BUENOS AIRES.- Un niño de un año y medio falleció ahogado en su casa de la localidad de Nogoyá, en el norte de Argentina, como consecuencia de las inundaciones que afectan a la zona, informaron a Efe fuentes policiales.

El suceso ocurrió en la noche de este miércoles. La pareja de la madre del bebé acudió a la habitación del niño y lo encontró flotando, entre la pared y la cuna.

En el domicilio habían ingresado alrededor de 20 centímetros de agua por la crecida del arroyo Nogoyá (norteña provincia de Entre Ríos), que se desbordó por las intensas lluvias de los últimos días.

Según explicó a Efe el jefe policial del departamento de Nogoyá, Eduardo Stopello, el pequeño fue llevado de madrugada a un hospital cercano con la ayuda de un vecino, pero no lograron restablecerlo.

El comisario subrayó que como a muchas familias de la zona, a lo largo del miércoles, antes de lo ocurrido, se había instado a la pareja a abandonar su casa por su seguridad, pero según agregó, esta se negó a hacerlo.

La madre del niño se encuentra actualmente embarazada de cuatro meses.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario