MADRID.-El Museo del Prado inauguró hoy la exposición "In Lapide Depictum, pintura italiana sobre piedra 1530-1555", con obras renacentistas al óleo realizadas sobre piedra monocroma, pizarra y mármol blanco.

Es una muestra de nueve obras de autores del Renacimiento como Sebastiano de Piombo, Tiziano, Daniele da Volterra y Leandro Bassano, que reflejan la consolidación de una corriente de cambio en las técnicas artísticas que se produjo en las primeras décadas del siglo XVI, y que refleja el deseo de eternidad de los artistas.

La exposición se completa también con la exhibición de obras del mundo clásico romano y materiales pétreos en bruto que contextualizan la relación de la pintura con la Historia Natural, la Geología y la Arqueología, explicó la comisaria, Ana González Mozo, en la presentación.

Destacó que el deseo de hacer obras eternas llevó a Tiziano o a Sebastiano a utilizar las rocas como soportes de la pintura, y sobre todo utilizaban pizarra porque jugaban con la luz y la oscuridad.

Además, se consideraba que este trabajo servía para demostrar la valía de los artistas, ya que el procedimiento de trabajo era secreto y una prueba de cómo dominaban el control de la luz sobre estas superficies.

La fragilidad de los soportes, no obstante, haría imposible hoy que estas obras viajen y es por ello que esta muestra solo se pueda ver en este museo español, precisó la comisaria.

Además, es la primera vez que se realiza una muestra de estas características en España.

Las dos grandes obras expuestas de Tiziano y las del Taller de los Bassano, conservadas en el Prado, fueron sometidas a una profunda restauración, cuyo resultado se enseña por vez primera.

El Prado conserva una escogida obras del Renacimiento italiano sobre pizarra y mármol blanco creadas en ese tiempo, que han sido estudiadas junto a geólogos y arqueólogos para saber cómo se trabajaba.

Las piezas estrellas de la muestra son el "Ecce Homo" de Tiziano, que con esta obra renovó la imagen tradicional de los iconos bizantinos. El artista se la regaló al emperador Carlos V, al igual que "La Dolorosa", la otra obra destacada de la muestra, y pintada sobre un fragmento arqueológico de mármol blanco imperial.

De Sebastiano de Piombo, se puede ver el "Cristo con la cruz a cuestas", un ejemplo de las experimentaciones del pintor con los fondos oscuros y la superficie estriada del mineral para crear la ilusión de los cuerpos ligados a la roca.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas