El riesgo de que la viruela del mono o símica se instale en países que normalmente no sufren esta enfermedad vírica es “real”, probable, indicó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Como era de esperar, las cifras crecen y despiertan incertidumbre, miedo y un sinnúmero de teorías de conspiración que pululan por internet.

Te puede interesar

DIARIO LAS AMERICAS, en conjunto con KVC MEDIA, conversó con la doctora Aileen Marty, experta en enfermedades infecciosas y profesora de Florida International University, que ha trabajado con la OMS y otras organizaciones durante los brotes de ébola, zika y más recientemente el COVID-19, cuando fundió como asesora del Condado Miami-Dade en Florida.

Marty destaca que afortunadamente “nadie ha muerto de la enfermedad durante este brote” fuera de África y que “esperamos ver cuán grave puede ser para personas con otros tipos de virus, pero la verdad es que es la primera vez que sucede en nuestros países. Desde 1970, cuando se detectó el primer caso en un niño, hasta abril de este año había menos de 100 casos de viruela de mono en personas afuera del continente africano y todos, casi todos se podían documentar que eran importados de una zona endémica, pero en estas últimas cuatro semanas el número se ha disparado”

La epidemióloga, que también se desempeñó como oficial de la Armada estadounidense durante 25 años y tiene más de 40 años de trabajo clínico y de investigación en enfermedades tropicales subrayó: “Estamos prestándole mucha atención. También tenemos que saber cómo se manifiesta clínicamente la viruela símica, ya que se parece muchísimo clínicamente a la original, pero a partir de los casos que se conocen de África ha sido una enfermedad mucho menos peligrosa. Hay dos tipos, una en el centro de África, que es la más peligrosa, y otra en África occidental. El brote actual se parece muchísimo a este último y se está manifestando de manera bastante ligera en la mayoría de los pacientes. Eso no quiere decir que no es peligroso. En casos de viruela del mono en seres humanos la variante central puede producir hasta 10% de muertes y la occidental entre 1 y 2%”.

La especialista destacó que estas estadísticas se recopilan en casos que, en su mayoría, fueron documentados en zonas muy pobres de África y con marcada incidencia en infantes

No obstante “ahora, más que nada, está afectando a adultos y personas jóvenes, pero este tipo de virus es diferente al COVID porque afecta más duro a los niños pequeños”, subrayó.

Síntomas

En cuanto a los síntomas, Marty, que además es coeditora en jefe de One Health, la revista oficial de la Federación Internacional de Medicina Tropical, hace énfasis en que “todavía estamos haciendo investigaciones para determinar la propagación y el nivel de contagio. Ahora para la transmisión tiene que existir un contacto directo, muy cerca, con una persona infectada. Las primeras manifestaciones no son las manchas o las ámpulas sino dolor de cabeza o espalda y heridas dentro de la boca. Entonces, cuando hablan están trasmitiendo el virus sin saberlo. En este especifico brote se está trasmitiendo más cuando hay un contacto físico mayor, como puede ser el acto sexual, y es que el virus se propaga más eficientemente cuando la persona tiene erupción y es que. después de la boca, aparece en las partes privadas”

Vacunas

La también profesora reconoce que “hicimos estudios en los años 1980 cuando ya se había declarado eliminada la viruela. Realizamos un intenso monitoreo buscando si acaso ocurría algún caso y se encontró la variante del mono y se notó, en ese entonces, que quien estuviera vacunado contra la viruela tenía protección de más o menos 85%. Por otra parte, ahora un gran porcentaje de la población no tiene la vacuna”.

Marty, especialista en respuesta médica a armas de destrucción masiva (nuclear, radiológica, química o biológica) habló de tratamientos: “Existe un antiviral que fue aprobado hace poco por si lastimosamente alguien llegara a utilizar la viruela como arma biológica. Se sabe que funciona perfectamente bien contra la viruela del mono. Hay otro antiviral mucho más viejo que también puede funcionar y un tipo de anticuerpo que se ha usado experimentalmente en simios que se piensa va a funcionar en seres humanos y está recomendado en ciertos casos. Además de la existencia de tres vacunas que se pueden utilizar: una que es muy vieja y la que se usaba contra la viruela tradicional, hay una nuevecita en los Estados Unidos que se aprobó hace dos años y hace unos meses en Europa. También hay otra que tienen los rusos. Esas vacunas van a poder reducir la transmisión a otras personas y si lo hacemos bien esto no seguirá creciendo”.

Embed

La científica recomendó: “Estar vigilantes. Si una persona está infectada tiene que presentarse lo más pronto posible al hospital para recibir tratamiento. También se tienen que vacunar las personas que estuvieron cerca de una persona contagiada”

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 31.03%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.6%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.37%
18387 votos

Las Más Leídas