MIAMI - A partir del 27 de noviembre Estados Unidos impedirá enviar dinero a Cuba a través de entidades controladas por los militares cubanos, según un documento oficial divulgado el viernes por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), del Departamento del Tesoro.

La medida amenaza la operativa de la empresa estadounidense de servicios financieros Western Union y que fue rechazado por La Habana.

Te puede interesar

La norma se enmarca en la política del gobierno del presidente Donald Trump de denegar al gobierno cubano acceso a recursos en relación con remesas y debe entrar en vigor a finales de noviembre, un mes después de su publicación la próxima semana.

La iniciativa, enviada al Registro Federal por la OFAC, cancela licencias que hasta ahora permitían que entidades y subentidades bajo la órbita del ejército o los servicios de seguridad cubanos obtuvieran fondos por actuar de intermediarios de las remesas, o por recibir comisiones por procesar transacciones de remesas.

"Esto podría leerse como 'La norma Western Union', porque ellos son los que se verán más afectados", explicó a AFP John Kavulich, presidente del Consejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba, una organización que asesora a empresas estadounidenses sobre negocios en la isla.

Western Union, que lidera el mercado de remesas en Cuba, opera a través de Fincimex, la entidad financiera que gestiona el dinero enviado a la isla.

Fincimex es una filial de Cimex, subsidiaria a su vez de GAESA, el conglomerado empresarial militar más poderoso de Cuba.

"Western Union tendrá que tomar algunas decisiones, entre ellas abandonar el mercado cubano, o convencer al gobierno cubano de cambiar el estatuto de Fincimex para que no esté afiliada a los militares", señaló Kavulich.

Consultada por AFP, Western Union dijo estar "revisando" la nueva regulación.

"Brindaremos información adicional cuando tengamos más claridad sobre su posible impacto en nuestros clientes", indicó una vocera.

La compañía con sede central en Denver, Colorado, cortó el 26 de febrero las remesas a Cuba de todo origen excepto las de Estados Unidos, señalando "desafíos únicos" en su operativa de transferencia de dinero.

La administración Trump, respaldada por cubano-estadounidenses de línea dura contra el gobierno comunista de la isla, ha aplicado múltiples medidas que refuerzan el embargo que Washington mantiene desde 1962 contra La Habana, por violaciones de los derechos humanos en Cuba y apoyo al "dictador" Nicolás Maduro en Venezuela.

En el marco de esas sanciones, el Tesoro decidió en septiembre de 2019 dejar de permitir que las instituciones financieras sujetas a jurisdicción nacional procesen transacciones con origen y destino fuera de Estados Unidos.

Además, limitó el envío de remesas a Cuba, prohibiéndolas para familiares de funcionarios cubanos e integrantes del Partido Comunista, y limitándolas a 1.000 dólares por trimestre por persona en el resto de los casos.

Este año volvió a tomar medidas contra ese sector: en junio sancionó a Fincimex, y en septiembre a su filial American International Services (AIS).

Según el Departamento de Estado, las remesas estadounidenses, estimadas en 3.500 millones de dólares en 2017, juegan un papel importante en la economía cubana.

El canciller del régimen cubano Bruno Rodríguez, criticó la nueva medida del gobierno de Estados Unidos.

"La nueva medida contra las remesas reafirma que no existen límites para un gobierno criminal en la imposición de políticas que limiten los contactos, la comunicación y la ayuda mutua entre las familias de ambos países", escribió Rodríguez en su cuenta en Twitter.

https://twitter.com/BrunoRguezP/status/1319699198288297987

FUENTE: AFP y REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas