MIAMI - A pocas horas de aprobada una resolución del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), el martes 15 de junio, en el que condenan las acciones represivas del régimen de Daniel Ortega, la Policía detuvo al banquero Luis Rivas Anduray, presidente ejecutivo del Grupo Promerica (BANPRO), y anunció que investiga a 13 exdirectivos de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES), les acusa de presuntos delitos que, según dicen, “menoscaban la defensa y la soberanía de Nicaragua”.

También ordenó la búsqueda y detención del exministro de Educación Humberto Belli (1990-1997), y del empresario Gerardo Baltodano, propietario de la empresa Café Soluble, ambos exdirectivos de FUNIDES.

Te puede interesar

El BANPRO es uno de los bancos más importantes de Nicaragua y miembro del Grupo Promérica, con subsidiarias en Centroamérica y América del Sur.

La actual junta directiva de FUNIDES, integrada por seis miembros, también es investigada. Les acusan en base a la legislación 1055, denominada “Ley de derechos del pueblo a la independencia, la soberanía y la autodeterminación para la paz”, aprobada por el régimen en diciembre de 2020.

Con el arresto de Rivas, suman 14 los encarcelados; todas son personas vinculadas a la política y a grupos económicos, cuatro de ellos aspirantes presidenciales. 13 son acusados bajo el argumento de “menoscabar la soberanía y la independencia” de Nicaragua. Solo la precandidata Cristiana Chamorro es acusada de supuesto lavado de dinero, a través de la fundación que lleva el nombre de su madre, la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro.

Belli y Baltodano también son investigados en base a la ley 1055. El régimen giró orden de captura contra ambos por no haberse presentado a una cita que les hizo la Fiscalía como parte de una investigación iniciada por el régimen contra FUNIDES, que según el régimen, “ha incumplido gravemente sus obligaciones ante el ente regulador, presumiendo que las personas sujetas a investigación han estado realizando operaciones financieras derivadas de actividades ilícitas”.

¿Ortega quiere diálogo?

Para el académico y exdiplomático nicaragüense Roger Guevara Mena, Ortega está llevando al extremo la crisis en Nicaragua, quiere descabezar a la oposición y a sectores de la economía para negociar con la comunidad internacional, el propósito es “mantener el poder, aunque no esté en la presidencia”, sostiene.

“Está descabezando a la oposición y habrá negociaciones después de las elecciones como anunció, pero con sus condiciones”, afirmó otro experto que prefiere no ser identificado, debido a la crisis que vive el país.

Uno de los operadores de Ortega, el periodista William Grigsby, manifestó en su programa radial que Ortega quiere diálogo con Estados Unidos.

“El propósito es, hermano, limpiar las mesas de los traidores. A ver, gringo, ¿querés hablar conmigo? Vení hablá conmigo, dejá de estar contratando sicarios, vení habla conmigo, pongámonos de acuerdo. Respétame y póngamonos de acuerdo, a ver qué es lo que te preocupa, no te preocupés, ya de una vez arreglar eso, pero es con gringos, con los dueños del circo, no con los payasos de la OEA”, dijo Grigsby para esbozar el pensamiento de Ortega.

Varios de los encarcelados habían sido aliados de Ortega, otros tres gobernaron con él en los años 80. El gobernante los califica de “traidores” y hoy empuja la maquinaria represiva contra ellos.

El exembajador de Panamá ante la OEA, Guillermo Cochez calificó al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo de “terrorista”, al considerar que, con sus acciones, quieren acabar con los políticos y el sector económico de Nicaragua.

El nicaragüense Jorge Ramírez considera que Ortega opera como lo hacen las mafias en la que los involucrados no pueden salir y si lo hacen, sufren consecuencias.

Y Aunque Grigsby sostiene que Ortega quiere diálogo con Estados Unidos y no con la OEA, la administración del presidente Joe Biden apoya la gestión de la OEA sobre Nicaragua.

"A través de la votación de ayer (15 de junio), los miembros de la OEA dejaron claro que las acciones de Ortega y (su esposa la vicepresidenta Rosario) Murillo no tienen cabida en este hemisferio, dados nuestros compromisos compartidos con la democracia y los derechos humanos", dijo el secretario de Estado Antony Blinken, un día después que la OEA aprobó la resolución que condena a la ola represiva de Ortega y exige la liberación de los presos políticos.

Para Cochez, la única manera de salir de una tiranía como la de Ortega-Murillo, es la presión internacional. En ese sentido valoró de positiva la resolución de la OEA aprobada por 26 de los 34 países, y cree que el organismo pudiera contar con los votos que requiere convocar a la Carta Democrática Interamericana para Nicaragua, que necesita dos terceras partes de los votos, es decir 24.

El hecho de que en Nicaragua se haya aprobado una resolución con esa cantidad de votos refleja que existe preocupación en la región sobre la crisis política que enfrenta esa naciòn, un asunto que para el exembajador tiene “resonancia porque se está discutiendo en el foro hemisférico”.

Chantaje de Ortega

Para el exasesor en el Congreso de Estados Unidos, Jason Poblete, Ortega está desafiando al mundo con sus acciones, específicamente al gobierno de Estados Unidos.

Poblete coincide con Cochez en la necesidad de poner más presión internacional sobre el régimen. Estima que las sanciones han tenido efecto, pero a su juicio se debe ir más allá de las penalidades.

“Creo que Ortega no se irá del poder no obstante a las sanciones y pienso que hay que ir más allá de las sanciones porque son una herramienta, no una política. Hay que enfocarse que la única manera de mover fichas en el tema de Nicaragua es enfatizar primero en la libertad, elecciones después porque sin libertad no puede haber elecciones”, considera el experto.

Las sanciones deben estar respaldadas por la comunidad internacional, en ese sentido Poblete sostiene que Estados Unidos debe usar la influencia con los aliados.

“Los sancionados pueden ajustar sus políticas, pueden ser una distracción sino están respaldadas por una política seria. Estados Unidos tiene que utilizar su influencia con sus aliados para exigir, por ejemplo, la salida de los rusos de Nicaragua públicamente como lo hacemos en el caso de Ucrania donde se exige que no se violen los derechos fundamentales de ese país. Igualmente, con China. Hay intereses malvados que se han ocupado de Nicaragua como Cuba”, indicó Poblete.

El investigador estadounidense en temas de seguridad internacional, Douglas Farah, dijo recientemente que Rusia tiene una política de vincularse con países tienen cercanía geográfica y están en contra de Estados Unidos.

Rusia ha invertido en tecnología, han proporcionado armas, tanques, entrenamiento policial y tecnologías en Nicaragua para realizar espionajes.

Crisis económica

La situación que se vive en Nicaragua ha creado incertidumbre, las ventas en los negocios han bajado, se observa preocupación y tristeza en la población y la actual situación repercutirá en la economía del país, estima el político independiente Leopoldo Gómez.

Las acciones de Ortega empujan a que Nicaragua sea retirada del Tratado de Libre Comercio (DR-CAFTA), y en el Congreso de Estados Unidos avanza el proyecto legislativo “Reforzar la Adherencia de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral de 2021”, conocido como “Renacer”, un proyecto de sanciones contra el régimen de Ortega, que busca limitar el acceso del régimen de Ortega a los préstamos de la banca internacional.

Por otro lado, en la OEA se esta considerando la aplicación de la Carta Democrática Interamericana. El exembajador Cochez, estima que las consecuencias serían negativas para el país.

“Nicaragua va a tratar de aplicar tácticas dilatorias para evitar la votación y en caso de que se convoque la Carta Democrática por mayoría de votos, eso tendría efectos negativos en Nicaragua, no político porque la OEA no tiene un poder coercitivo, pero sí económico porque al incluir a un país que no cumple con las reglas democráticas como está pasando en Cuba que no tiene acceso a los préstamos de las instituciones financieras multilaterales como el Banco Mundial, el BID, eso son consecuencias directas a los beneficios de da la OEA en términos de asistencia”, dijo Cochez.

Nicaragua, el segundo país más pobre del hemisferio, requiere de los préstamos de los organismos financieros internacionales, pero algunos sectores de la oposición han denunciado que dichos fondos los podría estar empleando en la represión.

Judith Flores
@FloresJudith7
Jflores@diariolasamericas.com

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.85%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.59%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.56%
40959 votos

Las Más Leídas