BUENOS AIRES.- Miles de personas marchan en distintos puntos de Argentina para exigir al Gobierno empleo digno y genuino y rechazar el acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en el día de San Cayetano, patrón del pan y del trabajo, por el que también se celebran numerosos actos religiosos.

Desde medianoche, la iglesia dedicada al santo en el barrio porteño de Liniers comenzó a recibir a fieles que, como cada 7 de agosto, realizaron sus plegarias ante la imagen de este sacerdote italiano canonizado en 1671 y conocido por su amor a los pobres.

En la misa central, el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, se refirió al aborto, a un día de que el Senado debata un proyecto para despenalizarlo que ya fue aprobado por la Cámara de Diputados, y aseguró que los cristianos elevan la voz "de los que no pueden hablar" y defienden "las dos vidas: la de la madre y la del bebé".

"Sabemos que detrás de la incomprensible palabra de interrupción (voluntaria del embarazo) no hay nada más", dijo antes de dirigirse a los legisladores de Argentina para pedirles que "no interrumpan la honrosa tradición de legislar para el bien común" y actúen "a favor de la cultura de la vida, protegiendo a los más débiles e indefensos".

Asimismo, se refirió al "verdadero problema argentino", que a su juicio, son los pobres, "los que suman casi la tercera parte de la población y siguen esperando".

A lo largo del día, el santuario celebrará numerosas misas en las que se espera la asistencia de cientos de feligreses que pedirán al santo italiano un empleo para ellos y sus allegados o le agradecerán haber logrado uno.

Paralelamente, en Buenos Aires y otras ciudades del país organizaciones sociales y sindicatos saldrán a la calle para reclamar "pan, paz, tierra, techo y trabajo".

"Entendemos que el trabajo dignifica mucho más si podés llevar el pan a tu casa", por eso "solicitamos y exigimos fuentes laborales no precarizadas", señaló en declaraciones a Efe Karina Villagra, militante de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) en la norteña provincia de Salta.

Para ella, la situación laboral en Argentina "es pésima" y el Gobierno de Mauricio Macri es un "caos" que clausura empresas, termina con fuentes de trabajo y, además, persigue el trabajo ambulante, lo que ha conseguido "empujar más a la gente a la calle en señal de protesta".

"No nos sentimos representados: es un Gobierno hecho para unos pocos, sobre todo si son amigos y extranjeros que vienen, invierten y se llevan el dinero. Por eso no hay fuentes de trabajo genuina", criticó la integrante de la CCC, que se movilizará junto a otras organizaciones populares como Barrios de Pie, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y el Movimiento Evita.

A su juicio, Macri "vino a reprimir y a ajustar a los más pobres", una situación que cree que se va a recrudecer con el reciente préstamo de 50.000 millones de dólares otorgado por el FMI al país austral, un acuerdo que también rechazan las asociaciones en las multitudinarias marchas de este martes.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas