CIUDAD DE PANAMÁ.- Decenas de migrantes nicaragüenses varados en la terminal de autobuses de Ciudad de Panamá reclamaron este jueves que las autoridades les permitan regresar a su país, pese a que las fronteras centroamericanas están cerradas por la pandemia del nuevo coronavirus.

Entre grandes maletas amontonadas, almohadas de viaje y sentados en el suelo, los nicaragüenses permanecen en la terminal de Albrook, desde donde salen los autobuses hacia otros países de Centroamérica.

Te puede interesar

"Acá la situación para nosotros es muy difícil, llevamos cinco meses sin trabajar y para nosotros es mejor estar en nuestro país", dijo a la AFP Edwin Ordóñez, mientras abanica a un niño que duerme sobre unas maletas en medio de una insoportable humedad.

"La cosa cada día está peor y no vamos a solucionar nada estando aquí muriéndonos de hambre, si no morimos de coronavirus nos morimos de hambre, necesitamos salir de acá", agregó su compatriota Joseline Rodríguez.

Los países centroamericanos cerraron sus fronteras desde marzo, ante la irrupción de la COVID-19 en la región.

En el caso de Nicaragua, ni siquiera deja entrar a sus connacionales si no presentan una prueba negativa del nuevo coronavirus, cuyo costo de más de 100 dólares resulta inaccesible para muchos migrantes desempleados.

"Tengo cinco meses sin trabajo, vendí todo lo que medio tenía para vivir y resulta que ahora no tengo nada", lamentó Douglas Campos.

La directora del Servicio Nacional de Migración, Samira Gozaine, confirmó a la AFP que el gobierno panameño no puede acceder a la petición de los migrantes porque "no tienen autorización de su país para ingresar en Nicaragua".

Según la funcionaria, tampoco se han hecho la prueba del COVID y no han sido autorizados por las autoridades consulares y sanitarias.

"Nosotros no podemos permitir su salida porque no van a poder pasar por Costa Rica para llegar a Nicaragua", indicó Gozaine.

En 2020 Nicaragua es la quinta nacionalidad con más permisos de residencia otorgados por las autoridades panameñas (398), por detrás de Venezuela (2.084), Colombia (1.722), Estados Unidos (625) y China (491).

Cerca de 200 nicaragüenses ingresaron a su país el 2 de agosto tras más de dos semanas varados en la frontera con Costa Rica, gracias a que organizaciones civiles recaudaron dinero para comprar las pruebas de COVID-19 que exigen las autoridades de Managua.

FUENTE: Con información de AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas