@ElkisBejarano

MIAMI.- La demencia es un término general que se utiliza cuando una persona comienza a experimentar un deterioro paulatino, que puede llegar a ser grave, de su capacidad mental, lo que comienza a afectar su vida diaria con episodios esporádicos de pérdida de la memoria que llaman la atención de quienes lo rodean.

Te puede interesar

Cuidar y atender a estos pacientes representa un reto para la familia y allegados, que muchas veces no saben qué hacer ante estos episodios de pérdida de memoria.

Para conocer en detalle sobre esta condición, DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con la doctora Sajid López, médico psiquiatra especializada en psiquiatría general y geriátrica, quien aseguró que el término “demencia senil” fue reemplazado con el tiempo por “demencia de Alzheimer” y en la actualidad se utiliza el término “trastorno neurocognitivo mayor, tipo Alzheimer”.

“El diagnóstico se realiza cuando un paciente ha demostrado un deterioro cognitivo del nivel anterior de funcionamiento y uno o más de los siguientes dominios están afectados, como son la atención, memoria, lenguaje, aprendizaje, función ejecutiva y cognición social”, asegura.

Destaca que si un familiar nota que al paciente la memoria le está cambiando, la primera recomendación es que se lleve a un neurólogo o a una psiquiatra, preferiblemente geriatra, para que haga el protocolo médico necesario para determinar que no existe ninguna lesión que esté produciendo este síntoma.

Aclara que los diagnósticos del trastorno neurocognitivo mayor, tipo Alzheimer, no se determinan con un examen médico como una tomografía computarizada (CT scan) o una Resonancia Magnética (MRI), pero en muchos casos son necesarios para descartar lesiones. “Además hay una serie de análisis que se ordenan, y si estos salen negativos, son señales de que el paciente puede estar afectado por el trastorno neurocognitivo mayor, tipo Alzheimer”.

¿Qué hacer con el diagnóstico?

-En ese caso, hay varios medicamentos con los que se puede iniciar el tratamiento. Los primeros se llaman Anti-Cholinesterase Inhibitors (inhibidores de anticolinesterasa) como son Aricept/Donezil. Estos previenen las placas que están asociadas con el Alzheimer, y hacen que esas placas no se acumulen con tanta rapidez. Luego, cuando la enfermedad está en las etapas moderadas a avanzadas, agregamos Namenda/Memantina”, explica.

Recomendaciones para familiares y allegados del paciente

-El tipo de atención que se debe ofrecer va a depender de cada paciente. Si hay un paciente que, cuando se corrige o se le dice que alguna cosa con la que él no esté de acuerdo, se molesta, mi recomendación es no enfrentarlo. Es preferible que uno le diga: “Ok, mamá”, por ejemplo o “Está bien, como tú digas”. Porque es como decirle a un bebé de seis meses que camine. A veces los pacientes no tienen la capacidad para procesarlo y de entender lo que le está ocurriendo. Si uno comienza a enfrentarse a ellos eso no beneficia ni al paciente ni al familiar.

Actividades recomendadas

La doctora López asegura que si se está en su fase inicial, es recomendable hacer crucigramas, que realicen lecturas de periódico, de revistas, de libros. “Eso ayuda para que la enfermedad se retrase. No progresa con tanta rapidez. Pero si están en una etapa que no pueden leer, usamos terapia de música, luces, y allí se estimulan los sentidos”.

Destaca que la terapia con animales ayuda a los pacientes, pero hay que considerar si estos han estado familiarizados con mascotas. Explica que cuando la enfermedad está más avanzada, se le dan muñecas y/o peluches para que los cuiden, dándole algunas tareas que deben realizar.

Resalta que es importante que la persona esté en un ambiente conocido, con personas que le sean familiares; porque al mudarlo a un sitio ajeno con personas que no conoce puede haber un deterioro de su condición. “Eventualmente se estabilizan, pero nunca regresan a su estado anterior, sino que pierden facultades”, explica.

Para la doctora otro aspecto importante es crearle rutinas de actividades que los ubique en el tiempo y en el espacio. “Si un día la familia se va de viaje y el paciente debe ir a otros sitios, no es bueno para el paciente. Siempre es mejor tener una rutina establecida como si fuese un niño”.

Recomienda que la familia se debe educar en este tema. “Es importante buscar información, porque cuando la familia y mis pacientes están educados con el Alzheimer, entonces pueden atender mejor al paciente. También hay grupos de apoyo en los hospitales donde familiares de personas con este padecimiento comparten experiencias que ayudan al paciente y a sus allegados”.

La doctora Sajid López, médico psiquiatra especializada en psiquiatría general y geriátrica, trabaja en Mental Health Services of Florida, P.A. 7550 South Red Road, Suite 211 South Miami, Fl, 33143. Contacto: (305) 667-8114/8115, (786) 513-0143. lopezpsychiatry@gmail.com, www.lopezpsychiatry.com.

Cabe destacar que si una persona tiene un familiar con los síntomas debe acudir al médico, y no suministrar ningún tipo de medicamentos antes de consultar a un especialista.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la presión internacional logrará la libertad del opositor cubano José Daniel Ferrer, detenido por el régimen de la isla desde inicios de octubre?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas