El actor británico Kingsley Ben-Adir quizás no sea famoso todavía, pero eso está por cambiar con su impactante interpretación de Malcolm X en “One Night in Miami...”. La película de Regina King, que imagina un encuentro eléctrico entre el ícono de los derechos civiles, Sam Cooke, Cassius Clay y Jim Brown en febrero de 1964, está actualmente disponible en Prime Video.

Kingsley Ben-Adir, de 35 años, tiene más de una década trabajando como actor y ha tenido más que algunos desencantos a lo lago del camino. En su primer filme, “World War Z” ("Guerra Mundial Z"), su breve diálogo con Brad Pitt fue abruptamente cortado. Entonces había una cinta de Ang Lee sobre Muhammad Ali para la que pasó años haciendo pruebas y meses en entrenamiento activo para el papel protagónico, pero el proyecto terminó perdiendo su financiamiento.

Te puede interesar

Con “One Night in Miami...” casi pierde también su oportunidad. Sus agentes primero lo sugirieron para el papel de Clay. Ben-Adir declinó (“Me sentía demasiado viejo”), pero les dijo que lo llamaran si algo pasaba con el actor que iba a interpretar a Malcolm. Estaba casi bromeando, dijo, pero esa llamada llegó. Oficialmente obtuvo el trabajo 12 días antes de comenzar la filmación.

“Pensé, no sé si puedo preparar a Malcolm X en 12 días”, dijo Kingsley Ben-Adir. “Pero me dije, ‘tengo que hacerlo’”.

Horas antes de recibir el premio Gotham al actor revelación, Kingsley Ben-Adir conversó con The Associated Press sobre cómo encontró la humanidad en el ícono y la complicada logística que fue interpretar al mismo tiempo a Malcolm X y Barack Obama, este último en la miniserie “The Comey Rule” ("La ley de Comey"). Las respuestas fueron editadas para mayor claridad y brevedad.

___

AP: ¿Oíste de Malcolm X mientras crecías en el Reino Unido?

Kingsley Ben-Adir: Crecí sabiendo exactamente quién era. Leí su autobiografía en una face temprana y era alguien de quien definitivamente estaba al tanto. No puedo decir lo mismo sobre el plan de eduación aquí. No nos enseñaron mucho sobre historia afroamericana y la historia británica negra era casi inexistente en mi escuela.

AP: ¿Quién es Malcolm X en ese momento de 1964 que retrata la cinta?

Kingsley Ben-Adir: Regina y yo tratamos de definir qué tanto podíamos mostrar a Malcolm como un padre y un esposo y un hombre que en ese momento de su vida estaba en una situación muy, muy vulnerable. Tenía una prohibición de la Nación del Islam y su relación con Elijah Muhammad, quien esencialmente fue su figura paterna durante 12 años, se estaba desmoronando. Había una escena en la que su vida estaba en peligro y se siente como que Malcolm sabía que quizás se le estaba acabando el tiempo. Esta película brinda una oportunidad maravillosa de explorar la humanidad del “intrépido demagogo”.

Malcolm le describió a su amigo Dick Gregory que se sentía débil y vacío y que nadie sabía los tormentos que atravesaba en este momento. Dick habla de Malcolm como un hombre dulce y tímido, un hombre bondadoso y bien humorado que se avergonzaría si pudiera oírnos hablamdo de él así ahora. Eso me pareció sencillamente hermoso.

AP: Eso parece contradecir las imágenes que siempre vemos de él.

Kingsley Ben-Adir: Siento que todas las imágenes a las que estamos acostumbrados, los videos en YouTube y las citas históricas... siempre son de Malcolm respondiendo usualmente al día siguiente — o no el mismo día — a los casos más espantosos de racismo o brutalidad policial o injusticia política. No es de extrañar que luzca como loco y exaltado y furioso en tanto material de archivo. Al verlo cuando no habla, sino cuando escucha y en el momento de trasición cuando está a punto de responder, esta humanidad se abre. No sé cómo describirlo. También creo que quedé como aturdido cuando terminó esto. No comía, estaba cansado, tenía la sangre llena de nicotina y cafeína y la mente llena de ideas. Todo el proceso fue un poco surrealista, como un pequeño torbellino.

AP: ¿Tomaste en cuenta la actuación de Denzel Washington en la película de Spike Lee de 1992 (“Malcolm X”) a la hora de abordar el papel?

Kingsley Ben-Adir: Decidí dejarlo así. Sabía que este Malcolm tenía que ser diferente.

AP: ¿Es cierto que mientras estabas haciendo también interpretaste a Barack Obama en “The Comey Rule”? ¿Cómo lo hiciste?

Kingsley Ben-Adir: Filmé Malcolm tres semanas y media y entonces tomé un avión a Toronto un viernes y rodé Barack por cuatro o cinco días y luego tomé otro vuelo volví a Miami para Malcolm. Como un actor ocupado, uno tiene que arreglárselas con los horarios fijados. Me dije: “Mira, has estado buscando una oportunidad como esta por lo menos por 10 años. Ahora tienes dos al mismo tiempo. Tienes que hacer que funcione”.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.2%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 31.48%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.32%
20659 votos

Las Más Leídas