LA HABANA — Tras el ambiente de tensión social agravado en Cuba con las manifestaciones ciudadanas que tuvieron lugar en varias ciudades de la isla el 11 de julio, el régimen intenta propiciar un clima de alivio y acude la distribución de artículos de primera necesidad que ha recibido en carácter de donación de países como Rusia y México.

Los cubanos salieron a las calles en reclamo de libertades; sin embargo, el discurso oficialista se esfuerza en hacer ver que el malestar de la población responde únicamente a las carencias económicas que además, los gobernantes cubanos achacan al embargo que mantiene EEUU sobre Cuba.

Te puede interesar

Con esa intención acaban de anunciar que “entregarían” a las familias, mediante la libreta de racionamiento, las donaciones de alimentos recibidos desde el exterior.

Las carencias permanentes de víveres y medicinas en la isla se agudizaron en los últimos meses, al tiempo que arreció la pandemia del coronavirus.

La principal razón de la agudización de la crisis económica en Cuba en los últimos meses responde a que las restricciones de viajes impuestas por la pandemia impidieron la entrada de turismo a la isla; también el envío de remesas de cubanos exiliados a sus familiares disminuyó y ambas cosas dejaron sin liquidez a quienes administran la economía y las divisas que ingresan al país.

En un reporte publicado este 29 de julio en el portal oficialista Cubadebate, la ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, dijo que los productos donados al país serían entregados de manera gratuita a través de la libreta de racionamiento y que el Estado "asumirá" los gastos.

La libreta de racionamiento es en la práctica, la única opción disponible para los cubanos que no reciben remesas de familiares en el exterior, para adquirir alimentos básicos. Este mecanismo fue establecido en la década de los 60; a través de la libreta de racionamiento los hogares pueden percibir únicamente los insumos que estén disponibles por quienes administran la distribución de alimentos y artículos para el aseo.

Las raciones establecidas pueden ser por ejemplo, unas cinco libras de arroz para el mes por cada persona que integre el núcleo familiar, seis huevos cada quince días, media libra de aceite para el mes, un jabón de baño, etcétera. Pero el hecho de que exista la libreta para controlar la compra de estos insumos no significa que cada mes se puedan comprar, eso depende de la disponibilidad para la venta en moneda nacional. La alternativa es comprar esos artículos de primera necesidad en las tiendas que expenden por divisas, aunque el salario por el trabajo realizado los cubanos los perciben en la devaluada moneda nacional.

La entrega de los donativos no sustituirá a la escuálida canasta mensual que se vende a través de la libreta de racionamiento.

En algunas provincias del país, el régimen adoptó la decisión de distribuir más mercancías de las que integra el “modulo” que han concebido de forma regular para todos.

La fuerte crisis que atraviesa la isla impactada por la pandemia tiene sus orígenes también en la falta de productividad local y la corrupción, así como una reforma monetaria decidida de manera inoportuna que acrecentó el descontento popular.

El 11 y 12 de julio se produjeron manifestaciones en 40 ciudades en Cuba. Tras las protestas, el mandatario cubano, Miguel Díaz Canel, en cadena nacional exhortó a “los revolucionarios” que salieran a las calles a combatir a los manifestantes. A la “orden de combate” que el propio gobernante dijo haber dado, las tropas especiales de la policía política salieron a las calles a reprimir y arrestar a todo aquel que hubiese salido a participar u observar las protestas. A la represión también se unieron adeptos al régimen que han golpeado y agredido a los manifestantes.

La represión ha sido brutal. Organismos defensores de derechos humanos tienen reportes que indican que la cifra de arrestados supera los 600, pero el régimen no ha proporcionado datos.

El fin de semana Rusia envió a Cuba dos aviones que portaban 88 toneladas de alimentos como harina de trigo, aceite y cárnicos, así como insumos médicos --mascarillas faciales y desechables--. La entrega se sumó a otra realizada por Moscú en el mes de abril.

México, por su parte, envió varios barcos, incluyendo uno con combustible que se esperan para los próximos días.

Mientras, desde organizaciones no gubernamentales de Estados Unidos, Canadá, Argentina e Italia se sumaron donativos de materiales médicos como jeringuillas para apoyar la campaña de vacunación.

Cuba atraviesa el peor mes de la pandemia y el martes fue detectado un récord de más de 9.000 contagios diarios. Desde su inicio en marzo de 2020 acumula 366.985 casos de COVID-19, de los cuales fallecieron 2.628 personas, según las cifras proporcionadas por el régimen.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.99%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.37%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.64%
52686 votos

Las Más Leídas