El régimen de Miguel Díaz-Canel decidió despojar del cargo de vicepresidente del Consejo de Ministros al histórico Ulises Rosales del Toro y ponerlo al mando de una especie de "Ministerio de la Moringa", una de las últimas obsesiones del difunto Fidel Castro, reportó DIARIO DE CUBA.

Así lo reveló una nota oficial leída en el Noticiero Nacional de Televisión y publicada también por medios oficiales como el diario Juventud Rebelde.

Te puede interesar

Resulta curioso que, como si se tratase de un pedido desesperado por perdón, Rosales del Toro visitó el pasado 23 de agosto el Santuario de la Caridad del Cobre, en la provincia oriental de Santiago de Cuba. Por supuesto, los medios oficialistas no informaron de su visita, y mucho menos si la Virgen le concedió algún tipo de perdón por tantos años de complicidad con el régimen.

"Teniendo en cuenta la importancia de acrecentar el desarrollo del programa de plantas proteicas diseñado por el comandante en jefe de la Revolución Cubana, a partir de los resultados obtenidos y las potencialidades que posee, el Consejo de Estado, considerando además la necesidad de nombrar al frente de este programa a un cuadro con demostrada capacidad de dirección, acordó que el compañero Ulises Rosales del Toro se consagre por completo a este empeño, actividad que hoy dirige, liberándolo de sus responsabilidades como Vicepresidente del Consejo de Ministros", señaló texto.

Asimismo, Díaz-Canel decidió traer a su lado, en sustitución del anciano comunista, a otro dirigente de su generación.

"El Consejo de Estado además, a propuesta de su Presidente, acordó promover al cargo de vicepresidente del Consejo de Ministros al compañero Jorge Luis Tapia Fonseca, Licenciado en Economía, quien se desempeñó desde el año 2008 como Primer Secretario del Comité Provincial del Partido en Ciego de Ávila y a partir de septiembre de 2012 en Camagüey", precisó la nota.

Aunque la nota no se refiere directamente a la moringa, el cultivo del árbol de la "moringa oleífera" se extendió en la Isla desde hace unos años, cuando el dictador se obsesionó con la botánica y llamó la atención sobre los beneficios de esta especie para la alimentación humana y animal, así como las posibilidades de multiplicar esas producciones.

Castro la llamó "árbol milagroso" y le dedicó algunas de las "Reflexiones" que solía publicar en la prensa estatal. En 2012 llegó a presentar la planta como la solución a los problemas alimentarios de Cuba. Se había propuesto extender las siembras de este árbol desde el Cabo de San Antonio hasta la Punta de Maisí.

FUENTE: Con información de DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas