CARACAS.- La fiscal general de la República en el exilio, Luisa Ortega Díaz, señaló este miércoles que el presidente Nicolás Maduro debe ser el próximo detenido por el caso de corrupción de Odebrecht, esto a propósito de la detención de Luis Ignacio Lula Da Silva.

La funcionaria solicitó al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) designado por el Parlamento, de mayoría opositora, el procesamiento de Maduro por corrupción y blanqueo de capitales, en los que el dictador venezolano debería cumplir entre 4 y 8 años de prisión por estos delitos, reseñó el diario ABC de España.

Para llegar a ese punto, la fiscal explica que las autoridades venezolanas deberán hacer su parte.

LEA TAMBIÉN: El Parlamento venezolano analizará posible juicio contra Nicolás Maduro

“La Fuerza Armada y la Policía tendrían que actuar aprehendiendo a Maduro para hacer justicia. Es un momento histórico y tendrían que cumplir con la ley venezolana”, subrayó Ortega.

Señaló que los vínculos con la constructora brasileña Odebrecht existían desde el tiempo que Chávez gobernaba y que ésta contribuyó luego a la campaña de Maduro en 2013.

“Lula da Silva puso la empresa Odebrecht para que pagara 35 millones de dólares para la campaña de Chávez. Parte de ese dinero lo recibió Nicolás Maduro en efectivo. Luego cuando fue candidato en el 2013 pidió para su campaña 50 millones de dólares pero la empresa acordó darle solo 35 millones”, sostuvo.

La fiscal alegó que el compromiso de las instancias internacionales determinará la efectividad de la sentencia contra el Ejecutivo venezolano.

El pasado lunes 9 de abril, el máximo tribunal en el exilio ordenó prisión preventiva contra el mandatario y solicitó a la Interpol activar la alerta roja en su contra.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas