CIUDAD DE MÉXICO.- Más de 330 personas siguen hospitalizadas, 44 en estado grave, después de los dos terremotos que causaron grandes daños en septiembre en México y que dejaron en total unos 460 muertos, informó este lunes el Ministerio de Salud mexicano.

Los hospitales públicos que dependen del Ministerio de Salud han atendido a cerca de 7.300 personas como consecuencia de los sismos de 8,2 y 7,1 de magnitud, que se registraron el 7 y 19 de septiembre, en el centro y sur del país.

Los terremotos destruyeron unas 150.000 viviendas, además de escuelas y hospitales, incluidos varios centros de salud en la capital mexicana y en los estados de Morelos y Puebla.

Pese a ello, "se tiene capacidad para atender las necesidades derivadas de la contingencia", informó el Ministerio de Salud.

También se ha brindado atención psicológica a unas 25.000 personas afectadas por los sismos. Además de las víctimas directas, muchas personas están experimentando estrés y ansiedad.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario