MIAMI.- Un informe del Servicio de Investigación del Congreso de EEUU se refiere al impacto de la reducción del personal diplomático en la Embajada de Estados Unidos en La Habana en las gestiones entre los dos países, así como en las labores de investigación y acciones que velan por acuerdos bilaterales y defensa de los derechos humanos.

Aunque los funcionarios (antes 50 y ahora solamente 18) que siguen laborando en la embajada solo atienden casos de emergencia, pues las concurridas entrevistas de visas de turista e inmigrante se han trasladado temporalmente a Georgetown, Guyana, la reducción del personal significa que ahora tienen una mayor carga de trabajo y la necesidad de asumir más responsabilidades.

Esto ha impactado el número de visas humanitarias y de refugiados que aún se tramitan en La Habana y que se entregan a opositores del régimen cubano que demuestran ser perseguidos y en situación de emergencia.

Hasta el momento los gobiernos de ambas naciones no han llegado a un acuerdo tras investigar los supuestos ataques sónicos sufridos por el personal diplomático estadounidense en Cuba. Mientras tanto, Estados Unidos sigue estudiando el incidente.

Alerta de viaje

Además, el Departamento de Estado de Estados Unidos ha emitido este jueves una nueva alerta de viaje para los ciudadanos estadounidenses que pretendan viajar a la isla.

Esta entidad ha anunciado que se activa desde este 23 de agosto el nivel 2 de precaución para ciudadanos estadounidenses que viajan a Cuba. Anteriormente estaba vigente el nivel 3, que pedía reconsiderar viajar a la isla.

En el comunicado se pide tener una mayor cautela en Cuba a partir de los ataques dirigidos contra los empleados de la embajada. Debido a las medidas de seguridad, el 29 de septiembre de 2017 el Departamento de Estado ordenó la salida de los empleados del Gobierno de EEUU y ahora está operando con personal reducido, lo que implica consecuencias para las relaciones entre ambos países.

Embed

"Numerosos empleados de la Embajada de EEUU en La Habana parecen haber sido blanco de ataques específicos. No podemos identificar la fuente. Muchos de estos empleados han sufrido lesiones. Las personas afectadas han exhibido una variedad de síntomas físicos que incluyen molestias en los oídos y pérdida de la audición, mareos, dolores de cabeza, fatiga, problemas cognitivos, problemas visuales y dificultad para dormir", se lee en el comunicado.

El Gobierno de EEUU aconseja tomar ciertas medidas antes de viajar a Cuba:

- Evitar ir al Hotel Nacional y al Hotel Capri.

- Moverse de área si experimenta algún tipo de problema auditivo o sensorial agudo.

- Saber dónde podría recibir atención médica en caso de necesitarla.

- Consultar con un profesional médico antes de viajar a Cuba y después de salir de la isla.

- Inscribirse en el programa Smart Traveler (STEP) para recibir alertas y ser localizado en caso de emergencia.

- Seguir al Departamento de Estado en sus redes sociales para recibir notificaciones de última hora.

- Tener un plan de contingencia para situaciones de emergencia.

aviso de viaje a cuba, departamento estado EEUU.png
Aviso de precaución antes de viajar a Cuba.
Aviso de precaución antes de viajar a Cuba.

Cristianos de Cuba y EEUU abogan por buenas relaciones entre ambos países

Por su parte, el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) y el Consejo Nacional de Iglesias de Cristo en Estados Unidos (NCC, por sus siglas en inglés) abogaron hoy en La Habana por seguir trabajando en favor de la paz, la justicia y las buenas relaciones entre ambos países.

Las dos instituciones, que representan a diversas ramas del cristianismo al margen de la Iglesia católica, dieron a conocer una declaración conjunta al inicio de un encuentro bilateral de tres días durante el cual celebrarán el aniversario 70 del Consejo Mundial de Iglesias, según informaron medios locales.

"Nunca dejaremos que las fuerzas de la división y la guerra nos separen", afirmaron en la declaración, en la que expresan su preocupación por la reducción del personal de la Embajada de EEUU en La Habana, según cita la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Los religiosos de la isla y EEUU consideran que esa medida afecta a las familias cubanas y ha obstaculizado el intercambio de persona a persona, y lamentan que el proceso hacia una reanudación total de las relaciones normales entre las dos naciones se haya "estancado".

El presidente y secretario general del Consejo Nacional de Iglesias de Cristo en EEUU, el reverendo Jim Winkler, opinó que las tensiones, el estancamiento y hasta el retroceso experimentado tras la llegada de Donald Trump a la presidencia son "algo temporal", y auguró un retorno a la normalización de los nexos bilaterales.

"Trabajaremos por una relación, no de sojuzgamiento y dominación de una superpotencia hacia un país pequeño, sino de amistad y mutuo respeto, una relación de iguales", señaló.

El reverendo Winkler y otros directivos del NCC han viajado para celebrar en La Habana la reunión del Comité Ejecutivo, compartir e intercambiar con el Consejo de Iglesias de Cuba.

Por su parte, el titular del Consejo de Iglesias de Cuba, Antonio Santana, manifestó que son muchas las "expectativas" por este encuentro, que permitirá reflexionar acerca de cómo "contribuir más y mejor a ampliar los puentes de entendimiento".

FUENTE: Redacción/EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas