@FloresJudith7
ESPECIAL

MIAMI. Encubrir delitos de índole sexual cometidos por el presidente Daniel Ortega, contra una menor de edad, figuran entre las razones por las que el exagente de la seguridad del estado nicaragüense, Néstor Moncada Lau, fue sancionado recientemente por el Departamento del Tesoro de EEUU.

Moncada Lau fue señalado junto a Rosario Murillo, la esposa de Ortega y vicepresidenta de esa nación, el pasado 27 de noviembre, a través de la de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), después de que el presidente Donald Trump firmara una orden ejecutiva en la que declara a Nicaragua “como una amenaza para la seguridad nacional” y autoriza al Departamento del Tesoro sancionar a los implicados en crímenes, producto de la represión estatal, en el marco de las protestas antigubernamentales que se mantienen en Nicaragua desde abril pasado, en las que ya se contabilizan 545 muertos.

Murillo y Moncada son imputados por corrupción desenfrenada, desmantelamiento de las instituciones democráticas, violaciones a los derechos humanos y explotación de recursos públicos de Nicaragua para beneficio personal. Además los responsabilizan de influenciar y financiar los grupos paramilitares de la Juventud Sandinista, el brazo juvenil del partido de gobierno, y de los “escuadrones de la muerte”, de la Policía Nacional.

El caso de abuso sexual por el que Moncada Lau es señalado como cómplice de Ortega es el referido al de una joven identificada como Elvia Junieth Flores Castillo, a quien Ortega había convertido en su amante cuando apenas era una menor de 15 años.

Las denuncias de este caso le valieron al abogado Santos Sebastián Flores Castillo, hermano de la menor afectada, una condena que lo mantiene desde 2013 en una celda de máxima seguridad en Tipitapa.

Sebastián Flores Castillo es uno de los primeros presos políticos del régimen sandinista. El caso es conocido por el gobierno de Estados Unidos, a partir de varias denuncias públicas que ha hecho la propia familia, incluidas varias entrevistas concedidas en exclusiva a DIARIO LAS AMÉRICAS.

El régimen de Ortega, hasta el momento no ha publicado reacciones ante las sanciones anunciadas por Estados Unidos.

La trama

Moncada Lau ha sido señalado de crear la trama y ordenar la detención y el enjuiciamiento contra Santos Sebastián Flores Castillo. En la acusación presentada lo acusan de violación, el mismo delito por el que el abogado denunció a Daniel Ortega.

La condena de 15 años de prisión fue el resultado de un juicio express con sentencia firme en un periodo de tres meses, por violar presuntamente a Lucila Narcisa Cortez García, una funcionaria del poder judicial, amiga de la Juez Gertrudis Gaitán, pieza clave en el proceso seguido contra Flores Castillo. Cortez García, la presunta víctima, después fue promovida por el régimen tras culminar el juicio, según ha denunciado en EEUU la familia del afectado, que permanece refugiada desde hace cuatro años en este país, aseguran, “para escapar de la persecución de Ortega”.

El abogado de la defensa que le fue asignado a Santos Sebastián Flores Castillo, lo nombró Daniel Ortega. Se trata de Ramón Rojas, militante del Frente Sandinista, el mismo que defendió a Ortega por la denuncia que presentara Zoilamérica Ortega Murillo contra el mandatario, a quien señala de haberla agredido sexualmente desde la edad de once años. La denuncia presentada por Zoilamérica fue desestimada por la jueza Juana Méndez, quien después fue promovida como magistrada de la Corte Suprema, tras cerrar el caso porque según su alegato, había prescrito.

Deterioro de la salud del reo

Sugey Flores Castillo, hermana de Sebastián Flores Castillo, denunció recientemente a DIARIO LAS AMÉRICAS, que la salud de su hermano se deteriorado en prisión, debido a los abusos a los que está siendo sometido.

“Quiero recalcar una vez más que las violaciones a los derechos humanos de mi hermano Santos Sebastian, han empeorado, le siguen torturando, es sometido a tratos crueles, inhumanos, degradantes, permanece en aislamiento, sin patio ni Sol. Aguanta hambre y sed, sin derecho a atención médica, por ende, su salud se deteriora. No le permiten visitas, aunque recientemente [tras las sanciones anunciadas por EEUU] le permitieron una de cinco minutos, únicamente con el propósito tomarle fotografías y videos a él y a mi mamá”, afirmó la hermana del reo.

Añadió, que a su hermano los agentes del penal lo acusan de ser desestabilizador del gobierno.

El caso de Sebastián Flores Castillo, está en manos del Comité Contra la Tortura, y hace un año fue expuesto or el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Pero el régimen de Daniel Ortega rehúsa responder las solicitudes sobre el caso, realizadas en reiteradas ocasiones por el Comité Contra la Tortura, e impide sea evaluado física y psicológicamente por médicos independientes.

Repiten métodos de tortura

Los mismos métodos de tortura y aislamiento que ha recibido Sebastián Flores Castillo por años, hoy la están recibiendo los presos políticos que han sido condenados por la dictadura sandinista a largas penas por participar en las protestas antigubernamentales.

Mayra Tijerino, madre del preso político Eduardo Tijerino, que se encuentra exiliada en Estados Unidos por la persecución de que son objeto los familiares de los presos, ha denunciado los abusos desde su llegada a este país. Tijerino describió recientemente las atrocidades a las que son sometidos los presos políticos, dijo que los someten a abusos sexuales, les arrancan las uñas, aseguró que algunos han perdido la vista, la audición, y que otros convulsionan resultado de las torturas y las golpizas.

Rumores de salida de Ortega

En ese contexto y tras el anuncio de las sanciones de EEUU, durante la semana que concluye se desataron rumores sobre un presunto golpe de estado del Ejército de Nicaragua contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, así como de la huida de la pareja presidencial.

Los rumores se originaron tras una entrevista concedida por el mayor retirado del Ejército Popular Sandinista (EPS), Roberto Samcam, a la periodista Lucia Pineda, del canal 100% Noticias.

Samcam dijo que posee información sobre una presunta salida de Ortega del poder, y que su sucesor pordría ser el exjefe del Ejército, Omar Halleslevens. El militar en retiro es militante del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), expresidente de Nicaragua, aliado de Daniel Ortega, actual diputado de la Asamblea Nacional por el partido de gobierno, y señalado de participar en los sucesos conocidos como Navidad Roja, ocurridos durante la primera etapa del sandinismo contra la comunidad Miskita, donde decenas de indígenas fueron asesinados y sus casas incendiadas, porque eran señalados de apoyar la contrarrevolución.

Según el mayor en retiro, quienes estarían “negociando” la salida de la dictadura Ortega-Murillo, son la llamada vieja “guardia del sandinismo”, el general en retiro Humberto Ortega Saavedra, hermano de Daniel Ortega, militares del Ejército y el gran capital nicaragüense. El entrevistado afirma que a esas negociaciones supuestamente se agregaría el gobierno de Estados Unidos, que estarían en reuniones para lo que llamó un “aterrizaje suave”.

De acuerdo con Samcam, el nombramiento de Halleslevens sería apoyado por la cúpula militar porque según él, no arrastra cola.

El joven político independiente, Leopoldo Gómez, opinó sin embargo que se trata de especulaciones. “Ese rumor nació del MRS (Movimiento Renovador Sandinista), por las declaraciones de (Roberto) Samcam al canal de noticias, 100% Noticias”.

Samcam es presidente departamental de Carazo del MRS, y actualmente se encuentra exiliado en Costa Rica.

Halleslevans representaría la continuidad del sandinismo sin Ortega, un interés mostrado por el sandinismo disidente de Ortega, cuyo propósito es rescatar el FSLN.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas