Un artíiculo de Jorge Enrique Rodríguez para DIARIO DE CUBA, analiza y expone las intenciones del castrismo con la estrategia de, en coordinación con Daniel Ortega liberar el visado a los cubanos para Nicaragua. Reproducimos el texto:

El comunicado del Ministerio de Gobernación de Nicaragua, que el pasado 22 de noviembre anunció el libre visado para todos los cubanos que quieran viajar a este país, provocó una avalancha de ciudadanos ante las oficinas de la aerolínea Copa Airlines, ubicada en el Centro de Negocios Miramar, La Habana, en busca de reservas de vuelo con destino al país centroamericano.

Te puede interesar

Una empleada consultada en las oficinas de Copa Airlines confirmó a DIARIO DE CUBA que la concurrencia de centenares de personas en busca de reservas de vuelo hacia Nicaragua es inédita, "y es muy probable que la situación se comporte de forma similar durante las próximas semanas, porque la demanda es mayor que la disponibilidad de vuelos directos en el corto o mediano plazo", añadió la fuente, con más de cinco años de trabajo en esas oficinas.

El miércoles circularon en redes sociales imágenes de aglomeraciones en el Centro de Negocios de Miramar. En la tarde de este jueves —quinto aniversario de la muerte de Fidel Castro— la mayoría de las oficinas estaban cerradas y había un claro despliegue de agentes de la policía política. Dos empleados de seguridad del Centro de Negocios impidieron a un corresponsal de la agencia EFE filmar en el lugar, comprobó DIARIO DE CUBA.

La habanera Verónica Montoya, quien el pasado miércoles estuvo cerca de cinco horas en la cola intentando infructuosamente asegurar una reserva de vuelo, afirmó que la mayoría de los cubanos —tras el anuncio de lo que muchos coincidieron en calificar como "otra válvula de escape" instrumentada bilateralmente entre los regímenes de Cuba y Nicaragua— están "desesperados por abandonar un país que cada se torna más hostil para cualquiera".

"No escuché entre las decenas que estábamos a más de cinco personas decir que quieren coger el primer avión por algún plan comercial que implique regresar a a Cuba intentar prosperar con un negocio particular. Eso sería llamarse a engaño. Después del 11 de julio este Gobierno demostró que le pasará por arriba no solo a los opositores o a la gente de los derechos humanos, está dispuesto a mantenerse a cualquier precio, así sea encarcelando a niños y adolescentes", fustigó Montoya.

De quienes estaban en la cola, apenas media docena respondieron que la opción de libre visado a Nicaragua era una bendición para sus negocios, ya sean como mulas o dueños de emprendimientos privados.

La decisión nicaragüense llega en medio de un ambiente caldeado y sin precedentes en la Isla tras las protestas del 11 de julio y convocatoria de la Marcha Cívica por el Cambio en Cuba para el pasado 15 de noviembre.

El Ministerio de Gobernación de Nicaragua dijo en la nota de prensa firmada por su viceministro, Luis Cañas, que el eximir a los ciudadanos cubanos de tramitar un visado para ingresar al país obedece a "la cantidad de solicitudes de hermanos ciudadanos cubanos con familiares en Nicaragua y con el fin de promover el intercambio comercial, el turismo y la relación familiar humanitaria".

Sin embargo, muchos cubanos creen que la decisión del régimen de Daniel Ortega responde en realidad a un acuerdo con su aliado cubano para facilitar una válvula de escape que alivie la tensión en la Isla. De ser así, en los próximos meses podría ocurrir una nueva crisis migratoria de cubanos que utilicen como puente a Nicaragua para tratar de llegar a Estados Unidos.

Padre de tres menores y un adolescente, Santiago Collazo, residente en Matanzas, no pudo gestionar una reserva de vuelo asequible a su presupuesto en la agencia Copa Airlines.

"No voy a desistir, como si tengo que acampar tres meses aquí en La Habana, pero yo no regreso a Matanzas sin un pasaje de avión para Nicaragua o para cualquier país que no pida visado", dijo Collazo, quien administraba hasta hace seis meses una cafetería privada.

"Todo lo que ofertaba tenía que conseguirlo en las tiendas MLC (Moneda Libremente Convertible) y, por alterar los precios para poder al menos recuperar lo invertido, me impusieron dos multas de 8.000 pesos en un mes y medio", relató.

"La situación de Cuba —confieso que por primera vez lo reconozco— no tiene vuelta atrás y me niego a que mis hijos crezcan aquí. Sí, me voy a Nicaragua a intentar establecer cualquier negocio, pero no para regresar a Cuba, sino para sacar a mis hijos y esposa. Ya es demasiado, ni siquiera puedes dar un like en las redes sociales o hacer un comentario de nada que no sea lo que digan Granma o la Mesa Redonda", criticó Collazo, refiriéndose a un vecino suyo que fue interrogado por la policía política de Cárdenas por comentar contenidos relacionados con el 15N.

Además de la tensa situación que se vive en la Isla tras los sucesos del 11J y el 15N —con un aumento de la intimidación, la represión policial violenta y las peticiones fiscales excesivas contra manifestantes pacíficos—, Cuba atraviesa el peor momento en décadas, con una escasez de alimentos, medicamentos y otros productos básicos que las maromas económicas del régimen no logran solucionar.

"Lo único nuevo aquí es la inmensa cantidad de cubanos que estamos gritando 'sálvese quien pueda' por coger un avión, porque la represión del Gobierno aumentó por las protestas. Ya en otras ocasiones Panamá y Nicaragua propiciaron la estampida de los cubanos", dijo Rosa del Carmen Toledo, licenciada en Contabilidad.

"En 2018 Panamá permitió a los cuentapropistas cubanos coger una bocanada de aire, cuando por 20 dólares otorgaban una Tarjeta de Turismo para una estadía de 30 días. Mi esposo trabajaba por la izquierda en un restaurante privado y el dueño le propuso que fuera él a Panamá, así que le gestionó una licencia. Fue así que se convirtió en mula y pudimos arrancar nosotros con un negocito aparte, de compra venta de ropas y zapatos", recordó Toledo.

"La verdad es que nos fue muy bien, pero todo se paralizó con la pandemia. Teníamos la esperanza de recomenzar cuando abrieran las fronteras, pero la represión aquí es contra todo el mundo, seas contrarrevolucionario o no, tengas la edad que tengas. Ni por todo el dinero del mundo nos quedamos en Cuba. El plan es irnos los cuatro: él, nuestros dos hijos y yo", añadió.

Bajo el Decreto 613 de 2018 el Servicio Nacional de Migración panameño facilitó, con la finalidad de promover el turismo de compras de ciudadanos cubanos, la llamada Tarjeta de Turismo para trabajadores privados que tuviesen carné de cuentapropista o certificado de creadores (artesanos), y que hubieran viajado anteriormente a Panamá o a un tercer país. Ese mismo año, Panamá aprobó, mediante el Decreto Ejecutivo 611, aumentar las visas de entradas múltiples por un término de cinco años a ciudadanos cubanos y de otros cuatro países.

Miles de cubanos aprovecharon entonces esa oportunidad para viajar al país centroamericano a comprar mercancías para luego revenderlas en la Isla.

"Pero obtener una reserva de vuelo para Nicaragua no va a ser nada fácil. Yo creí, cuando estaba a tres cuadras del Centro de Negocio que era otra manifestación. Recé porque no fuera la cola para reservar vuelos en Copa Airlines, pero los Orishas no me escucharon", dijo Edwin Zaldívar, trabajador de Comercio Interior desde hace 20 años y quien reside en San Luis, Pinar del Río.

"Cuba entera huyendo para Nicaragua, que nunca ha sido un país que ofrezca mucha prosperidad, y allí la cosa política tampoco está muy bien que digamos. Pero yo me voy para cualquier lugar del mundo que me aleje de la locura que en Cuba se vive por un Gobierno caprichoso", agregó Zaldívar.

"Desde el lío del 11J no he escuchado un solo cubano entusiasmado con la Revolución ni con la continuidad, y esa gente allá arriba no dan el brazo a torcer. Tampoco he escuchado a nadie decir que va de mula para regresar a Cuba. Sí hay muchos diciendo que van para arriba, para la Yuma", aseguró.

"Si no hay reservas en las próximas dos semanas, vendo la motorina y completo para un pasaje con escala, que están carísimos, más de 2.500 dólares, pero algo te aseguro, cualquier cosa va a estar mejor que este país. Me sirve hasta el Polo Norte", concluyó Zaldívar.

Por su parte la VOA se pregunta ¿Qué hay detrás del libre visado en Nicaragua para cubanos? y sostiene que algunos advierten que Ortega habría tomado la medida como una estrategia política para presionar al presidente estadounidense Joe Biden por las sanciones impuestas en su contra.

De hecho, el senador republicano, Marco Rubio, calificó como un “acto hostil” el hecho de que “el régimen Ortega-Murillo esté ayudando a la dictadura cubana al eliminar los requisitos de visa para instigar la migración masiva hacia nuestra frontera sur”.

Al hacer el anuncio esta semana, las autoridades nicaragüenses argumentaron que buscan “el intercambio comercial, el turismo y la relación familiar humanitaria”.

Analistas políticos en Nicaragua consultados consideran que Ortega está utilizando a los cubanos como un arma geopolítica en contra de Estados Unidos para crearle problemas en su frontera, descartando asíque la decisión intente hacer una obra de “caridad o de humanismo”.

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.92%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.29%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.79%
64407 votos

Las Más Leídas