La bofetada que Will Smith dio a Chris Rock en los Óscar provocó opiniones intensas en internet, especialmente de comediantes que sintieron que fue un ataque a su arte.

“Déjenme decirles algo, es una práctica muy mala caminar al escenario y atacar físicamente a un comediante”, escribió la comediante Kathy Griffin en Twitter: “Ahora todos nos tenemos que preocupar de quién quiere ser el próximo Will Smith en clubs de comedia y teatros”.

Te puede interesar

El intercambio violento comenzó cuando Rock hizo un chiste sobre la cabeza rapada de Jada Pinkett Smith diciendo: “Jada, Te amo. ‘G.I. Jane 2’, me muero de ganas de verla”. La referencia de Rock era por la película de 1997 “G.I. Jane”, protagonizada por Demi Moore, quien se rapó para interpretar a una aspirante a miembro de la fuerza de operaciones especiales de la Armada de los Estados Unidos (conocidos en inglés como Navy Seal).

Will Smith, el esposo de Pinkett Smith, caminó al escenario y le dio una fuerte bofetada Rock, que se escuchó en el teatro. Smith regresó a su asiento y le gritó a Rock que dejara en paz a Pinkett Smith. Rock respondió que estaba haciendo un chiste de “G.I. Jane” y Smith volvió a gritar.

“¡Quita el nombre de mi esposa de tu (grosería) boca!”, gritó Smith. Y la multitud comenzó a susurrar cuando quedó claro que no se trataba de un número actuado. Smith ganó después el Oscar a mejor actor; Rock eligió de momento no presentar un reporte ante la policía.

“Will Smith le debe a Chris Rock una enorme disculpa. No hay excusas para lo que hizo. Tiene suerte de que Chris no presente cargos por agresión”, comentó el productor, director y actor Rob Reiner en Twitter.

George Takei dijo que el hecho de que Smith perdiera los estribos era una mala imagen cuando tantas personas lo veían: “Mucha gente, especialmente niños, admiran a los actores. Por eso tenemos la obligación de tratar de ser buenos modelos a seguir. Con la fama viene la responsabilidad”.

Pinkett Smith reveló en 2018 que le diagnosticaron alopecia (caída anormal del cabello). En Instagram y otras redes sociales ha hablado en varias ocasiones sobre sus dificultades por perder el cabello.

Algunos comentaron que la alopecia es una dolorosa experiencia por la que pasan muchas mujeres negras y no debería ser objeto de chistes. El mismo Rock ayudó a crear el documental “Good Hair” (2009) que exploraba la relación de las mujeres afroestadounidenses con el cabello.

Nicki Minaj se puso en los zapatos de Pinkett Smith. “Me imagino cómo se debe sentir perder tu cabello al grado que tienes que raparte. ¿Creen que eso es fácil para cualquiera? ¿No creen que ella ha llorado por eso muchas veces?”, escribió en Twitter.

Muchos en el público se acercaron para consolar a Smith, incluyendo a Daniel Kaluuya, Nicole Kidman y Keith Urban. En las horas posteriores el hashtag #ProtectBlackWomen (Protejan a las mujeres negras) fue tendencia.

Sin embargo, a pesar de lo malo que fue el chiste de Rock, palideció en comparación con otros chistes de premiaciones pasadas incluyendo los del ácido Ricky Gervais, quien ha tenido como blanco de sus burlas a Leonardo DiCaprio, Judi Dench y Felicity Huffman.

Judd Apatow criticó bastante a Smith en un tuit ahora borrado, describiendo el ataque como “furia y violencia fuera de control”. Agregó que las celebridades han sido objeto de chistes por décadas: “Han escuchado un millón de chistes sobre ellos en las últimas tres décadas. No son novatos en el mundo de Hollywood y la comedia. Él se salió de control”.

Richard Marx dijo que ningún chiste malo justificaba esa respuesta: “Creo que millones de personas no pueden comprender que, sin importar el nivel de fama o premios, nadie tiene permiso para cometer una agresión física por un chiste verbal”.

Mark Hamill calificó el incidente como el momento más feo de la historia de los Oscar: “Los cómicos de stand-up están muy acostumbrados a manejar a espectadores enojados. Agresiones físicas violentas ... no tanto”.

Janai Nelson, presidenta y directora consejera del Fondo de Defensa Legal de la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color (NAACP por sus iniciales en inglés) escribió en Twitter: “Sé que todos seguimos procesándolo, pero la forma en la que la violencia casual fue normalizada esta noche por un colectivo de audiencia nacional tendrá consecuencias que todavía no hemos comprendido en este momento”.

Otros, como el comediante y exanfitrión de programas nocturnos Conan O’Brien, fueron de los que trataron de aligerar la situación. “Acabo de ver la bofetada de Will Smith. ¿Alguien tiene un programa nocturno que yo pueda tomar prestado sólo para mañana?”, tuiteó.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.86%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.72%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.41%
23231 votos

Las Más Leídas