MANAGUA.- La opositora Unidad Nacional Azul y Blanco denunció hoy la "constante represión del régimen" de Daniel Ortega, en el marco de la crisis sociopolítica que atraviesa el país y que ha dejado cientos de muertos desde abril.

En un pronunciamiento, esa unidad enumeró una serie de casos que, a su juicio, dejan en "evidencias la constante represión del régimen, cuyo propósito es el de criminalizar el legítimo derecho a la protesta ciudadana".

Entre los casos mencionó el arresto y posterior liberación, por quinta vez, del veterano maratonista Alex Vanegas, quien corre todos los días en Nicaragua para protestar contra el presidente Daniel Ortega.

Vanegas es conocido por correr con una camisa de color azul y blanco, los colores de la bandera nicaragüense, con las frases "Maratón por la justicia" y "Corro para correr a Ortega", impresas en el pecho y la espalda.

La unidad también denunció las detenciones del ciclista Galo Gabriel Grádiz "por andar en bicicleta con su bandera de Nicaragua", y del líder estudiantil Gerson Snyder Suazo "por tirar chimbombas (globos) al salir de misa".

Además, denunció "el intento de censura a medios independientes atentando contra la libertad de prensa, así como la detención de decenas de ciudadanos en los últimos días".

Asimismo, "la brutal represión que sufren los ciudadanos de la Isla de Ometepe", en el Gran Lago, "que por las últimas semanas no han tenido tregua, ni paz".

Nicaragua vive una crisis sociopolítica desde abril pasado que ha dejado, en el marco de protestas antigubernamentales, entre 325 y 528 muertos, según organismos humanitarios locales e internacionales, mientras que el Gobierno reconoce 199 víctimas.

Las organizaciones afirman que en Nicaragua existen al menos 558 "presos políticos", mientras el Gobierno indica que son más de 200, a los que define como "terroristas" y "golpistas", se dice víctima de un intento de golpe de Estado, y niega las denuncias de abusos contra los manifestantes.

La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los Derechos Humanos.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social, y se convirtieron en una exigencia de su renuncia, debido al saldo mortal de las manifestaciones. EFE

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas