DIARIO DE CUBA.- Después de algún tiempo sin ser visto, por estos días abundan los ejemplares del peligroso molusco a la entrada de un reparto habanero.

Durante una reunión del Consejo de Ministros efectuada el pasado mes de junio, la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños, declaró que, tras un ajuste realizado al plan del Presupuesto del Estado, "era necesario hacer una significativa reducción de los gastos, porque no podemos gastar lo que no generamos", según publica Diario de Cuba.

Te puede interesar

Evidentemente, la funcionaria aludía a un déficit presupuestario que ya preocupa a las autoridades. Es decir, que ante la merma de los ingresos al Presupuesto —se incumple el plan de circulación mercantil minorista debido a la escasez de bienes en los comercios estatales, y disminuyen los impuestos a pagar por los actores económicos inactivos a causa del coronavirus—, se torna muy difícil asumir el nivel de gastos que se había previsto.

Dos meses después de la referida declaración, la propia ministra aseveró que el Presupuesto del Estado había erogado más de 1.000 millones de pesos en el transcurso del año con vistas a enfrentar la pandemia. Una situación que agudiza el citado déficit presupuestario.

Aunque la ministra no ofreció detalles adicionales acerca de las actividades o sectores afectados por la reducción de los gastos presupuestarios, cualquier observador podría deducir cuáles son. Bastaría con enumerar las tareas que las entidades presupuestadas no están realizando, o llevan a cabo de una manera muy limitada.

Y una de esas entidades gubernamentales que ha visto muy reducida su actividad en las últimas semanas —más reducida que lo habitual, que ya es mucho decir— es la de Servicios Comunales, encargada de recoger los desechos sólidos y mantener la higiene en la ciudad.

Un ejemplo de lo anterior lo encontramos en la entrada del reparto La Catalina, un barrio del poblado de Santiago de las Vegas, en el habanero municipio de Boyeros. Allí la bienvenida que reciben los visitantes es un tanque para almacenar las jabas de basura totalmente desbordado y, en consecuencia rodeado de desechos en un área de casi diez metros a la redonda, lo que constituye un vertedero de alarmante proporción.

Las personas obligadas a transitar por allí, y las viviendas cercanas, se ven sometidas a la desagradable presencia de moscas, roedores y otros insectos. A lo que se agrega la permanencia de un olor nauseabundo que lo inunda todo.

Lo único ausente de esos contornos, al parecer, es el trabajo de Servicios Comunales.

Pero ahí no queda todo, ni siquiera lo peor. Lo más preocupante es la progresiva presencia de ejemplares del caracol gigante africano en los alrededores del gigantesco basurero. Una especie que puede provocar graves enfermedades al simple contacto con su baba.

En todo esto resalta el carácter de campaña en el accionar de las autoridades. Hace algún tiempo la lucha contra el caracol gigante africano ocupaba los primeros planos de la propaganda oficial. Hasta había cortos de televisión que se referían a esa batalla. Y en el caso específico de La Catalina, se enviaron algunas brigadas que limpiaron los alrededores del basurero, y hasta chapearon la yerba que crece en su entorno. Y, ciertamente, se logró por un tiempo la eliminación del caracol.

Mas, lamentablemente, ya nada queda de la lucha contra el peligroso molusco. Ahora todo gira en torno a la batalla contra la pandemia del coronavirus. Los gobernantes parecen haber cerrado los ojos ante otras afectaciones de salud que puedan presentar las personas.

Particular riesgo corren los niños y jóvenes de La Catalina, muchos de los cuales han sido vistos, incluso descalzos, jugando por las cercanías de este amenazador basurero.

FUENTE: Con información de Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.93%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 21.95%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.84%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 18.27%
788 votos

Las Más Leídas