MANAGUA — El escritor y exvicepresidente del primer régimen sandinista Sergio Ramírez advirtió el lunes que en Nicaragua hay “cero posibilidad” de que se realicen elecciones libres el 7 de noviembre, y según su juicio, las fuerzas opositoras que participen en los comicios estarán “legitimando” una reelección de Daniel Ortega.

En entrevista con The Associated Press desde Estados Unidos, donde se encuentra realizando un tratamiento médico, el Premio Cervantes de Literatura 2017 dijo que Ortega ha impuesto un sistema “de terror” que impide a la gente salir a las calles libremente y que no tolerará por tanto ninguna campaña electoral opositora.

Te puede interesar

“Hay cero posibilidad (de elecciones libres) y la fuerza política que vaya hasta el final le hará mucho daño a Nicaragua, estará dándole credibilidad democrática a un proceso que está viciado de antemano”, según el autor de “Castigo Divino” y “Margarita, está linda la mar”.

“Unas elecciones donde la mayoría de candidatos que puedan oponerse a Ortega están en la cárcel, no pueden ser elecciones”, subrayó al referirse al arresto de cinco aspirantes presidenciales en los últimos días, entre casi una veintena de opositores detenidos por la policía desde el 2 de junio.

Para las elecciones se han inscrito alianzas como la del gobernante Frente Sandinista, que postulará a Ortega para su tercera reelección consecutiva y cuarto mandato consecutivo, y varias fuerzas opositoras minoritarias. Sin embargo, fue excluido un partido que prestaría su casilla a la opositora Coalición Nacional, bloque amplio opositor surgido tras las protestas sociales de abril de 2018.

“Los partidos que vayan hasta el final, que acepten la derrota electoral y los asientos que se les asignen en la Asamblea Nacional (Parlamento), son los que le van a dar la fuerza a Daniel Ortega para reclamar legitimidad de las elecciones. Es un paso muy grave”, consideró el escritor centroamericano.

Ramírez, de 78 años, fue vicepresidente de Nicaragua durante la primera dictadura sandinista (1985-1990), época en que gobernaron la nación centroamericana con mano dura, instauraron el servicio militar, confiscaron bienes, promulgaron las leyes de La Piñata (robo de propiedades) y provocaron el éxodo de miles de nicaraguenses que huían del terror impuesto por el régimen sandinista. El sandinismo perdió las elecciones en febrero de 1990 frente a Violeta Barrios de Chamorro.

Pero a mediados de la década de 1990, Ramírez tomó distancia del líder izquierdista y fundó junto a otros intelectuales y exguerrilleros el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), pero en 2001 se aliaron con Ortega para los comicios presidenciales. El MRS se cambió el nombre en enero pasado, hoy se llama Unamos. Ramírez está retirado de la actividad política desde 1996.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.85%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.57%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.57%
40901 votos

Las Más Leídas