sábado 23  de  septiembre 2023
MIGRACIÓN VENEZOLANA

Ministro chileno admite responsabilidad del gobierno en crisis migratoria

La fiscal Jocelyn Pacheco anunció que se ha abierto una causa penal "por los delitos de incendio y daños" tras los incidentes con migrantes venezolanos

MADRID.- El ministro Secretario General de la Presidencia de Chile, Juan José Ossa, reconoció que el gobierno es "el principal responsable" de la crisis migratoria que vive el país y que el sábado llevó a la quema de pertenencias de migrantes venezolanos acampados en la localidad de Iquique durante una protesta contra la migración ilegal.

En una entrevista en Radio Cooperativa, Ossa defendió que se trata de un asunto "complejo", si bien afirmó que "el presidente (Sebastián) Piñera ha cumplido cabalmente con ordenar el tema de la migración". En concreto, se ha regularizado "a más de 350.000 personas que habían ingresado en los años anteriores".

"En el Gobierno anterior realmente no se tomó tanta conciencia de la relevancia del fenómeno migratorio",criticó el ministro, para reseñar que la Administración de Piñera ha impulsado la Ley de Migraciones, que "vino a instaurar un régimen más moderno, que permite recibir a los migrantes y al mismo tiempo poder ordenar la casa".

No obstante, la situación actual "es sumamente compleja, sumamente dolorosa" y la tiene que solucionar el gobierno, pero no solo, sino con otros actores. "Pero somos los principales responsables", remarcó en este sentido Ossa, que en referencia a los hechos del sábado en un campamento de migrantes en el norte del país, se mostró "entristecido".

"Me duele mucho el corazón, me da una pena gigantesca, ya sea el caso de migrantes, de personas que están en un campamento, sea el caso de cualquier persona que está especialmente necesitada", detalló el ministro, que insistió en que "es la primera vez que ocurre en Chile" y "obviamente" no quieren que sea la imagen internacional del país.

La fiscal Jocelyn Pacheco anunció que se ha abierto una causa penal "por los delitos de incendio y daños" tras los incidentes del sábado.

Además, Pacheco precisó que "al momento de tomar contacto con las víctimas se ha podido determinar que hay al menos 16 personas afectadas, tres hombres, un menor de edad y 13 mujeres". La Fiscalía ordenó también medidas de protección para los migrantes, que podrán ser trasladados hasta Santiago.

En el marco de la investigación, se solicitó también a la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) que recabe los vídeos de seguridad de las cámaras municipales para identificar a los que participaron en la marcha y en la quema de objetos de los migrantes.

Varias decenas de personas salieron el sábado a las calles de la localidad de Iquique para protestar contra la migración ilegal, en medio de la crisis migratoria que sufre Chile, y quemaron las pertenencias de los migrantes venezolanos, entre las que se encontraban carritos de bebé, por ejemplo.

La colectividad venezolana es la más numerosa en Chile, con más de 400.000 personas, aunque se estima una cifra mucho mayor ante el aumento de ingresos por pasos clandestinos desde 2020, cuando Chile cerró sus fronteras por la pandemia, informó El Comercio.

Los ingresos de personas a Chile por pasos clandestinos suman 23.673 hasta julio, casi 7.000 más que en todo el año pasado, según el informe del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) del mes de septiembre.

CIDH pide respeto para migrantes venezolanos

A raíz de los sucesos violentos originados en el norte de Chile contra los migrantes venezolanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) exigió al gobierno de Chile adoptar medidas urgentes para eliminar prácticas de xenofobias.

“La CIDH urge a Chile observar los principios que rigen el uso e la fuerza. Ello, a la luz del Principio de No Discriminación y de su Resolución 4/19.4”, pidió a través de su cuenta Twitter, reseñó el Centro de Comunicación Nacional.

El organismo condenó el desalojo violento y masivo de los migrantes que se llevó acabo en la Plaza Brasil de Iquique, el pasado viernes 24 de septiembre, donde se encontraban familias enteras con niños y adultos mayores.

Por otra parte, la CIDH expresó su preocupación por la creciente violencia que suscitó en el lugar, donde habitantes prendieron fuego a las carpas y pertenencias de las familias venezolanas, sin que la policía y otros organismos de seguridad intervinieran para impedir los hechos.

“Se recuerda que el uso de la fuerza por agentes estatales debe regirse por principios de finalidad legítima, absoluta necesidad, proporcionalidad y progresividad; y que el Estado debe actuar para prevenir y eliminar cualquier acto discriminatorio”, acotó a través de su cuenta Twitter.

FUENTE: Con información de AFP / Centro de Información Nacional

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar