Con apenas 16 años, la cubanoamericana Daniela Albrecht, actual Reina del Carnaval de Miami 2017, se percata de que para desempeñar una buena labor como la imagen del Club de los Kiwanis de la Pequeña Habana, es necesario acercarse a las comunidades más vulnerables y apostar por su generación.

“Lo que me motivó a participar en el concurso fue que yo quería ser una ejemplo para las mujeres hispanas y apoyar a los Kiwanis en sus actividades de caridad, algo que considero muy valioso para nuestra sociedad”, expresó Albrecht a DIARIO LAS AMÉRICAS.

Te puede interesar

Asimismo, agregó que sería un orgullo para ella poder contribuir a que la importante tarea que realizan los Kiwanis siga creciendo y que se sumen nuevos voluntarios a la misión de la organización.

“Quisiera mantener muy en alto el nombre de los Kiwanis y promoverlos para que su extraordinaria labor continúe creciendo e involucrando a más personas Me gustaría trabajar mucho con los niños y motivarlos a que sigan sus sueños. Soy una persona que se pone muchísimas metas y siempre trato de cumplirlas”, dijo.

Sus actividades altruistas no se reducen solo a su misión como reina, antes de ganar el concurso Albrecht dedicaba gran parte de su tiempo a ayudar a quienes más lo necesitan.

“Recientemente viajé a Haití para ayudar. Recaudamos fondos y pudimos llevar doctores y maestros para que los niños pudieran tener una oportunidad de aprender y estar saludables”, acotó.

Para Albrecht, haber tenido la oportunidad de coronarse como Miss Carnaval, es algo más que ostentar una corona o la imagen perfecta, representa una puerta abierta hacia una mejor sociedad y lo esencial: llevar su mensaje de tolerancia y respeto hacia los jóvenes.

“Siendo una de las reinas más jóvenes, espero poder demostrar que no importa la edad ni la nacionalidad de dónde vienes, sino a dónde vas”, expresó.

A las chicas que se postularán para el próximo certamen, les recomienda que mantengan la calma y que se concentren en sus aspiraciones, que vean en esa oportunidad algo más que un concurso.

“Les aconsejo que disfruten el proceso al máximo, que sean amigas y se olviden de la competencia, porque lo más importante es aprender y llevarse un grato recuerdo”, agregó.

Su curiosidad por incursionar en el mundo de la moda nació cuando apenas era una niña y fue in crescendo hasta que finalmente tuvo edad para tomar sus primeras clases.

“Desde muy pequeña mostré interés por el mundo del modelaje y la actuación por lo que mis padres, cuando llegamos a Estados Unidos, me ayudaron a prepararme para comenzar”, comentó.

Aunque asegura que el mundo artístico le apasiona, también reconoce que la base de todo el éxito es una buena educación, por lo que le encantaría “estudiar leyes y justicia criminal”.

Para eso busca siempre tener una agenda organizada y repartir su tiempo.

“Trato de tener un balance entre el modelaje y la educación. En mi familia consideramos que estar preparados es muy importante. Cuando es hora de estudiar, esa es la prioridad”, dijo.

A sus padres les debe todo, y es por eso que agradece el tiempo que dedicaron para inculcarle lo valioso de vivir y ayudar al prójimo.

“Mis padres llegaron a Estados Unidos en busca de una mejor vida para mí, y aquí han podido salir adelante y me han enseñado el valor de las cosas. Ellos me inspiran y enseñan que hay que cumplir las metas”, expresó.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas