lunes 23  de  enero 2023
RESEÑA

Fantasía y secretos en el libro "Gata blanca"

Cassel Sharpe, el protagonista de este libro, está maldito en más de un sentido. Pero esta realidad tarda en asentarse en su mente

Diario las Américas | GRETHEL DELGADO
Por GRETHEL DELGADO

MIAMI.- El libro Gata blanca (Ediciones Urano, 2022) es una novela a medio camino entre un Harry Potter oscuro y una película de El Padrino, con la presencia de magia y los códigos característicos de la mafia más cinematográfica.

En mitad de un mundo de secretos, leyes y normas no escritas, donde una acción equivocada puede tener consecuencias más graves que las imaginadas para los implicados, un joven muchacho lucha por salir adelante en un entorno que le resulta hostil en todos sus aspectos.

Cassel Sharpe está maldito, en más de un sentido. Pero esta realidad tarda en asentarse en su mente. Tiene extrañas pesadillas y despierta en lugares inusuales, como el tejado de la residencia estudiantil Wallingford. Su vida está compartimentada en las distintas realidades en las que se mueve. Se adapta a todos los entornos y se esfuerza por mantenerlos aislados, para que nadie conozca al Cassel del otro lado. En cierto modo, todo esto no es mucho mejor que una pesadilla. Una vida marcada por la constante huída del recuerdo de la chica de catorce años a la que asesinó.

La vida en el colegio es una prueba constante, donde Cassel se fuerza a mantener lo que sus compañeros saben de él, y en la que finge que es un joven y despreocupado estudiante. Sin embargo, el temor a repetir aquél crimen que aún no sabe cómo cometió, frena sus relaciones sociales y le impiden crear lazos reales. En su casa todo es incluso peor. Y no solo porque nadie olvide que Cassel es un asesino, no. Lo peor es que nadie olvida que no es un obrador de maleficios. Ni siquiera tener a su madre cumpliendo condena en la cárcel parece lo bastante serio en comparación con la incapacidad de Cassel de obrar maleficios.

La familia de Cassel trabaja para una de las cinco grandes familias mafiosas de Estados Unidos. Desde que la magia se prohibió en 1929, sus practicantes se han visto arrastrados a la clandestinidad y la vida delictiva. En este mundo, las personas capaces de realizar magia, son conocidas como obradores. Y sus poderes están distribuidos por herencia genética, en una proporción muy pequeña en la población. Solamente un 1% de la población es capaz de obrar maleficios, pero sus poderes son buscados por muchos interesados en sus posibilidades.

Cada obrador tiene la capacidad de realizar un tipo de magia muy específico, y este siempre viene con un precio. De modo que si un obrador es capaz de modificar la memoria de alguien, el coste que tendrá que pagar se verá reflejado en su propia memoria. Los obradores necesitan tocar aquello sobre lo que están realizando un maleficio, como en el caso de los obradores de la muerte, quienes pierden un dedo de la mano por cada víctima que matan.

Y aunque la gente sigue necesitando sus servicios, maleficios, asesinatos y transformaciones, la vida se ha vuelto más dura para aquellos que practican la magia, divididos entre las autoridades que los persiguen, y el mundo delictivo en el que se ven forzados a medrar.

El abuelo de Cassel, un fiel obrador de la muerte de la familia Zacharov, una de las seis grandes familias de obradores, se ha dado a la bebida, pero es en quien el joven más puede confiar. A pesar de su poder, a pesar del temor que insufla en otros, y de los terribles secretos que guarda. Cassel piensa que sus hermanos, Marcus y Phillip, lo desprecian y minusvalora por ser el único de la familia que no posee el don de obrar magia.

Qué lejos está Cassel de saber que sus hermanos le guardan una sorpresa más oscura y profunda que esa, algo con lo que tendrá que verse las caras si quiera salir con vida del atolladero en el que se metió hace años. Y es que la chica a la que Cassel recuerda que asesinó, no era otra que Lila Zacharov, la hija del líder de la familia mafiosa para la que su abuelo y su hermano Phillip trabajan.

Gata blanca es una extraordinaria novela que nos lleva a un mundo paralelo al nuestro, solo que transformado por la magia.

Holly Black es autora de libros de fantasía contemporánea. Entre sus títulos destacan la célebre Spiderwick. Las crónicas (con el también autor Tony diTerlizzi), adaptada al cine, las series Los Obradores de Maleficios, Cuentos de Hadas Modernos, Magisterium (con Cassandra Clare) y Los habitantes del aire; y las novelas Doll Bones, The Coldest Girl in Coldtown y The Darkest Part of the Forest.

Holly Black ha sido finalista del Mythopoeic Award y del Premio Eisner, y ganadora de los premios Andre Norton y Newbery. Vive en Nueva Inglaterra con su esposo y su hijo en una casa con una puerta secreta, que quizás sea la que use para crear todos sus mundos de fantasía. Otros de sus libros publicados por Umbriel Editores (sello de Ediciones Urano) son Guante Rojo, Corazón Negro y El Libro de la Noche.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar