¿Sabías que el nervio ciático es el más largo y ancho de todo tu cuerpo? Es por esta razón que, cuando se inflama, el dolor tan fuerte que produce comienza por la cintura, baja por el muslo de tu pierna y llega hasta más allá de tu rodilla.

La Clínica Mayo determina que: “El término “ciática” se refiere a un dolor que irradia a lo largo del trayecto del nervio ciático, que se ramifica desde la parte inferior de la espalda a través de las caderas y los glúteos y hacia debajo de cada pierna. Por lo general, la ciática afecta solo a un lado del cuerpo”. Es decir, el nervio ciático está compuesto por raíces individuales que surgen de varias partes de la columna vertebral para luego juntarse y formar este nervio.

Te puede interesar

Este dolor también se ha identificado con síntomas como dolor de pierna, posible hormigueo, adormecimiento o debilidad en una de las piernas. Sin embargo, todo esto dependerá del lugar afectado y de su gravedad. Lo que es un hecho en todos los casos es que los síntomas son muy dolorosos.

La razón por la que puedes sentir el terrible dolor de ciática es que se produce una compresión de este nervio, ya sea por lesiones que se hayan generado por algún golpe, alguna mala postura, embarazo, obesidad o envejecimiento, entre otros… Los dolores pueden ser tan fuertes que pueden durar hasta varios días, haciendo que el paciente quede incapacitado. Y, de acuerdo a la Clínica Mayo, este dolor es provocado, generalmente, por una hernia de disco en la columna vertebral o por un crecimiento ósea excesivo en las vértebras.

El dolor de ciática se incrementa en las personas de mediana edad, por lo que es muy raro que se presente antes de los 20 años de edad. Por esto es muy probable que, a partir de los 50 años, una persona pueda llegar a padecer este dolor.

Sin embargo, existen otros factores de riesgo, los cuales son, de acuerdo a la Clínica Mayo: la edad, la obesidad, tu profesión (un trabajo en el que tengas que girar la espalda, trasladar cargas pesadas o conducir un auto por períodos de tiempo muy prolongados), permanecer sentado mucho tiempo y la diabetes.

En muchos casos, el dolor de ciática puede tratarse con cuidados caseros, pero es muy importante que tengas presente que la inactividad sólo provocará que los síntomas empeoren.

La mayoría de los casos de ciática pueden resolverse en unas cuantas semanas con tratamientos no quirúrgicos. Por esta razón es que, a continuación, te dejamos 10 tratamientos que te ayudarán a prevenir y disminuir los síntomas ocasionados por el dolor del nervio ciático.

1. Aplícate frío/calor

Aplicar una bolsa fría puede ayudarte a reducir cualquier tipo de inflamación y entumecimiento que tengas, y que haya sido provocado por el dolor del nervio ciático. Pero ojo, esto solo debes hacerlo cuando el dolor que sientes es muy intenso. Ahora bien, el calor, te ayudará a aumentar el flujo de oxígeno y de nutrientes que llegan al área afectada, y es utilizado generalmente cuando la intensidad del dolor ha disminuido. Para que tengas mejores resultados, ve alternando ambas cosas.

2. Aplícate acupresión

Se trata de aplicar un poco de presión con una pelota o con un objeto duro por aproximadamente 2 minutos, esto lo harás directamente en la zona que se conoce como punto desencadenante.

3. Coloca una almohada debajo de tus rodillas

Este tratamiento se usa comúnmente para tratar el dolor ocasionado por el nervio ciático, y al mismo tiempo, es maravilloso para aliviar el dolor de espalda. Para aplicarlo, lo único que tienes que hacer es colocar una almohada debajo de tus rodillas, ya que esto aliviará la presión que el disco está ejerciendo sobre tu nervio ciático, y hará que el dolor vaya disminuyendo.

4. Toma un baño con agua caliente o hidroterapia

Al tomar un baño caliente, aliviarás el dolor muscular y relajarás tu cuerpo. El estar remojado de 20 minutos a 2 horas ayudará a reducir el dolor que es causado por este nervio. Ahora bien, si el estar sentado en la tina te es muy doloroso, entonces, toma una ducha con agua caliente por unos 20 minutos, el efecto será el mismo, y si puedes hacer que el agua se acumule en la bañera y que cubra tus pies, mucho mejor, ya que esto calentará la sangre de tus venas, que recorre de los pies a todo tu cuerpo.

5. Acupuntura

Este es un método chino muy antiguo para tratar el dolor, pero es muy popular y eficaz entre las personas que sufren del dolor de la ciática. Esto se debe a que se cree que la acupuntura dispersa lo que se denomina como patógenos externos, haciendo que se active la energía Qi, la cual se encarga de ayudar a calmar el dolor. Pero ten cuidado, ya que esto sólo debe de ser hecho por profesionales.

6. Recurre a la reflexología

Esto te lo puedes aplicar tú mismo, ya sea con una herramienta de reflexología o con tu pulgar. Existen dos puntos de reflejos en tus pies, y cuando aplicas presión sobre ellos durante uno o dos minutos, el dolor del nervio ciático se alivia.

7. Haz ejercicios para la espalda

Generalmente, los ejercicios que son para aliviar los dolores de espalda, combinan estiramiento con fortalecimiento, lo que ayuda a reforzar los músculos para sostener la columna vertebral de una forma correcta. Por lo que, combinando estos ejercicios con estiramientos de cuello, de hombros, de cadera, de glúteos y de isquiotibiales, obtendrás un eficaz alivio del dolor del nervio ciático. Es importante que recuerdes hacer estos ejercicios de manera lenta, así como el mantenerlos únicamente por 20 segundos, de lo contrario, puedes llegar a lastimarte.

8. Masajes

Una terapia de masajes puede resultar muy beneficiosa para la mayoría de las personas que padecen de dolor de espalda y del nervio ciático, en estos casos, las técnicas orientales y occidentales son las más usadas para este tipo de dolores. Antes de someterte a estos masajes, asegúrate de que se trata de un profesional en la materia.

9. Cuida tu alimentación

Definitivamente, deberás mantenerte saludable, llevando una alimentación que incluya vitaminas y minerales. Las personas obesas o con sobrepeso, deben comenzar a perder peso para poder ir aliviando la presión que tienen sobre sus espinas dorsales. Por lo que, seguir una dieta balanceada, siempre será la mejor opción.

10. Utiliza hierbas medicinales

Si algo es cierto, es que las hierbas han sido utilizadas con un enfoque medicinal durante muchos siglos, sobre todo cuando se trata de aliviar dolores ocasionados por enfermedades como la ciática, la artritis, la inflamación, lesiones musculares o heridas.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que el sistema de autopistas que maneja el MDX en Miami sea transferido al estado de la Florida?

No
No tengo idea
ver resultados

Las Más Leídas