Embed

Autoridades del Ministerio de Energía y Minas dijeron este martes que la demanda del sistema eléctrico cubano ha tenido una reducción significativa, en comparación a la habitual en la época del año, lo que atribuyeron a las "medidas de ahorro" decretadas por el Gobierno cubano desde el pasado 11 de septiembre debido a la crisis del combustible.

Te puede interesar

Según declaró Pavel Angulo Peña, director del Despacho Nacional de Carga de la Unión Eléctrica al diario oficial Granma, el gráfico de comportamiento de la demanda energética nacional, entre los días del 14 al 22 de septiembre, muestra que, durante el horario del día, contemplado entre las 8:00AM y 5:00PM, ha disminuido en 205 megawatts como promedio.

Presentó esta cifra como un gasto "por debajo de lo pronosticado".

Asimismo, durante el horario pico, entre las 6:00PM y las 9:00PM, que es donde tiene mayor participación el sector residencial, se logró una reducción de 190 megawatts, añadió el funcionario.

Estas cifras significan que el país ha dejado de consumir 39.354 megawatts/hora, que equivalen a 8.658 toneladas de combustible, aseguró.

Para Pavel Angulo, este es un claro ejemplo de cómo las medidas adoptadas por el Gobierno ante lo que calificó de "cerco de EEUU para evitar la llegada de combustible a Cuba están dando resultados positivos" y celebró que gracias a estas no se ha llegado a los apagones planificados.

Entre otras medidas ordenadas, el Gobierno determinó reducir jornadas laborales y estudiantiles, mandar a trabajar a casa a algunos de sus empleados estatales y a otros incluso los ha declarado interruptos. También ha movilizado alumnos universitarios e incluso de primaria en unas resucitadas "patrullas clic" a visitar casa por casa para "fomentar el ahorro".

En días pasados se han visto colas interminables de carros apostados en gasolineras para comprar combustible.

Para el funcionario, los resultados son alentadores, sin embargo, "queda mucho por hacer".

"En los días finales de este mes es necesario multiplicar esfuerzos para disminuir aún más la demanda energética del país en los horarios pico", señaló el ministro de Energía y Minas, Raúl García Barreiro, durante un Consejo Energético Nacional que se realiza cada día en el organismo, desde el pasado 11 de septiembre.

"Ante la emergencia energética de la Isla es imprescindible aumentar el autocontrol en nuestros centros de trabajo, para valorar cuánto se está consumiendo en las horas pico, y ver cómo podemos ahorrar más", aclaró por su parte el ministro de Industria, Alfredo López Valdés.

"El país entero está volcado en el ahorro, como solicitó el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez", celebró López.

En intervenciones pasadas Díaz-Canel dijo que el Gobierno intentaría no planificar apagones en el sector residencial, pero tampoco los descartó si se agudizaba la crisis en declarada segunda etapa del "periodo coyuntural".

Enfrentamiento al desvío de combustible

Ante la baja disponibilidad de combustible, la Fiscalía General de la República (FGR) ha intensificado su fiscalización sobre el robo del recurso, un hecho que no es nuevo, como admitió el propio órgano del Partido Comunista de Cuba (PCC).

Según Carlos Mendieta Palomino, fiscal jefe de la Dirección de Verificaciones Fiscales de la FGR, "en 2019 se han realizado, en materia de combustible, 49 acciones de control: 22 a la cadena de transportación ferroviaria y 27 a otras entidades del transporte terrestre; se detectaron 334 violaciones, las cuales dieron lugar a la solicitud de 459 medidas disciplinarias y se radicaron diez hechos delictivos".

Las principales tendencias, reconoció, siguen siendo "irregularidades en el control de las tarjetas magnéticas, la no investigación de altas cifras de faltante de combustibles, apropiación del recurso, deficiente confección y custodia de los documentos primarios; así como no realización de análisis periódicos de las normas de consumo de los medios de transporte".

Debido a estas violaciones, dijo, fue aprobada la reducción del 50% del combustible administrativo para el trimestre septiembre-octubre-noviembre a seis unidades empresariales de base de ferrocarriles, transporte y transporte de cargas y pasajeros, lo que equivale a poco más de 22.000 litros de diésel y 12.000 de gasolina.

En el ámbito penal hasta agosto de 2019, la Fiscalía conoció de más de 460 procesos asociados al desvío o sustracción de combustible, cifra que funcionarios pusieron como ejemplo de "mayor coordinación y efectividad en el enfrentamiento".

Entre los delitos que más inciden figuran "la receptación, apropiación indebida y malversación; entretanto los territorios con mayor incidencia son La Habana, Holguín y Villa Clara, que concentran casi el 40% de los hechos detectados en el país".

Se refirió a la compra de combustible por particulares a trabajadores estatales, sustracción del combustible de los depósitos de los medios de transporte e incluso casos de ómnibus urbanos, cuyos choferes no dan los recorridos previstos, roban el combustible y, para no levantar sospechas, depositan el dinero que hubiese correspondido a la recaudación diaria.

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas