MIAMI - El gobernante sandinista Daniel Ortega afirmó que no hay espacio alguno de negociación ni de entendimiento con Estados Unidos, mientras en el Congreso avanza la aprobación de la Ley de Reforzamiento de la Adherencia de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral 2021 (Renacer). Para el analista político Francisco Delgadillo, eso significa que a Ortega no le importan las consecuencias que sus acciones tendrán para Nicaragua y apuesta por llevar al país a lo que califica como “cubanización”.

El proyecto de Ley Renacer busca presionar a Ortega para que realice elecciones libres, justas y transparentes, pero el gobernante sandinista está haciendo todo lo contrario.

Te puede interesar

En la última semana Ortega continuó encarcelando a opositores, los últimos son el connotado político y excanciller Francisco Aguirre Sacasa, el aspirante presidencial Noel Vidaurre, el comentarista político Jaime Arellano y el opositor Antonio Peraza, acusados de “traición a la patria” a través de la Ley 1055 aprobada en diciembre de 2020 para reprimir a la oposición. Han sido secuestrados en horas de la noche, una práctica común del régimen para imponer el terror.

Bajo esa misma ley fue detenida también la abogada María Oviedo, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Con la detención de los últimos cinco suman 31 el total de detenidos desde inicios de junio, entre ellos siete aspirantes presidenciales que han sido inhibidos de participar en las elecciones presidenciales del 7 de noviembre.

Para Delgadillo, Ortega sabe que las consecuencias de sus acciones represivas podrían ser catastróficas para la nación centroamericana, pero no parece importarle.

Con casi siete millones de habitantes, Nicaragua sigue siendo el segundo país más pobre en América, de acuerdo con estudios del Banco Mundial. Hasta antes de la llegada del sandinismo en 1979, la nación centroamericana era llamado “el granero de Centroamérica” por la abundancia de tierras y de mano de obra.

“Nicaragua puede sobrevivir como ha vivido Cuba 62 años con una situación de pobreza extrema, recordemos que tenemos un país eminentemente agrícola y ganadero que podría palear un poco la necesidad. Ellos (Ortega y su esposa Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua) están dispuestos a eso (a llevar al país a esa situación), han hecho sus cálculos lo único que ellos también perderían porque ahora son dueños de muchas empresas mayoritariamente dedicadas a la energía, transporte, servicios y a la distribución de productos básicos como es Agricorp y del nuevo matadero Nuevo Carnic S.A., también de una procesadora de sangre que sirve para nutrientes de animales, ubicada en la carretera a Tipitapa, antes de llegar a San Benito”.

Ortega, que se ha enriquecido más durante el segundo período del régimen sandinista, posee varias empresas multimillonarias, solo a través de la empresa Alba de Nicaragua (Albanisa), subsidiaria de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) tiene al menos 7 empresas que controla los negocios del petróleo en Nicaragua.

Libertad para presos políticos

Delgadillo cree que Ortega podría liberar a los opositores presos hasta después de las elecciones de noviembre.

“Creo que será después de las elecciones porque el gran temor que Ortega tiene es que [los presos] podrían ser elementos aglutinadores y aunque ya no vayan participando como candidato, ellos podrían exhortar a que la población vote por determinado partido o candidato. El FSLN no se va a arriesgar si ya pagó las consecuencias de echarlos presos, los va a mantener ahí porque no tendría razón de echarlos presos, sacarlos y que puedan correr como candidatos. Los sandinistas nunca han jugado así, hace las cosas con una lógica que es difícil de comprender, están perdiendo credibilidad, pero están logrando lo que ellos quieren y es mantenerse en el poder a costa de lo que sea, se los dijo Tomás Borge (exministro del Interior en la década de los 80) a Daniel Ortega que no entregaran al poder porque no lo volvería a recuperar. Es decir, Daniel Ortega pretende morir en el sillón presidencial, siguiendo las palabras de Tomás Borge”, acotó Delgadillo.

El analista dijo que Ortega tampoco tiene intenciones de una negociación o diálogo con la oposición.

“Conocemos cómo el Frente Sandinista ha dirigido sus últimas acciones y además Ortega ha reiterado que habrá diálogo después de las elecciones, él se siente empoderado y que ya ganó y realmente están haciendo cosas como suprimir Juntas Receptoras de Votos (JRV) en zonas donde han perdido en elecciones anteriores y eso se ve claramente porque son lugares rurales y semirrurales donde ellos no tienen votos y han suprimido alrededor de 100 JRV hasta el momento”, apuntó.

Delgadillo dijo que lo anterior significa que 4.000 personas podrían no votar porque a los votantes los han ubicado en otras JRV a enormes distancias que por lo menos llevaría a los campesinos todo un día de camino.

A su juicio el régimen sandinista esta envalentonado.

¿Diálogo entre la oposición?

La oposición nicaragüense está fragmentada, una situación que analistas políticos consideran que beneficia al régimen Ortega-Murillo.

“Diálogo podría haber entre la oposición que tampoco está muy dispuesta, no entiendo la razón por qué deberíamos de dialogar entre nosotros y ponernos de acuerdo y crear un bloque para el diálogo, acercar diferencias y decir no nos ponemos de acuerdo con el único candidato, pero pongámonos de acuerdo todos los fiscales de las JRV porque van a defender el voto de todos, un ejemplo”, dijo Delgadillo.

Los ataques de sectores de la oposición que hasta hace poco se organizaban para participar en los comicios se observan en las redes sociales contra los que han decidido continuar participando, otros promueven el no voto en las elecciones presidenciales.

Fórmula presidencial

El opositor partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) eligió a su fórmula presidencial, se trata del exjefe de la “Contra” (movimiento armado combatió al régimen sandinista en los años 80) Oscar Sovalbarro y la ex Miss Nicaragua 2017, Berenice Quezada. Los ataques contra la exreina de belleza no se han hecho esperar en los que argumentan su falta de experiencia política.

Sovalbarro dijo a través de las redes sociales que la vía electoral es el mecanismo para salir de Ortega.

“Debemos recordar que en 1990 también salimos a votar bajo una dictadura y en un país militarizado. ¡Pero este pueblo unido y armado solamente con su voto, demostró ser invencible! Y estoy seguro de que ahora, frente a ese mismo régimen, vamos a volver a triunfar”, escribió.

@FloresJudith7
Jflores@diariolasamericas.com

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.95%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.42%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.63%
50067 votos

Las Más Leídas