MANAGUA- Tras largas horas de espera y filas de más de un kilómetro, miles de nicaragüenses mayores de 30 años comenzaron este lunes a ser vacunados contra el COVID-19, en un país donde no hubo cuarentena y los contagios han repuntado en los últimos días.

"Tengo 34 años. La meta es tratar de evitar enfermarse. Ya perdí amigos entre la edad de los 30 y los 32 por el COVID19, y yo que soy papá (..) no quiero que me pase lo mismo", dijo a la AFP Luis Hernández, mientras esperaba su turno para ingresar a un centro de vacunación en el hospital Manolo Morales de Managua.

Te puede interesar

Nicaragua arrancó este lunes a vacunar a personas mayores de 30 años con la dosis de AstraZeneca, que recibió mediante el mecanismo covax de la OMS, tras inmunizar meses antes a los mayores de 45 años y enfermos crónicos.

Las filas empezaron desde el domingo y cientos se sumaron durante la madrugada del lunes. En el transcurso del día, se formaron tumultuosas hileras de más de diez cuadras en las que los residentes esperaban con paciencia bajo el sol y la lluvia del Caribe.

Grandes aglomeraciones se formaron frente a los centros de vacunación. Mientras aguardaban con resignación sus turnos, vendedores ambulantes les ofrecían paliar el hambre con refrescos, gaseosas, golosinas o panes con salchicha.

Hasta el "último de la fila"

El régimen de Ortega planea inmunizar en octubre al 32% de la población mayor de 30 años, calcula son 2,8 millones de personas.

Para asegurar el proceso, el dictador de Daniel Ortega anunció que adquirió 800.000 dosis de las rusas Sputnik Light, las que llegarán en los próximos días.

Varios centros comenzaron a atender al público a las cuatro de la mañana a causa de las largas filas.

"Gracias a Dios la orden que hay, dicen, es que hasta que se vacune la última persona no dejarán de vacunar, no importa la hora que sea, pero hasta que se vaya el último de la fila", celebró Pérez, a quien aún le faltaba algunas horas de cola para recibir su dosis.

Nicaragua, con 6,5 millones de habitantes, registra, según cifras oficiales de la dictadura, 13.206 casos de COVID acumulados desde abril del 2020, y 201 muertos.

Pero estas cifras son cuestionadas por la red de médicos independientes del Observatorio Ciudadano, que reportó 26.252 casos sospechosos y unos 4.800 fallecidos con síntomas asociados al COVID-19.

El 18 de septiembre advirtió de un peligroso "pico pandémico" y aseguró que en esta nueva ola de contagios, la mitad de los casos sospechosos analizados se presentan en personas de 20 a 49 años.

A diferencia de otras naciones de la región, Nicaragua nunca decretó cuarentenas para contener el virus. Por el contrario, ha promovido actividades recreativas que empujaron a miles, sobre todo a los jóvenes, a relajarse y salir a fiestas.

FUENTE: AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42.01%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.38%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.6%
54311 votos

Las Más Leídas