MIAMI— Carlos Porras se adentra con paso firme en la escena artística internacional. El pintor venezolano, que logró su primera representación con una importante galería en Nueva York, se ha ganado un puesto en el competitivo mundo de las artes plásticas a golpe de insistencia y amparado por un talento que va más allá de academias o formas.

Desde niño, Porras se vio rodeado de hermosos paisajes en Mérida, Venezuela. De las montañas en la cordillera de los Andes hasta los llanos, creció rodeado de color y formas, inspirado por la unión familiar. “Me encantaba dibujar y pintar”, dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS. “Hacía rayas en las paredes de la casa con esos crayones que no salen con nada, y encima las paredes eran de concreto, absorben más todavía”, agregó entre risas.

Te puede interesar

Aprendió a dibujar junto a su madre, Nora Elisa. “La veía y me gustaba estar a su lado, hacer cosas a mi estilo. Esa interacción entre madre e hijo me nutrió mucho. Mientras que mis amigos estaban haciendo deportes yo estaba pintando”. Para el joven, que estudió por 13 años en un colegio salesiano, sus clases favoritas “eran las de dibujo libre, lo que más esperaba de la semana”.

Cuando tenía unos cinco años, construyó varias esculturas de papel y cinta adhesiva. “Como siempre me ha gustado estar alrededor de la familia, dije: ‘quiero hacer una inauguración de mi exposición de papel’. Me acuerdo que compraron pasta seca, se abrió una champaña, vino, estuvo la familia y fue muy bonito”, afirmó el artista.

Sus estudios de ingeniería civil le ayudaron a insertarse en el negocio familiar, pero no lo alejaron de la pintura. Como explicó Porras, “la ingeniería civil y el arte están vinculados, ya que son para crear. En la ingeniería uno dibuja, calcula y proyecta un edificio, un puerto, un aeropuerto, una calle, un hospital como usted se lo imagine. Y en el arte es lo mismo, si usted tiene esta mesa y es la que hay que pintar, usted crea”.

Tras exponer sus obras en el Colegio de Ingenieros del estado Mérida durante varios años, el joven notó que sus piezas eran bien recibidas. A medida que la situación en Venezuela se deterioraba, la idea de enfocarse en el arte tomó forma y en 2018 hizo una campaña para buscar galerías.

“Bien ambicioso, quise buscar en Nueva York, una de las ciudades más importantes del mundo. Fue ensayo y error: escribimos a unas 200 galerías, solo 20 respondieron. Fuimos a las entrevistas hasta que escogimos Agora Gallery”, reveló Porras, que en abril de 2019 vio su obra expuesta en el Art Expo de Nueva York. De ahí, la carrera del artista se catapultó. Sus obras se han expuesto en la estación de metro de Shibuya, en Tokio (Japón), en el Oratorio de la Pasión de Milán y en Florencia (Italia), y en Miami.

Para este año planea tres exhibiciones. Primero en el Louvre (París), luego en Nueva York y después en la semana de Art Basel de Miami. En 2022 es posible que su obra se exponga en la semana del festival de cine de Cannes (Francia), y en Basilea (Suiza).

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCAAnpsChoID%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAGstSZAgABVmb88XKVcZCCkU5x74HptsQSpggaZBoRzGzzkmx5WOOwr0X0Y6Ru8N9NyJvI1uZBjGQSGXxZAIMFETv4vdFrMCqAZCAqW9MtVym5qSXDST2EJyooZAkP5kH1lvkF0Rz5P7xKTmEYiNJbzOc52U6zSuAZDZD

“Me inspira la naturaleza”

Observar una pieza de Carlos Porras es un ejercicio creativo. Uno se ve enfrentado a un diálogo donde la seducción del color provoca sensaciones e ideas. Porras construye formas y retazos con un fino instinto cromático, como si echara a volar los pájaros de su imaginación en el lienzo.

Deja el pintor, a la vez, espacios para el espectador, en una suerte de gesto compartido y lúdico de infinitas posibilidades, o al menos tantas como miradas. Su universo creativo vibrante se asienta en lo naif y se desplaza de tonos suaves a fuertes. No hay ataduras ni dogmas. Allí donde lo figurativo no alcanza, la emoción dicta los trazos.

Decía Piet Mondrian que en la antigüedad el hombre llegaba a la abstracción de manera sencilla por el hecho de estar en contacto con la naturaleza; sin embargo, en lo que el pintor neerlandés llamó “nuestra desnaturalizada edad”, lo abstracto “se convierte en un esfuerzo”.

En esos ajetreos estéticos se desenvuelve Porras, quien mira un incendio como el cruel comienzo de la esperanza, porque su pincel se ubica más allá de la dimensión del lienzo para crear historias del futuro. Historias que pueden ser ligeras pero también esotéricas, de comunión con la naturaleza en su grito más íntimo.

Al hablar de su estilo, Porras comentó que “simplemente es lo que me sale, lo que naturalmente se me da. Clasifíquelo como usted quiera. Si quiere ver que es abstracto o figurativo, sea feliz con eso. En el abstracto me inspira la naturaleza. Quiero que la gente se concientice y busque preservar, tomar un amor más grande por el medioambiente, por el prójimo”.

“Quiero que cuando la gente vea un rinoceronte, por ejemplo, lo vea con luz, color, sienta amor, ganas de cuidar el medio que nos rodea, porque algún día nos puede costar muy caro no haber hecho nada”, sumó el artista, que suele trabajar en lienzo y con pinturas respetuosas con el medioambiente.

Justo en esa línea de trabajo destaca su obra Life after death (La vida después de la muerte), “inspirada en los incendios que se suscitaron a nivel mundial en el año 2019 en la Amazonia, en Australia y en California. Busqué plasmar cómo la naturaleza es tan fuerte, tan noble, y de alguna forma tan irreverente. Luego de un incendio atroz, en pocos días ves que el verde empieza a crecer alrededor de tanto negro y que al final hay esperanza”.

Como acotó el artista, “Dios quiera y sea el trabajo que podamos lograr para sustentar a la familia. Me siento contento y deseoso de que mi arte sea un árbol fuerte, de raíces profundas. No me importa que tarde 20 años en crecer, pero que sea sólido. Sigo pintando todos los días, investigando, aprendiendo”.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCBJBL39nqMy%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAGstSZAgABVmb88XKVcZCCkU5x74HptsQSpggaZBoRzGzzkmx5WOOwr0X0Y6Ru8N9NyJvI1uZBjGQSGXxZAIMFETv4vdFrMCqAZCAqW9MtVym5qSXDST2EJyooZAkP5kH1lvkF0Rz5P7xKTmEYiNJbzOc52U6zSuAZDZD

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.34%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.65%
60692 votos

Las Más Leídas