viernes 12  de  abril 2024
SALUD

¿Cuáles son los factores de riesgo de la demencia que se pueden controlar?

Un estudio de la Universidad de Oxford analizó variables e identificó lo que produce impacto en la demencia o deterioro cognitivo y distinguió 3 factores clave

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

MIAMI.- En la búsqueda de los factores modificables que contribuyan a la prevención de la demencia un nuevo estudio de la Universidad de Oxford del Reino Unido reveló que hay tres factores perjudiciales para las áreas "frágiles" del cerebro y que está en manos de las personas controlarlas.

La investigación liderada por científicos de la Universidad de Oxford analizó 161 variables, incluyendo salud y estilo de vida, para identificar su impacto en el deterioro cognitivo y distinguieron tres esenciales cuyo control puede ayudar a la prevención.

“Hemos descubierto que, de todos los factores de riesgo modificables comunes para la demencia, los más perjudiciales son la diabetes, la contaminación relacionada con el tránsito y el consumo de alcohol”, ratificó Gwenaëlle Douaud, profesora que dirigió el estudio.

El estudio, publicado en la revista Nature Communications, analizó los escáneres cerebrales de 40.000 personas entre 44 y 83 años clasificados como “bastante sanos en general”, y sólo unas pocas docenas habían tenido un diagnóstico de demencia antes de sus exploraciones.

El estudio determinó que quienes dijeron que bebían alcohol “diariamente o casi a diario” tienen mayor riesgo, por encima de aquellos que beben tres o cuatro veces por semana, una o dos veces por semana, una o tres veces por mes, sólo en ocasiones especiales o nunca.

Retrasar la pérdida de memoria

Aunque el estudio no diferenció entre diabetes tipo 1 y tipo 2 lo más probable es que fuera la tipo 2 la que tuviera el mayor impacto, según el estudio. Mientras que el impacto de la contaminación en el cerebro está relacionado con el tránsito y combustión. Es decir, del dióxido de nitrógeno que se forma como subproducto en los procesos de combustión a altas temperaturas, como en los vehículos motorizados lo que es un contaminante frecuente en zonas urbanas.

Estos factores de riesgo pueden cambiarse potencialmente a lo largo de la vida para prevenir o retrasar la aparición de enfermedades y frenar el proceso de envejecimiento.

“Para proteger las frágiles regiones del cerebro el estudio considera que sí es posible al intentar mantener su diabetes bajo control o evitar desarrollarla con una dieta saludable y variada, protegerse de la contaminación relacionada con el tránsito y beber con moderación”.

“El desarrollo de estrategias preventivas basadas en la modificación de los factores de riesgo podría resultar un enfoque exitoso para garantizar un envejecimiento saludable”, dijeron los autores del estudio.

A estos tres factores esenciales por su impacto en las zonas frágiles del cerebro, les siguieron la falta de sueño, el exceso de peso, el tabaquismo y la presión arterial alta por lo que con un buen patrón de salud puede ampliar las posibilidades para prevenir el deterioro cognitivo.

La demencia es una enfermedad que despierta mucho interés entre los científicos que buscan controlar su avance acelerado en el mundo mediante un diagnóstico temprano, tratamiento adecuado y prevención.

Según la organización benéfica Race Against Dementia la demencia afecta el cerebro y provoca problemas de memoria, pensamiento y comportamiento. Se trata de una enfermedad progresiva que empeora con el tiempo.

Tipos de demencia

El Alzheimer es la demencia más conocida y representa la mayoría de los casos, pero existen al menos 200 tipos diferentes de esta enfermedad, cada uno con sus propios síntomas, causas y tratamientos.

La evaluación conjunta de estos factores de riesgo modificables permite identificar la contribución única de cada uno de estos factores en el cerebro ”, afirman los investigadores.

FUENTE: Revista Nature/ Infobae / Diario las Américas

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar