viernes 12  de  abril 2024
FINANCIACIÓN CUESTIONABLE

Maduro y Correa dieron 1,7 millones para la formación de Podemos

MADRID.- La inyección de recursos económicos fue realizada al recién creado Podemos, una organización de izquierda que en sólo un año de actividad se posicionó como el primer partido en España con intención directa de votos. 

MADRID.- REDACCIÓN

Podemos, la formación política del polémico Pablo Iglesias, abrió un proceso de inscripción de militantes tras su formación y en ese tiempo reunió más de 100.000 miembros. Actualmente, cuenta ya con 200.000 personas en sus filas, una cifra que lo ubica en el segundo partido más importante según el número de afiliados en España. 

Las hazañas no termina ahí.  Cuando la organización tenía apenas cuatro meses de fundada, participó exitosamente en las elecciones europeas de 2014 alcanzando cinco de los 54 escaños disponibles. Es decir obtuvo el 7,98 % de los votos, posicionándose así como el cuarto partido más votado de España. 

Fondos cuestionables

¿Cómo se financió Podemos para que en tan poco tiempo haya alcanzado este éxito? La respuesta puede estar en la inyección de grandes cantidades de dinero provenientes de los Gobiernos de Nicolás Maduro (Venezuela) y Rafael Correa (Ecuador). Según reveló este viernes el diario español El Economista, los dos principales líderes de esta organización de izquierda habrían recibido cerca de 1,5 millones de euros  (1,7 millones de dólares) desde 2013, momento en que se preparaba el lanzamiento del partido a través de los buenos oficios de la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales, mejor conocida como Ceps. Tanto Pablo Iglesias Turrión como Íñigo Errejón (número dos del partido) administraban dicha fundación.

La denuncia del medio digital no queda allí. Al parecer, entre 2002 y 2012, los gobiernos de Hugo Chávez y Rafael Correa pagaron además 3,7 millones de euros al Ceps organización sin fines de lucro ligada a Podemos.

Cuentas claras… y oscuras

El historial del movimiento económico del partido Podemos inicia el 18 de diciembre de 2013, cuando Errejón firmó en calidad de secretario del Ceps el Plan de Actuación de la fundación que dio vida a la organización política. Todos los convenios presentados estaban financiados principalmente por Venezuela y Ecuador. Sólo una mínima cantidad de recursos provenía de España. 

Por otra parte, al margen de las actividades de la Ceps, Íñigo Errejón también aparece como un enlace entre el Gobierno de Venezuela y otra fundación denominada “GIS XXI”, la cual se dedica al estudio y promoción del chavismo por lo que recibió otra financiación de 105.800 euros. Y por si fueran pocas estas fuentes de dinero, Errejón también fungía como miembro del consejo editorial de la revista Toparquía, uno de los medios de comunicación de la organización chavista. En pocas palabras, los régimenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro han invertido miles de euros en impulsar la carrera política en España de un líder de izquierda y su movimiento político. 

Presupuesto 2014

Los convenios expuestos por Íñigo Errejón para las actividades del Ceps habrían ascendido a un total de 780.000 euros, incluyendo la inversión ecuatoriana.

Uno de los contratos más llamativo es el firmado con el Ministerio del despacho de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela por 296.000 euros. La actividad contemplaba el traslado de tres personas al país sudamericano para supervisar diferentes contenidos técnicos en estudios sobre cambios, procesos y conflictos sociales. 

Lo curioso radica en que, paralelamente, hay también dos contratos con GIS XXI. El primero, por importe de 61.800 euros, debía cumplir exactamente con el mismo requisito que se contempló en el convenio firmado con la Presidencia de Venezuela: estudios sobre cambios, procesos y conflictos sociales. El segundo - por 44.000 euros - establece nuevamente el mismo objetivo pero incluye, a su vez, la organización de un seminario sobre temáticas propias de la fundación Ceps, cuyo contenido estaba aún en el aire a finales de 2013.

Libre de impuestos

La Fundación Ceps tuvo unos ingresos en 2013 de 798.049 euros. Sin embargo, estaba exento del pago de impuestos debido a que a su actividad no era, en principio, mercantil. Por eso, en las cuentas anuales, la base imponible es de cero.

Otros medios en línea, dedicados a la investigación periodística como Periodista Digital, han señalado que “con menos de un año de vida como partido, Podemos se ha convertido en un excelente negocio. Los intereses privados han enraizado en las arcas de esta formación”. Este medio de comunicación también hace un balance detallado de las actividades económicas que han dado a la agrupación de izquierda la holgura necesaria para alcanzar en poco tiempo su posicionamiento en las preferencias del electorado.

La manera como han encontrado sus recursos entra en contradicción con los postulados esgrimidos por la misma organización en su página web y en sus redes sociales. En su sitio en internet, por ejemplo, Podemos señala “La corrupción es una pandemia que amenaza la supervivencia de la democracia”. 

Sería interesante preguntarse si la financiación que les ha suministrado los gobiernos de Venezuela y Ecuador son producto de esa corrupción de la que hablan.

Negación

Autoridades de la agrupación rechazan las acusaciones de financiación ilegal vertidas desde otras fuerzas y advierten que utilizarán el crowdfunding (donaciones por internet) para sufragar la carrera de sus candidatos a las elecciones regionales.

En este sentido, se conoció que  Podemos recaudó a través del crowdfunding 100.000 euros en apenas 24 horas para financiar su campaña de cara a las elecciones de Andalucía el próximo 22 de marzo. El partido ha dicho que replicará este método de financiación para sufragar los gastos de campaña de las elecciones regionales del 24 de mayo. 

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar