Embed

Alcoholismo se refiere al abuso en el consumo de alcohol.

Según cita el Centro Médico de la Universidad de Maryland, no hay una razón conocida de por qué alguien pueda volverse alcohólico. Los expertos creen que puede ser una combinación de los genes, el medio ambiente y alguna condición psicológica como la baja autoestima.

Se puede estar en riesgo de ser alcohólico si se es hombre y bebe 15 o más tragos a la semana, si se es mujer y bebe 12 o más tragos a la semana o si se toman cinco o más tragos seguidos en un momento, al menos una vez por semana, tomando un trago como una botella de cerveza de 340 ml, o una copa de vino de 140 ml, por ejemplo.

Los síntomas de esta adicción pueden no ser tan alarmantes al principio, según Webconsultas, porque el alcohol es una droga social y está permitida.

Los amigos y familiares de un alcohólico pueden no darse cuenta de la magnitud del problema hasta que el alcoholismo es evidente y, aún así, otros entornos sociales del alcohólico, como compañeros de trabajo o conocidos, pueden seguir ignorando el problema confundiéndolo con buen humor en los eventos sociales o viéndolo como “unas copas de más” de vez en cuando.

Sin embargo, existen ciertas señales de alerta para el alcoholismo. Vamos a revisar.

1. El alcohol interfiere en la vida normal

Consumir alcohol interfiere con el trabajo, el estudio o las actividades normales. La necesidad de beber es más importante y la resaca y el malestar posterior impiden que actúe normalmente.

2. Bebe a pesar de que hará una actividad de riesgo

A una persona que se está volviendo alcohólica, no le importa si va a conducir un auto, manejar maquinaria pesada o cualquier actividad que requiera precisión absoluta, hasta, pongamos, operar, en el caso de un cirujano.

3. Pérdidas de memoria o conocimiento

Sufre accidentes o lesiones por perder el conocimiento después de beber y no recuerda lo que pasó.

4. Bebe a pesar de una condición médica

Como por ejemplo saber que sufre cirrosis y no dejar la bebida.

5. No controla cuánto bebe

Pierde el control del consumo por completo.

6. Necesita cada vez más alcohol

Para obtener el mismo grado de embriaguez, cada vez debe beber más cantidad de alcohol.

7. Se siente mal si no bebe

Aparecen los síntomas de abstinencia. Si no bebe alcohol, se siente enfermo con sudoración, temblores y ansiedad.

8. La bebida viene primero

A pesar de que los problemas que puede causar en su vida, el alcohólico sigue bebiendo.

9. Bebe solo

Beber ya no es un acto social. Bebe en soledad.

10. Bebe desde temprano

La persona bebe temprano en el día y permanece borracho durante mucho tiempo.

11. Oculta su alcoholismo

Trata de ocultar el hecho de que bebe y elabora excusas.

12. Recurre al alcohol para aliviar el estrés o resolver problemas.

No puede solucionar los problemas ni enfrentar la vida sin alcohol.

13. Se pone violento cuando bebe

Cuando bebe se torna violento, excitado o tenso. Muy hostil.

14. No come bien

Casi apenas lo suficiente como para seguir bebiendo.

15. Descuida su aspecto físico e higiene personal

Descuidar la forma de vestirse o el aseo personal.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario