CIUDAD DE MÉXICO — Las fuerzas de seguridad de México explicaron que tenían al hijo del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán fuera de una casa, arrodillado contra una pared, antes de que se vieran obligadas a retirarse y dejarlo libre, luego de que sus hombres armados desataron el caos en la ciudad de Culiacán, en el occidente del país.

El secretario de Defensa de México, Luis Cresencio Sandoval, mostró el miércoles el video del operativo fallido para arrestar a Ovidio Guzmán López el 17 de octubre, un incidente que humilló al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Te puede interesar

En el video grabado por los soldados, Guzmán sale de la casa con las manos en alto. Las fuerzas militares le ordenan que ponga fin a los ataques en la ciudad, capital del estado de Sinaloa.

Llamó a su hermano Archivaldo Iván Guzmán Salazar y le dijo que frenara el caos.

Archivaldo respondió que no y gritó amenazas contra las fuerzas militares y sus familias. Los ataques continuaron y ocho minutos después se reportaron los primeros soldados heridos.

Finalmente, las fuerzas de seguridad se retiraron para evitar un mayor derramamiento de sangre. Trece personas fallecieron en los incidentes ocurridos en la capital estatal.

El secretario de Seguridad Pública de México, Alfonso Durazo, dijo que el operativo fallido para detener al hijo de Guzmán fue una “acción precipitada” que merece críticas, pero añadió que la estrategia de seguridad del gobierno es sólida.

Los críticos alegaron que el gobierno debería haber anticipado una reacción abrumadora por parte del cártel de Sinaloa y que al retirarse básicamente dieron a los cárteles señales sobre cómo evitar ser detenidos.

Durazo describió la acción como un “tropiezo táctico”, pero señaló que no invalida la estrategia de seguridad.

En tanto, Sandoval dijo que había una orden de arresto para Ovidio Guzmán basada en una petición de extradición del 13 de septiembre por parte de Estados Unidos.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas