sábado 20  de  mayo 2023
CONTROVERSIA

Critican serie de Netflix sobre la Fórmula 1

Netflix lanzó la quinta temporada de "Drive to survive" sobre la Fórmula 1, pero la serie es criticada por promocionar la industria del tabaco

GINEBRA.- La popular serie documental de Netflix sobre la Fórmula 1 ofrece a las grandes tabacaleras un medio eficaz para promocionar sus productos a pesar de las prohibiciones en vigor, constató un estudio publicado hoy, 8 de marzo.

Netflix lanzó recientemente la quinta temporada de Drive to survive, la serie que ha multiplicado la popularidad de esta competición, especialmente en Estados Unidos.

Pero según muchos observadores esta emisión muestra imágenes de coches patrocinados por marcas de cigarros, incluso en países donde la publicidad del tabaco está prohibida.

"En total, 1.100 millones de minutos de imágenes difundidas en el mundo entero muestran contenido ligado al tabaco durante la cuarta temporada de la serie documental", indicaron en un reciente estudio Formula Money, que recopila datos ligados a la Fórmula 1 y la organización ONG antitabaco STOP.

La mitad de los episodios de esta temporada contienen marcas ligadas al tabaco desde el primer minuto, según este informe titulado Driving Addiction: F1, Netflix and Cigarette Company Advertising (Adicción al volante: F1, Netflix y la publicidad sobre las compañías de cigarrillos).

Las marcas Philip Morris International (PMI), patrocinador de Ferrari, y British American Tobacco (BAT), de McLaren, han estado muy presentes en la serie, según el documento.

"Las investigaciones sugieren que PMI y BAT llegan a nuevos públicos gracias a la serie, incluso a personas que no siguen las carreras de la F1", señaló sobre una audiencia generalmente más joven.

Embed

Audiencia joven

La serie ha contribuido a aumentar la notoriedad de la categoría reina del automóvil en todo el mundo. "El aumento del número de telespectadores significa que más gente ve la marca que los patrocinadores de la Fórmula 1 ponen en los coches", explica el informe.

"Netflix tiene la responsabilidad de no ofrecer contenido que, aunque de manera indirecta, promociona las marcas de cigarros", detalla a la AFP Jorge Alday, de STOP.

Preguntada por la AFP, Netflix no ha querido explicar la situación.

La Federación Internacional del Automóvil (FIA), la instancia que dirige la Fórmula 1, recomienda desde hace décadas que no se permita a las compañías de tabaco patrocinar la Fórmula 1.

Los fabricantes dejaron de publicitar sus marcas de cigarrillos tradicionales, pero en algunos casos continúan promoviendo otros productos como cigarros electrónicos.

"Viven en esta zona gris alrededor de lo que es y no es marketing del tabaco", dice Alday.

Contactada por la AFP, la FIA afirma mantener su oposición firme a la publicidad del tabaco y continuar con las recomendaciones que hizo en 2003. "No estamos en medida de interferir en los acuerdos comerciales privados entre los equipos y sus patrocinadores, ni con los acuerdos de difusión", precisa la federación.

40 millones de dólares

Según el informe, PMI y BAT gastaron cerca de 40 millones de dólares en publicidad para la Fórmula 1 en 2022.

Los cigarrillos electrónicos y los sacos de nicotina Velo de BAT han sido las marcas más visibles sobre los McLaren a lo largo de toda la temporada, señala la misma fuente.

Estos productos aparecen en 13 carreras de un total de 22, incluyendo el Gran Premio de México, a pesar de las fuertes restricciones en materia de publicidad vigentes en el país norteamericano.

PMI, uno de los patrocinadores más antiguos de la F1, bajó su participación de manera significativa, pero sigue beneficiándose de la publicidad. Se mantiene como socio de Ferrari, pero sus logos no aparecen en los coches de la mítica escudería, según el informe.

Contactado por la AFP, el vicepresidente de comunicación de PMI, Tommaso Di Giovanni, respondió que el acuerdo entre Netflix y la F1 no tiene nada que ver con su empresa, afirmando que dejó de aparecer en los coches y en los equipajes de los pilotos desde 2007.

Pero el informe publicado hoy afirma que este gigante del tabaco, que ha gastado cerca de 2.400 millones de dólares en publicidad desde su entrada en este deporte en 1971, se ha beneficiado de las imágenes históricas que aparecen en la serie de Netflix.

Caroline Reid, coautora del informe y miembro de Formula Money, precisa en un comunicado que solo un minuto de extractos históricos presenta cinco marcas de cigarros diferentes, entre ellas Marlboro, de PMI.

FUENTE: AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar