MIAMI— A partir de los 45 años existe más probabilidad de tener prediabetes, hecho que se intensifica si sumamos una alimentación poco saludable y la falta de actividad física, además de los antecedentes familiares.

Te puede interesar

Para verlo en perspectiva, señalan que 1 de cada 11.5 millones de personas tiene riesgo de ser atacada por un tiburón. Sin embargo, más de 1 de cada 3 personas tiene riesgo de prediabetes. Además, de las personas con prediabetes, más del 80% no saben que la tienen.

La prediabetes, estiman los Institutos Nacionales de Salud, es ese punto en el que los niveles de glucosa o azúcar en la sangre son elevados, pero no sobrepasan la cifra que lleva a diagnosticar diabetes como tal.

Evidentemente, quienes tienen prediabetes están más cerca de llegar a una diabetes tipo 2, además de que aumenta el riesgo de sufrir un derrame cerebral o un ataque al corazón. De ahí que los médicos insistan en la prevención para evitar llegar a ese punto.

¿Qué hacer para evitar convertirse en prediabético? Tanto para prevenir como para retrasar la llegada de la diabetes tipo 2, hay consejos que no faltan en las listas de los médicos.

Como explica la página de Mayo Clinic, “si tiene prediabetes, es posible que ya esté comenzando el daño a largo plazo de la diabetes, especialmente en el corazón, los vasos sanguíneos y los riñones”. Pero la buena noticia es que “la progresión de prediabetes a diabetes tipo 2 no es inevitable”.

En torno a las razones por las cuales aparece la prediabetes, aunque no hay una causa precisa, se sabe que los antecedentes familiares y la genética pueden influir en su llegada, unido al estilo de vida de la persona.

Otro punto que podría influir es la raza. Agrega Mayo Clinic que “aunque no está claro por qué, ciertas personas, incluidas las personas afroamericanas, hispanas, india americanas y asiática americanas, tienen más probabilidades de desarrollar prediabetes”.

Condiciones como la presión sanguínea alta, altos niveles de triglicéridos (un tipo de grasa en la sangre) y bajos niveles de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL, colesterol "bueno"), se asocian con un mayor riesgo de prediabetes.

Asimismo, las personas con apnea obstructiva del sueño, una condición que interrumpe el sueño repetidamente, tienen un mayor riesgo de resistencia a la insulina.

Controlar el peso

En este punto operan varios factores y se puede abordar de forma integral, pues a la hora de adelgazar intervienen factores como el ejercicio físico y una dieta saludable. En este sentido el paciente necesita crear un plan bajo la guía de su médico, no solo para saber qué tipo de ejercicios son recomendables, sino para entender qué cambios debería realizar en sus hábitos alimenticios.

“La glucosa proviene de los alimentos que consume. Demasiada glucosa en la sangre puede dañar su cuerpo con el tiempo”, señala MedlinePlus.

Comer alimentos saludables, hacer que la actividad física forme parte de su rutina diaria y mantener un peso saludable puede ayudar a que su nivel de azúcar en la sangre vuelva a la normalidad. Los mismos cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a prevenir la diabetes tipo 2 en adultos también podrían ayudar a que los niveles de azúcar en la sangre de los niños vuelvan a la normalidad.

Dejar de fumar

Si la persona es fumadora, tendrá que entender que esta adicción es nociva para su cuerpo y que puede propiciar la aparición de varias enfermedades, incluida la diabetes tipo 2.

Supervisión de la glucosa

En el caso de que una persona quiera verificar sus niveles de glucosa para atender a tiempo cualquier problema, puede hacerse un chequeo. Además, los médicos tienen opciones de tratamientos preventivos con medicamentos que ayudan a prevenir o retrasar la diabetes.

Una herramienta útil es Programa Nacional de Prevención de Diabetes. En esa página, entre numerosos recursos, hay una prueba de riesgo de prediabetes que se puede tomar en línea o a través de un formulario en PDF que permite sacar los resultados manualmente.

¿Cómo saber si tiene prediabetes?

Hay varios síntomas que ayudan a detectar un problema con las concentraciones de glucosa. Si bien la prediabetes no suele presentar ningún signo de fuerza, hay señales que nos pueden avisar a tiempo. Entre estas pistas se encuentra el oscurecimiento de la piel en varias partes del cuerpo como las axilas, la ingle y el cuello.

Otras señales más determinantes y que pueden indicar el paso de la prediabetes a la diabetes, son los constantes deseos de orinar, infecciones con regularidad, el incremento de la sed y del hambre, pérdida de peso sin razón aparente, el entumecimiento de manos o pies, la visión borrosa, la fatiga, y llagas que demoran en sanar.

Detectar el problema a tiempo evita la aparición de la diabetes tipo 2 y de efectos negativos en el cuerpo como amputaciones, enfermedades de los riñones, daños en los ojos y hasta pérdida de la visión, enfermedad del hígado graso, afecciones cardiacas, entre otros.

Embed

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.78%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.69%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.52%
30936 votos

Las Más Leídas