Una nota interna de Univisión, y luego transmitida en el noticiero nocturno del canal 23 el pasado domingo, dio a conocer el fallecimiento de Aglaes Ensenat, quien fuera directora de las radioemisoras WQBA-1140 AM y Radio Mambí, WAQI-710 AM.

Conocí a Aglaes cuando asistí a la convocatoria por un puesto de productor temporal en la WQBA, al servicio del noticiario matutino que dirigía José Alfonso Almora, y conducía junto a Armando Fernández Lima.

Una vez en la oficina, su mirada penetrantemente azul me hizo aprisionar la hoja del currículo, como mismo agarra un guajiro el sombrero cuando va a pedir la mano de una novia.

Le extendí el papel, y sin mirarlo lo engavetó.

“¿Por qué piensa Usted que debo concederle esa posición?”, espetó su interrogante con esas erres constantes y sonantes, tan comunes en el norte de la antigua provincia cubana de Oriente.

“Es que soy un chiflado por la radio”, alegué. Y quizás lo sucinto y sincero de la frase le provocó un guiño, que hasta hoy creo fue su gesto aprobatorio.

Entonces, solía llamarme de madrugada, apenas unas horas de haberse marchado de la estación, indagando si todo estaba bien. Y no más llegaba en las mañanas, me exigía las copias de las informaciones redactadas para comprobar que se lanzaron al aire con todos sus puntos y comas.

Para Aglaes su cargo no era óbice. Lo mismo servía refrigerios a los invitados en medio de una transmisión, que compartía su investidura con talentos y técnicos para encontrar ideas y fecundar proyectos. Así fue como nació, en su gabinete de puertas abiertas, el concepto y nombre del exitoso espacio El Ático de Pepe, por ejemplo.

Ella era una facilitadora del buen ambiente. Disfrutaba llevando a la radio delicias reposteras que compraba por el camino o elaboraba en casa. Y no sólo era para el gozo de los golosos, sino para que los colegas se hicieran más amigos.

Nunca pude tomarle una foto como Dios manda. Era huidiza para eso. La vi por última vez asegurando detalles en un Paseo de los Reyes Magos por la calle 8. Iba con pasos ligeros, atenta y al tanto de todo, con aquel mismo mirar taladrante.

Las exequias de Aglaes Ensenat tendrán lugar este viernes, 6 de octubre, a las 11 de la mañana, con una misa de cuerpo presente en la iglesia católica St. John the Apostle, 475 E 4th St., Hialeah.

Luego se partirá para el cementerio Miami Memorial Park, localizado en 6200 SW 77 Avenue, Miami.

Se les ruega a amigos y familiares no hacer ofrendas florales. Se prefieren donaciones a la organización Making Strides Against Breast Cancer, a través de la página https://main.acsevents.org/goto/mimatheexplorer.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que fue justa la sentencia de 18 años de cárcel por narcotráfico para los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela?

Justa
Muy suave, debieron ser más años
Exagerada
ver resultados

Las Más Leídas