martes 21  de  mayo 2024
VIOLENCIA

ONU alerta del aumento de masacres en Colombia en 2023

El informe detalla que las masacres en Colombia del año pasado dejaron un saldo de 320 víctimas, entre las cuales se contabilizan 32 niños

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

BOGOTÁ.- La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos reveló este miércoles un preocupante incremento en el número de masacres en Colombia durante el año 2023. Según el informe presentado, se registraron un total de 98 masacres, lo que representa un aumento del 6,5% en comparación con el año anterior.

Juliette De Rivero, representante de la ONU en Colombia, expresó su inquietud ante esta tendencia, destacando que, a pesar de ciertas reducciones en indicadores de violencia, persiste la expansión territorial y las estrategias violentas de grupos armados no estatales y organizaciones criminales. Estas acciones tienen graves consecuencias para los derechos humanos en el país.

El informe detalla que las masacres del año pasado dejaron un saldo de 320 víctimas, entre las cuales se contabilizan 32 niños y 18 pertenecientes a pueblos étnicos.

Además, la ONU alerta sobre la expansión de la violencia en 206 municipios colombianos, un aumento significativo respecto a años anteriores. En 2022, este fenómeno afectaba a 180 municipios, mientras que en 2021 eran 156.

De Rivero subrayó que la consolidación del poder de estos grupos en ciertas áreas representa un riesgo para la gobernabilidad y la protección de los derechos humanos en Colombia.

Defensores de derechos humanos

El informe también destaca la preocupante situación de los defensores de derechos humanos, con 105 homicidios registrados en 2023, aunque esta cifra representa una ligera disminución del 9,5% con respecto al año anterior. No obstante, Colombia sigue siendo uno de los países con mayor número de homicidios de defensores de derechos humanos a nivel mundial.

Entre otros datos preocupantes, el informe señala 53 casos de violencia de género, 134 niños reclutados por grupos armados, 48 asesinatos de exguerrilleros de las FARC que firmaron el acuerdo de paz en 2016, así como un considerable número de personas desplazadas y confinadas.

A pesar del acuerdo histórico que condujo al desarme y transformación en partido político de las FARC, la violencia persiste en varias regiones del país, donde operan guerrillas, paramilitares y bandas del narcotráfico que desafían al Estado.

El presidente Gustavo Petro manifestó su voluntad de negociar la paz con algunas de estas organizaciones, aunque el informe de la ONU destaca la importancia de que demuestren un cambio positivo en su trato hacia la población civil como muestra de su verdadera voluntad de diálogo.

Este preocupante panorama refuerza la necesidad de un compromiso continuo tanto a nivel nacional como internacional para abordar la violencia y proteger los derechos humanos en Colombia.

FUENTE: Con información de AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar