LA HABANA.- Más de un millón de personas en Cuba viven con diabetes, enfermedad que se clasifica como la octava causa de muerte en el país caribeño, informó hoy el Ministerio de Salud Pública de la isla a través de medios estatales.

No obstante, solo están oficialmente registrados alrededor de 700.000 diabéticos en la isla, un número inferior al real, por lo que los expertos advierten que es "esencial" avanzar en el diagnóstico de este padecimiento, según el Anuario Estadístico de Salud del año 2017, citado por el periódico estatal Granma.

El informe señala que la prevalencia de este padecimiento se ha duplicado con respecto a hace una década y precisa que más del 55% de las personas que fallecen a causa de la diabetes son menores de 75 años y no alcanzan la esperanza de vida promedio en Cuba.

En todo caso, la mortalidad debido a esta enfermedad en los últimos años se ha mantenido estable en unos 20 fallecidos por 100.000 habitantes por esta causa directa.

La publicación considera que el incremento vertiginoso de la prevalencia de diabetes y los efectos que provoca en las personas que la padecen -principalmente cambio de hábitos y costo económico a la familia, al sistema de salud y a la sociedad- convierten la diabetes en un serio problema.

Aunque en Cuba aún no ha concluido el registro nacional de enfermos de diabetes, se estima que hay alrededor de 1.000 niños y jóvenes de menos de 15 años que la padecen, y especialistas del Instituto Nacional de Endocrinología han observado una mayor incidencia en menores de 5 años.

La III Encuesta Nacional de Factores de Riesgo realizada en el año 2010 indicó que más del 40,4% de la población cubana de 15 años y más no realiza actividad física suficiente y el sobrepeso, que incluye la obesidad, representa un 43,8%, lo que está relacionado con hábitos no saludables de alimentación.

El artículo sobre la diabetes en Granma, que ocupa toda la contraportada de este lunes en el diario, señala como principales factores de riesgo para la diabetes la edad, herencia y genética, el estrés, el sedentarismo, la hipertensión y el colesterol alto, y cita algunas medidas para prevenir la enfermedad.

Asimismo, advierte que la diabetes puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, ojos, riñones y nervios, causar infarto de miocardio y accidente cerebrovascular, neuropatía, insuficiencia renal, disfunción sexual, ceguera y úlceras de los pies, infección que puede ocasionar una amputación.

Resalta que las úlceras del pie diabético se tratan con éxito en Cuba con el medicamento de producción local Heberprot-P, con lo que se han evitado unas 13.000 amputaciones.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas