miércoles 10  de  abril 2024
TRADICIÓN

Catedral de Sal de Colombia espera peregrinación de turistas por Semana Santa

La Catedral de Sal es un ícono religioso de Colombia, y debido a su atractivo brinda una programación especial para los visitantes en Semana Santa

Por Alexandra Sucre

MIAMI.- La celebración de la Semana Santa en Colombia cuenta con un tradicional y destino único: la Catedral de Sal de Zipaquirá, un templo subterráneo al que acuden los feligreses locales y turistas para conmemorar los días de la pasión, muerte y resurrección de Cristo.

La Catedral es un ícono religioso de la comunidad, y debido a su atractivo turístico brinda una programación especial para que los creyentes y visitantes reflexionen sobre la importancia de la Semana Mayor, así como conozcan la majestuosidad arquitectónica y la riqueza cultural de la edificación.

"En Catedral de Sal estamos preparados para recibir la Semana Santa 2024. Tenemos una programación muy amplia para que todos los visitantes a la primera maravilla de Colombia vivan este tiempo de conexión con nosotros; por ello que extendemos la invitación a todas las personas para que nos visiten, conozcan nuestra arquitectura, cultura y turismo religioso en este majestuoso lugar", dijo Yenny Páez Sabogal, gerente de la Catedral de Sal de Zipaquirá.

Quienes visitan la Catedral de Sal de Zipaquirá se introducen a 8.500 metros cuadrados de una rica colección artística, donde se puede apreciar arte y esculturas talladas sobre sal y mármol como muestra de un importante trabajo minero, dentro de un ambiente arquitectónico, cultural y natural.

Catedral de Sal de Zipaquirá, Colombia
Imagen del recorrido del viacrucis de la Catedral de Sal de Zipaquirá, Colombia.

Imagen del recorrido del viacrucis de la Catedral de Sal de Zipaquirá, Colombia.

Importancia del monumento

El templo se encuentra en el segundo lugar de los lugares de culto más importantes del mundo, entre los que destacan también la Gran Mezquita Sheikh Zayed en Abu Dabi, el Partenón de Atenas, la Catedral de Notre Dame de París, y la Capilla Sixtina en la Ciudad del Vaticano.

La Catedral de Sal es una edificación subterránea erigida en roca salina de una mina, a 2.674 metros sobre el nivel del mar, durante los años 1950 y 1954. Para su construcción fueron necesarios 127 mineros, 110 talladores, y 250.000 toneladas de este mineral.

Entre 1991 y 1995, fue sometida a un proceso de renovación en el que se formó un complejo cultural llamado Parque de la Sal, el cual es un espacio temático dedicado a la minería, la geología y los recursos naturales.

El lugar cuenta con altares tallados en sal que evocan el Camino al Gólgota de Jesucristo con su Cruz.

En este mismo camino está la cúpula a 145 metros de distancia con la cruz más grande subterránea: 16 metros de altura, tallada en bajo relieve, ubicada en la nave central. Igualmente, el templo tiene un tramo que conduce al centro de la catedral denominado La Creación del Hombre, un homenaje a Miguel Ángel.

"Es una iglesia bajo tierra que se percibe como un escape hacia lo subterráneo de nuestro mundo. Es importante visitar este lugar tan icónico y asombroso", agregó Páez.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar