MEDELLÍN.-Casa Tomada es la carta de presentación de Juliana Rodríguez, una maestra en arte dramático que escudriña en diversos formatos y fusiona el teatro, la danza, la música y el circo para crear el concepto artístico más innovador de Medellín.

"Mi vida ha sido estar siempre en los escenarios", expresó a Efe Juliana, de 27 años, para explicar el inicio de un proceso en el que ha probado con propuestas como el microteatro hasta llegar a montajes de gran formato en los que ha tenido a cargo hasta 650 artistas.

Te puede interesar

Con su formación en artes escénicas en la Universidad de Antioquia, donde halló a Robinson Duque, su pareja y cómplice creativo, empezó hace nueve años un proceso que permitió desarrollar distintos universos artísticos para finalmente empezar un ciclo como empresaria con "Casa Tomada".

casa tomada 2 efe jpg.jpg
La gerente de Casa Tomada, Juliana Rodríguez, conversa sobre el proyecto artístico, que fusiona el teatro, la danza, la música y el circo en Medellín.
La gerente de Casa Tomada, Juliana Rodríguez, conversa sobre el proyecto artístico, que fusiona el teatro, la danza, la música y el circo en Medellín.

Allí, junto a un equipo de 16 personas, realizan la producción integral de eventos y espectáculos, es decir, su empresa cultural y creativa está en capacidad de hacerse cargo de "la parte técnica de un evento, más la parte artística y conceptual".

Pero antes de aterrizar su idea de negocio, Juliana y Robinson empezaron a permear a Medellín con algunos experimentos, entre ellos hacer teatro de 15 minutos, en un espacio de 15 metros cuadrados, para 15 personas.

"Siempre nos ha gustado lo convencional, pero impactante visualmente", comentó la artista.

Tras ese ensayo con el microteatro, vino la primera gran dosis de innovación con un concepto que terminaría dándole el nombre a lo que posteriormente sería la empresa creativa del sector cultural y del entretenimiento que lograron consolidar.

En 2015, el propósito era llenar una casa con arte y alejarse del concepto de que las puestas teatrales solo se pueden hacer en recintos específicos o moverse en el universo callejero.

"Nosotros hacíamos teatro incluso en los baños, en los corredores, en los balcones. Así nació 'Casa Tomada', una casa que se la tomó el arte", relató Juliana.

Vinieron años de pruebas y fallas, en los que nunca dejaron de investigar sobre nuevas formas de hacer teatro y en el que terminaron liderando una movida artística en la ciudad, con la creación de espacios como un restaurante que incluía además de gastronomía una oferta cultural.

"Sabíamos que estábamos haciendo algo muy importante teatralmente para la ciudad con un formato que no se conocía", sostuvo la gerente de "CasaTomada".

El momento de crecer vino cuando eligieron entrar de lleno en la realización de eventos para darle fuerza y cara de empresa a un proyecto, pero con la promesa de volver más adelante a los "caprichos teatrales".

Para Juliana, emprender en el mundo artístico ha sido "una ruleta" al hacer parte de un sector en el que todo es "tan volátil" y al que le cuesta entrar en la formalidad por la falta de conocimiento, algo que halló en la corporación Interactuar cuando tomó la decisión de reforzar la parte financiera de su emprendimiento.

Inició con el Método Base de Aceleración Empresarial (MBA), un programa con el propósito de acelerar el crecimiento y consolidación de las empresas a través del desarrollo de habilidades gerenciales y la educación financiera.

"En el mundo del arte encuentras mucho talento en danza, música, poesía, teatro y pintura, pero pocas personas que ayuden en la administración, en las finanzas, en el mercadeo", apostilló la artista.

La capacitación trajo de su mano el crecimiento, pues consiguieron pasar de tres o cuatro eventos al mes a estar al frente de unos 35 en el mismo periodo.

"En 2016 teníamos unos 13 clientes, dos o tres grandes. En la actualidad contamos con 40 clientes, unos ocho muy importante y que se llevan nuestra atención", precisó Juliana.

La versatilidad y calidad creativa de la compañía, que atiende desde cajas de compensación hasta aseguradoras y centros comerciales, hizo que la Secretaría de Cultura de Medellín pusiera sus ojos en su propuesta para darle la dirección del Desfile de Mitos y Leyendas 2018, donde tuvieron a cargo a 650 artistas de distintas regiones del país.

El año pasado también lideraron un segmento artístico en la tradicional Feria de las Flores de Medellín que les permitió conectar con el público con un equipo integrado por actores, músicos, diseñadores gráficos y creativos a cargo del vestuario de personajes.

Ahora, "Casa Tomada" aspira tener su propia escuela de formación para artistas en las cuatro disciplinas: danza, teatro, música y circo. Pero no renuncia a retomar el proyecto del microteatro como un "regalo" para la ciudad

Ya el proyecto empresarial ha superado las expectativas y por ello trabajan en ampliar sus horizontes con una oferta que incluya estéticas distintas y exploración, siempre bajo el concepto de innovación con la calidad y con la energía de sus jóvenes actores.

"Mantener una empresa cultural en Medellín, dentro de todo, es fácil porque tiene mucha opciones para crecer, pero hacerla entrar en el mundo empresarial es otro desafío. Lo hemos conseguido", enunció la actriz, directora artística y gerente.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario