domingo 14  de  abril 2024
EL SALVADOR

Partido de Bukele obtiene 54 de 60 diputados en el Congreso

El partido de Bukele, Nuevas Ideas, tendrá la mayoría simple y las dos mayorías calificadas en el Congreso de El Salvador

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

SAN SALVADOR.- El partido oficialista de El Salvador, Nuevas Ideas (NI), liderado por el presidente Nayib Bukele obtuvo la mayoría absoluta al conseguir ocupar 54 de los 60 escaños de la Asamblea Legislativa, según los resultados proporcionados por el Tribunal Superior Electoral (TSE).

La autoridad electoral, que finalizó este lunes el proceso de escrutinio de los comicios celebrados el 4 de febrero, indicó que los partidos aliados de NI ocuparán tres asientos, ya que el Partido de Concertación Nacional (PNC) consiguió dos diputados y el Demócrata Cristiano (PDC) obtuvo uno.

Con los 54 diputados de Nuevas Ideas, sin la necesidad de los votos de sus aliados, el partido de Bukele tendrá la mayoría simple -la mitad mas uno, 31- y las dos mayorías calificadas -dos tercios, 40, y tres cuartos, 45-, por lo que el mandatario gobernará sin obstáculos.

Nuevas Ideas no tendrá que negociar con nadie. Podrá aprobar el presupuesto general de la Nación, préstamos internacionales, autorizar la emisión de deuda, aprobar regímenes de excepción, elegir al fiscal general, la Corte Suprema de Justicia, la Corte de Cuentas y al procurador para la Defensa de los Derechos Humanos.

La oposición únicamente cuenta con tres diputados. La Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) se hizo con dos escaños (igual que en la legislatura anterior), mientras que la formación Vamos consiguió uno. El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), partido en el que Bukele dio el salto a la política y que gobernó entre 2009 y 2019, se quedó sin presencia en la Asamblea.

Además, la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), formación con la que el actual mandatario alcanzó la Presidencia en 2019 y que contaba con cinco escaños, tampoco estará en la Cámara, igual que Nuestro Tiempo, y Cambio Democrático, que en la última legislatura no tenían representación.

"Rechazamos toda muestra de intolerancia en el escrutinio a la presencia de la observación de la Organización de Estados Americanos, reiteramos que este proceso ha tenido la participación total de 3.770 observadores nacionales e internacionales", declaró la presidenta del TSE, Dora Esmeralda.

Asimismo, manifestó que, "como autoridad máxima", están "comprometidos con la total participación de la observación nacional e internacional" y afirmó que "cada voto ha sido contado de manera transparente, en total apego a la voluntad del pueblo salvadoreño expresada en las urnas".

Durante la jornada de este lunes, los partidos ARENA, Vamos y Nuestro Tiempo presentaron ante el TSE un recurso de nulidad de las elecciones legislativas y pidieron que se repitan, debido a las supuestas irregularidades en el proceso.

"Mientras no se repita una elección nunca se va a poder saber con certeza cuál ha sido el resultado que la gente quiso reflejar en las urnas", declaró Claudia Ortiz, diputada de Vamos, que afirmó que durante estas elecciones se violó el "principio de no falsear la voluntad popular" por lo que pedir la nulidad "es lo correcto" tras el escrutinio.

Anomalías

El presidente de Nuestro Tiempo, Andy Failer, indicó que se registraron 69 anomalías en el proceso electoral, incluso antes de la fecha de la apertura de urnas hasta finalizar el conteo de papeletas. "Hemos documentado cada una y está respaldada con su debida prueba", aseveró.

La Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (MOE/OEA) instalada en El Salvador con motivo de los comicios presidenciales y legislativas del pasado 4 de febrero evidenció este fin de semana su preocupación por "la demora y falta de uniformidad" en el escrutinio final.

Bukele, por su parte, ganó las elecciones con más del 80% de los votos (2.7 millones de papeletas), superando los resultados obtenidos en las elecciones de 2019. Muy por detrás, por tanto, quedaron el resto de candidatos.

El mandatario salvadoreño impuso en marzo de 2022 un estado de excepción que continúa desde entonces, sin que haya visos de que termine. El éxito de su estrategia de seguridad conlleva unos 74.000 detenidos, el desmantelamiento de las pandillas e índices de homicidios de los más bajos de América Latina a través de la suspensión de derechos fundamentales, como el de expresión y organización.

FUENTE: Con información de Europa Press

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar