MIAMI.- Ana Patricia Gámez quiere conservar las tradiciones familiares. Y así como un día ella aprendió a cocinar siguiendo las recetas de su madre y de su abuela, ahora involucra a sus hijos en esas tareas culinarias porque considera que es en la cocina donde se forman los mejores recuerdos de la infancia y se alimenta el amor.

Por eso le sedujo la idea de aliarse a la National Pork Board para compartir recetas, que además de incorporar la carne de cerdo, son fáciles de preparar con la ayuda de pequeñas manitas: las de Giulietta, su hija de cinco años, fruto de su segundo matrimonio, con el empresario Luis Carlos Martínez, hermano de la conductora Karla Martínez, y con quien se casó en 2014.

Te puede interesar

“En agosto me presentaron la idea de llevar a cabo esta campaña. Y me pareció súper interesante darle a conocer al público sobre la carne de puerco, que además de ser la más consumida en el mundo, hay una infinidad de formas de prepararla dependiendo de la cultura. Vivimos en EEUU y sabemos que por tantas culturas que hay acá, es muy rica la gastronomía”, expuso Ana Patricia Gámez a DIARIO LAS AMÉRICAS.

Para iniciar la temporada de fiestas, uno de los platillos que preparó con la ayuda de su primogénita fueron unas empanadas de cerdo.

“Gael está muy chiquito, pero Giulietta ya desde hace rato cuando ella me ve cocinar, me ayuda con los ingredientes. Y, de hecho, hemos hecho empanadas otras veces. En la cuarentena hicimos una receta que el video se hizo viral porque Giulietta en lugar de decir empanadas dijo empanalgas (risas), luego se quemó agarrándolas, me dio un golpe, pero fue súper gracioso. Y eso es bonito de compartir con los niños. Sabemos que tenemos que tener cuidado, pero lo que comparten y lo que ellos recuerdan de esos momentos se les queda para siempre”, contó Ana Patricia Gámez.

empanadas de cerdo .jpeg
Las empanadas de cerdo que preparó Ana Patricia Gámez con ayuda de su hija Giulietta.

Las empanadas de cerdo que preparó Ana Patricia Gámez con ayuda de su hija Giulietta.

“Yo recuerdo cuando era chiquita que cocinaba con mi mamá, con mi abuelita que ahora está muy mayor, pero son memorias que se quedan. Entonces para mí es muy importante involucrar a mis hijos en la cocina porque son momentos únicos y lindos”, agregó.

Cocinando recuerdos

Asimismo, Ana Patricia Gámez resaltó que los sabores también activan nuestra memoria sensorial y nos remontan a lugares visitados o experiencias ya vividas.

“Con esta campaña visitamos diferentes ciudades destacando algún platillo que caracterice a la ciudad. Y yo me involucré haciendo recetas, pero adaptándolas. Una de las recetas fue torta ahogada, que es un plato típico de Guadalajara, pero yo lo hice al estilo sonorense que es del norte”, indicó.

“Relacionamos la comida, las tradiciones y cómo los sabores nos hacen recordar. En el caso de las tortas ahogadas en mi boda con Luis, que siendo él de Chihuahua y yo de Sonora, hicimos la boda en Guadalajara. Y la torta fue uno de los platillos en la madrugada, entonces es una mezcla de sabores, de tradiciones, de cultura, porque al final del día familia es cultura. Entonces, cuando me presentaron la campaña, quedé encantada porque, además de que amo comer, me encanta probar nuevos platillos”, añadió sobre su motivación por formar parte de Pork es Sabor.

Embed

Ana Patricia Gámez reconoció que ha tenido que sacrificar tiempo con su familia por su trabajo, pero agradeció haber podido dedicarse a ellos por entero en estos últimos meses, en los que también sufrió la pérdida de su padre.

“No hay fórmula secreta. Creo que es algo que todos quisiéramos saber, cómo balancear el tiempo con la familia y el hogar. Hay que aprovechar las oportunidades, en tiempo de abundancia, en tiempo de trabajo. Y lo vivimos ahora con la pandemia. Cuando llegan bendiciones de trabajo y oportunidades, yo las aprovecho porque no sé el día de mañana. Tuve la oportunidad de estar en mi casa seis meses durante la pandemia con mi esposo, con mis hijos. Y fue muy lindo, porque estuvimos bien entrecomillas, porque tuve una pérdida muy grande: mi papá. Pero, en cuanto a trabajo, no nos vimos afectados. Mi esposo siguió trabajando. Yo también, desde casa. Y nos unimos más como familia”, manifestó.

“Ahora sacrifico tiempo, pero en un futuro eso habrá valido la pena, porque quizás no es la cantidad sino la calidad que le das a tu familia, a tus seres queridos. En este vida uno necesita de esfuerzo para luego ver los frutos”, agregó Ana Patricia Gámez.

El amor hoy en día

La presentadora de Enamorándonos, reality que Univision estrenó en septiembre del pasado año en el que los concursantes anhelan encontrar el amor, reveló por qué disfruta formar parte de un show que devuelve la ilusión de sentirse enamorado.

“Es un programa que ayuda a las personas a encontrar el amor, a ver la ilusión. Hay muchas personas que nos escriben que están en casa viendo las parejas y se ilusionan, vuelven a creer en el amor. Creo que en estos tiempos también se ha perdido un poco lo que es una relación. Es muy fácil cortar y dejar ir a la persona por algo y no luchar por un amor verdadero”, expresó Ana Patricia Gámez.

“El amor no es fácil, el amor es bien difícil, porque hay que pasar muchas pruebas como el hecho de vivir en diferentes ciudades o de tener diferentes gustos. Pero, al final del día, el amor es lo que triunfa, el amor mueve al mundo”, añadió.

Sobre si cree o no en el amor a primera vista, o si se deba o no salir a buscar pareja, Ana Patricia Gámez comentó:

“Yo creo de todo. Hay quienes tienen suerte y no lo tienen que buscar en ningún lado y lo encuentran de la forma más espontánea. Hay quienes no tienen tanta suerte y para eso está Enamorándonos. Y estoy contenta porque se han formado parejas que se han casado. Ya tuvimos al primer bebé, fruto de una pareja que se dio en el programa”.

Siempre en familia

Ana Patricia Gámez dijo sentirse feliz con la llegada de su madre y hermanas que pronto vienen de México, pero, a la vez, confesó por qué no quiere que llegue Navidad.

Embed

“Doy gracias a Dios que el año pasado pasé Navidad en familia con mi padre. En mi casa, a pesar de que yo soy la única que vive fuera, todos viven en Sonora, siempre he sido muy apegada a mi familia. Si no iba, ellos venían. Mis papás estaban separados, sin embargo, tenían buena relación”, dijo Ana Patricia Gámez.

“Y este año no quiero que llegue Navidad, porque sé que me va a doler mucho. Es una tristeza que siempre está presente. Tengo mi familia, mis hijos que son mi alegría, pero de repente llega esa tristeza y te acuerdas. Yo me desahogo y continúo. Pronto llega mi familia y estamos felices porque vamos a estar juntas, a convivir, a recordar, a cocinar. Y eso es lo lindo, poder visitar a la familia cuando se puede”.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 40.83%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 32.34%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 26.82%
12967 votos

Las Más Leídas