (…) si se quitan los pagos al transporte público, alguna propina o pago de peajes en una carretera venezolana, los pagos en efectivo en Venezuela están bastante disminuidos, casi que diríamos en vías de extinción. Si el gobierno logra resolver el tema de los pagos en el transporte público, pudiéramos pensar que esta economía estaría bastante cercana a la digitalización. Por lo tanto, prometer una digitalización en la Venezuela actual, parece algo bastante factible de lograr”.

A pesar de que prescindir del efectivo puede resultar sencillo para Maduro, las perspectivas económicas de 2021 no son alentadoras. Lo de Venezuela podríamos definirlo como tragedia -explica Oliveros en un informe de análisis de entorno- esto porque en esos 7 años hemos sido testigos de una reducción de entre 75% y 80% del tamaño de la economía (con respecto a lo alcanzado en el año 2013, último año donde hubo crecimiento económico). No tenemos cifras oficiales con respecto al comportamiento del PIB en 2019 y 2020 (BCV sólo publicó hasta el primer trimestre del 2019), sin embargo, estimamos caídas de 35% y

30% respectivamente. Bajo estos supuestos, la economía de finales del año 2020 sería un 77% más pequeña que la del año 2013”.

Oliveros recuerda que esta “es la caída del PIB más fuerte que haya experimentado Venezuela en su historia. No solo de años seguidos cayendo su PIB sino también en pérdida de actividad económica”.

Según su análisis, si la economía venezolana lograra crecer 3% sostenido a partir de 2021, para el año 2070 llegaríamos a alcanzar la economía que teníamos en 2013”.

Credit Suisse proyecta un leve crecimiento

Según el análisis de las economías emergentes de la banca de inversión Credit Suisse, considera que en el caso de Venezuela se puede esperar un crecimiento de 3% para los próximos 2 años, sin embargo, también una inflación anual de 590% y de 311% en 2022 (17,5% y 12,5% promedio mensual respectivamente).

No obstante, aclara, este supuesto crecimiento no será generado por la economía petrolera. La banca de inversión proyecta que sea la economía no petrolera lo que pueda propiciar un incremento del PIB. Sostienen que la economía venezolana (la cual según sus cálculos cayó 25% en 2020) ya habría llegado a un nivel tan bajo, que prácticamente estaríamos en presencia de un efecto rebote”.

Cuentas en dólares, convertibles a bolívares

Otro de los anuncios de Maduro para 2021 fue la autorización de que los venezolanos puedan abrir cuentas en dólares y realizar pagos de servicios a través de estas cuentas.

Según el economista Leonardo Vera el esquema funcionará de esta manera:

“Supongamos que usted va al banco y deposita 100 dólares en efectivo. El banco le da una tarjeta (o habilita la que tiene) para que usted pueda girar sobre esos recursos. Inmediatamente va al mercado y gasta 160 millones de bolívares. El supermercado recibe de su banco 160 millones de bolívares (…) Usted ya no tiene nada en el banco porque al tipo de cambio vigente se gastó los 100 dólares. El banco ha quedado con un déficit de caja en bolívares, pero va al Banco Central con los dólares en efectivo que usted originalmente depositó y los vende”.

Esta venta “seguramente será obligatoria -explica Vera- El banco privado recibe los 160 millones de bolívares del Banco Central (cierra su déficit) y el Banco Central se queda a cambio con los 100 dólares en efectivo.

¿Qué puede hacer el Banco Central con esos 100 dólares? Vera sostiene que si estuviéramos hablando de una institución dirigida por gente responsable, pues una opción estabilizadora sería aprovechar esos recursos para ir creando un mercado cambiario más profundo. El Central entraría al mercado como un operador más con cierta musculatura (…) Podría vender a los bancos en un mercado al mayor y de esa forma tratar de hacer alguna política cambiaria, con metas y trayectorias, que ayude a evitar la sobrevaluación y bajar el ritmo inflacionario, aunque se requiere mucho más en materia de políticas para la estabilización”.

Sin embargo, “lo que vemos -explica Vera- es un Banco Central que ni se dirige al país, ni a la Asamblea Nacional. Vemos un instituto que ni reportes de la economía elabora. Por años ha secuestrado la información de la economía venezolana y hay serias sospechas de que ha intentado incluso manipularla (…) Así que, con la oscuridad que gobierna en esa institución, lo más probable es que no sepamos el destino que habrán de tomar los 100 dólares de usted y los millones de dólares de personas que como usted pagan (con impuestos e inflación) el sueldo de esos funcionarios”.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.21%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 31.44%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.36%
20203 votos

Las Más Leídas