El régimen cubano cercenó la posibilidad de que los representantes más visibles de la oposición se postularan en las Asambleas de Nominación de Candidatos a las elecciones, proceso que terminó recientemente.

En un proceso más que previsible y sin garantías, la mayoría de los candidatos independientes no pudo postularse en las Asambleas de Nominación de circunscripción que se realizaron en toda la Isla y que concluyeron este lunes 30 de octubre, informaron a DIARIO DE CUBA portavoces de plataformas ciudadanas y de movimientos opositores.

"Ninguno de los candidatos más visibles pudo postularse, aunque algunos mantuvieron el anonimato y de esos todavía no sabemos. La posibilidad de que se midieran en las urnas fue intervenida por el Estado. No se les permitió asistir a la asamblea, las autoridades convirtieron la asamblea en acto de repudio e implicaron a algunos candidatos en procesos penales", dijo a DIARIO DE CUBA Manuel Cuesta Morúa, portavoz de la plataforma ciudadana #Otro18.

La mayoría de los candidatos independientes no pudo postularse en las Asambleas de Nominación de circunscripción que se realizaron en toda la Isla y que concluyeron este lunes 30 de octubre, informaron a DIARIO DE CUBA portavoces de plataformas ciudadanas y de movimientos opositores.

"Ninguno de los candidatos más visibles pudo postularse, aunque algunos mantuvieron el anonimato y de esos todavía no sabemos. La posibilidad de que se midieran en las urnas fue intervenida por el Estado. No se les permitió asistir a la asamblea, las autoridades convirtieron la asamblea en acto de repudio e implicaron a algunos candidatos en procesos penales", dijo a DIARIO DE CUBA Manuel Cuesta Morúa, portavoz de la plataforma ciudadana #Otro18.

Asimismo, explicó que "el Gobierno violentó todo el andamiaje legal que sostiene el proceso electoral: la Ley 72, los artículos 131, 132 y 133 de la Constitución, artículos fundamentales de la Ley de Procedimiento Penal que regulan cómo se debe tratar a los ciudadanos. Todo para impedir que los candidatos se nominaran".

Julio Antonio Aleaga Pesant, coordinador de Candidatos por el Cambio, explicó que de los 650 candidatos independientes (entre su plataforma, #Otro18, el Partido Autónomo Pinero y otros) monitoreados "ninguno logró ser nominado".

Asimismo, denunció "atropellos" como "las detenciones arbitrarias, citaciones policiales y la presencia policial en las asambleas" de los que fueron víctimas todos aquellos que intentaron participar en las "elecciones".

Joanna Columbié, una de las coordinadoras del movimiento político Somos+, afirmó en conversación con DDC que tampoco ninguno de sus candidatos "pudo llegar a ser nominado".

Además, condenó que en su caso y en el de la activista Roxana Arias, "uno de los represores de Somos+, Charly, nos citó y nos advirtió que no podíamos ir a ninguna Asamblea de Nominación. Yo soy de Camagüey y no me permitieron salir de La Habana por temor a que me presentara en las urnas", dijo Columbié quien en el pasado ha sido deportada a su provincia como forma de represalia por sus actividades.

"Nos prohibieron participar en cualquier asamblea. Querían que no tuviéramos ningún tipo de manifestación pública de nuestra posición política. No les importó que no nos fuéramos a presentar como candidatas. No nos querían ni cerca de la Asamblea de Nominación", detalló.

Además, sostuvo que la represión por querer participar en las asambleas había sido "inmensa, a los extremos nunca vistos".

Balances del proceso

A pesar de que prácticamente ningún candidato independiente pudo nominarse, varios activistas coinciden en que la experiencia "electoral" ha sido "positiva".

"Nos sentimos satisfechos independientemente de que no haya sido nominado ninguno. Empezamos a labrar la cultura de la ley desde abajo, desde la ciudadanía. La ciudadanía primó en este proceso electoral. El Estado estuvo fuera de la ley, pero nosotros no", afirmó Cuesta Morúa.

Agregó que el saldo fundamental que dejan estas asambleas de nominación "es la apertura del proceso democrático y la familiarización de la ciudadanía con voces alternativas a lo largo y ancho del país, en todas las provincias. Este no fue un proceso localizado en una provincia o municipio, fue nacional".

"Logramos la legitimidad de las voces alternativas frente a la ciudadanía. A partir de ahora el Gobierno no podrá decir que las voces alternativas no tienen apoyo ciudadano", añadió.

Aleaga Pesant, por su parte, consideró que esta fue "una victoria estratégica": Haber logrado movilizar a tantos candidatos "ya es una victoria. Es un número pequeño, pero importante. En las elecciones de 2015 solo hubo 30 candidatos independientes y solo fueron nominados dos: Hildebrando Chaviano y Yuniel López".

"Hay una parte importante de la oposición que ha decidido introducirse en el sistema electoral cubano. El Estado ha tenido que gastar sus energías y su fuerza para parar los diferentes huecos que tenía en la sociedad. El Gobierno tuvo que esforzarse muchísimo, porque ya no confía en su masa política electoral", afirmó.

Consideró también que estas asambleas "fueron un esfuerzo importante de movilización. Se vio una oposición activa, capaz, fuerte y trabajadora".

Joanna Columbié también reparó en los aspectos "positivos" de estas "elecciones": "Es una experiencia que permitió a Somos+ posicionarnos como oposición en el país".

Juan Moreno, coordinador nacional de Candidatos por el Cambio, opinó que lo sucedido ha sido "una victoria aplastante sobre el sistema, por el movimiento estructural que hubo en las bases, por la incidencia sobre la ciudadanía, por el cambio de mentalidad que se logró a través de la misma incidencia que hicieron los candidatos en sus comunidades".

Próximas 'elecciones'

De cara al futuro y después de estas asambleas de nominación, "#Otro18 se va a reformular: sus bases, fundamentos, misión y visión; y va a seguir trabajando el tema electoral ahora desde el asesoramiento porque el trabajo fundamental de los candidatos independientes va a ser asumido por la recién creada Red de Líderes y Lideresas para trabajar en el mediano plazo", dijo Cuesta Morúa.

#Otro18 "va a seguir trabajando y asesorando", añadió. "Ahora viene la observación al proceso electoral para que la ley sea estrictamente observada. Este es otro proceso que se abre de cara al 26 de noviembre cuando sean las votaciones para elegir entre los nominados al delegado de la circunscripción".

"Desde Somos+ creemos que es necesario un cambio urgente y radical en la Ley Electoral para que se compita en igualdad de condiciones y, más que eso, que haya un cambio del sistema del país que impida a la Seguridad del Estado y a los órganos represivos reprimir a todos aquellos que quieran presentarse libremente como ciudadanos en las 'elecciones' del país y ocupar un cargo", apuntó por su parte Joanna Columbié.

"No hay manera de posicionarnos como movimiento político o como oposición sin el cambio de la Ley Electoral", concluyó.

Sobre las cosas que podrían haberse hecho de otra forma, Cuesta Morúa señaló "trabajar más con la comunidad, conseguir una mayor comunicación interna con todos los candidatos y trabajar mucho más en la preparación de los candidatos populares".

El proceso "electoral" cubano continúa ahora con las "elecciones" de los delegados de circunscripción que fueron nominados hasta este lunes y luego con los representantes municipales y provinciales.

El propio vicepresidente cubano Miguel Díaz-Canel dijo abiertamente que su Gobierno estaba "dando todos los pasos para desacreditar" a los candidatos independientes porque si llegaban a las Asambleas Municipales "sería una manera de legitimar dentro de nuestra sociedad civil a la contrarrevolución".

Los "comicios" municipales de este octubre marcaron el inicio del "proceso electoral" que culminará a principios del año que viene con la elección de una nueva Asamblea Nacional que será la encargada de votar al sucesor del general Raúl Castro, quien ha prometido abandonar la Presidencia en febrero de 2018.

La Comisión de Candidaturas Nacional (CCN) así como las comisiones que se crean a nivel provincial y municipal, funcionan como filtros en estos "comicios" y garantizan al régimen que los delegados de las Asambleas Provinciales, los diputados de la Asamblea Nacional, el Consejo de Estado y su presidente respondan a los intereses del Partido Comunista.

FUENTE: Publicado originalmente en el DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario