Las excombatientes de la clandestinidad Natalia Bolívar, Norma Porras y Gladys Marel publicaron una carta en La Joven Cuba denunciando que "los veteranos de la Revolución también quedan desamparados con las pensiones recibidas" tras la implementación de la Tarea Ordenamiento en Cuba, según resalta Diario de Cuba.

Las tres mujeres no solo se dirigieron"todos los niveles correspondientes del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social y de la Casa de los combatientes, sin que ninguno haya brindado una solución coherente y práctica", además enviaron una carta al sucesor designado Miguel Díaz-Canel que ha caído, al parecer, al vacío de la inmovilidad.

Te puede interesar

Debe ser realmente duro luchar por algo y que ese algo, luego de servirse, te abandone e ignore tras posicionarse con el poder absoluto común de las dictaduras y regímenes totalitarios.

Los propios comunistas han abierto los ojos. En el texto, la veterana Gladys Marel afirma que la Tarea Ordenamiento "ha afectado a muchos ciudadanos, en especial a los más pobres y necesitados", en su mayoría ancianos, pues "los precios de los servicios públicos han subido aceleradamente, al igual que los alimentos, las medicinas y otras necesidades, que se venden en comercios estatales, tanto en pesos como en dólares".

Diario de Cuba subraya que "la Tarea Ordenamiento ha ignorado tres factores relacionados con los veteranos, luchadores clandestinos y combatientes del Ejército Rebelde", entre los que mencionó que "la escala básica de jubilación estipulada está por debajo del salario mínimo del país, establecido en 2.100 pesos".

Los otros factores mencionados por Marel son que la Prestación Monetaria Transitoria (PMT) o Chequera del Combatiente se concretó de manera igualitaria en 1.260 pesos tanto para los veteranos como para los impedidos físicos que recibían el mínimo de la Asistencia Social y que la Asistencia Económica Permanente, de entre 300 y 400 pesos, fue suprimida.

"Estas decisiones contradicen la Resolución 28 del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social que, en su primer resuelvo, establece 'como cuantía de la pensión mínima por edad e invalidez total del Régimen General de Seguridad Social, y de los regímenes especiales de los Ministerios de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Interior', la cifra de 1.528 pesos", denuncia la autora de la carta. Nada de extrañar, la dictadura cubana ha sido, es y será un meollo de contradicciones que siempre han tenido un efecto boomerang contra el pueblo en general.

Es necesario recordar que las personas de la tercera edad en la Isla han sido notablemente afectadas por la Tarea Ordenamiento. El propio Marino Murillo, jefe de los ajustes económicos, fue muy criticado por jubilados tras decir en el programa Mesa Redonda que el encarecimiento de las vida de los ancianos "no es solo responsabilidad del Estado".

"Nosotros trabajamos para no necesitar ser protegidos y aportamos a la sociedad lo suficiente (...) Hemos perdido poder adquisitivo y no es justo", contestó entonces Roberto González Hernández, un jubilado cubano.

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.79%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.67%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.54%
31667 votos

Las Más Leídas