viernes 27  de  enero 2023
LETRAS

Feria del Libro: memorias de Cuba y el misterio del Che

En el libro "¡Pobre Cuba!" Alberto Muller relata su vida desde la niñez, la familia, los estudios, y sus luchas por la libertad en su país sometido a dictaduras

Diario las Américas | GRETHEL DELGADO
Por GRETHEL DELGADO

MIAMI— El escritor y periodista Alberto Muller llega a la Feria del Libro de Miami con ¡Pobre Cuba!, mis memorias. Muller, que a principios de año presentó su obra en la Feria del Libro de Madrid, trae este título de la mano de Ediciones Universal. La presentación será el domingo 20 de noviembre a las 4:15 PM, en el Salón 8525, Edificio 8, quinto piso.

Como indica la nota editorial, en ¡Pobre Cuba!, mis memorias Muller “relata su vida desde la niñez, la familia, los estudios, sus luchas por la libertad y justicia en su país sometido a dictaduras. Sus luchas en la Universidad de La Habana, la protesta del Parque Central contra Mikoyan y la injerencia soviética, su primer exilio, la fundación del DRE, el retorno a Cuba clandestinamente, el alzamiento en la Sierra Maestra, prisión política y el nuevo exilio”.

La presentación del libro tendrá lugar durante el panel titulado ‘Mirar el mundo desde la no ficción’. Detalles: Alberto Muller, escritor y periodista, presenta ¡Pobre Cuba! Mis memorias, un recuento de su vida, consagrada desde muy joven a lograr la libertad de su país. La periodista y narradora colombiana Diana Pardo ofrece Más allá del abismo. Relatos de líderes sociales que abren camino, testimonios de dirigentes de comunidades que realizan un importante trabajo social en Colombia. El arquitecto y ensayista dominicano Rodolfo Pou presenta Diáspora y desarrollo, Volumen II, un libro con iniciativas para las comunidades que viven fuera de sus naciones de origen. Modera la charla el ensayista, crítico y músico Alfredo Triff.

El misterio del Che

El lector también podrá encontrar su libro ¿Por qué Fidel abandonó al Che? Según la nota de la editorial, es un libro desgarrador de investigación periodística. En el curso del recorrido del autor se encuentra con los fracasos de los proyectos guerrilleros en Salta (Argentina) y el Congo, ambos liderados por el Che, que muere posteriormente en el último de los intentos guerrilleros en La Higuera, Bolivia. Pero lo llamativo humanamente es que en Bolivia muere sin sus botas, hambriento, sin sus medicamentos para el asma y con la mayoría de sus compañeros de guerrilla muertos.

Pero paradójicamente, durante el desenlace de este drama y desde La Habana, Fidel Castro no activa ningún operativo para salvar al Che de la gigantesca emboscada en la que ha caído en Bolivia, sino que se cruza de brazos por momentos o mueve algunas piezas muy precisas del ajedrez político-operativo para hundirlo aún más en su aislamiento casi suicida.

Y en su ideario Guevara señala todos los momentos en que pidió ayuda y no se la dio Fidel Castro. Y lo más incisivo, desde un punto de vista de filosofía existencial, es que, al ser capturado en condiciones deplorables, Guevara tiene más deseos de vivir que de morir. Entonces le pide a sus captores que no lo maten, porque valgo más vivo que muerto. Inmediatamente después de ser ejecutado, violando todos los códigos de ética militar existentes, el mando militar boliviano ordena que le corten las manos en un acto inusitado de castración física. Leer este libro junto con el Diario del Che Guevara en Bolivia, demuestra ese abandono total que sufrió Guevara de Fidel Castro y su régimen.

Más sobre el autor

Alberto Müller nació en La Habana, Cuba, el 23 de mayo de 1939. Estudia en los colegios Columbus School (primera enseñanza); Instituto de La Habana (ingreso); Belén y Escolapios de Guanabacoa (segunda enseñanza); Derecho en la Universidad de La Habana; Bachelor of Arts en St. Thomas University, Miami, Master en Relaciones Internacionales en Florida International University, Miami.

En febrero de 1960 organiza una manifestación estudiantil repudiando la visita a Cuba de Anastas Mikoyán, el dirigente soviético que dirigió la masacre al pueblo húngaro en 1956.

Crea en Miami, conjuntamente con otros estudiantes, el Directorio Revolucionario Estudiantil, organización que es tradición en Cuba para combatir a las dictaduras y es nominado su Secretario General, por lo que vuelve inmediatamente a la Isla para luchar en la clandestinidad en noviembre de 1960. Organiza un alzamiento de estudiantes y campesinos en las montañas de la Sierra Maestra y es hecho prisionero en abril de 1961.

En su primera noche como prisionero es sometido a un Simulacro de Fusilamiento; en dos ocasiones padeció la tortura de la Zanja de Excrementos; durante el Plan de Trabajo Forzado en Isla de Pinos, es herido en dos ocasiones con sendos bayonetazos y es golpeado decenas de veces en sus espaldas con bayonetas. El tiempo aislado en celdas de castigo suman más de dos años.

Léanse estas memorias de un hombre diferente, incansable en su quehacer humano y de mirada tiernamente vigilante, que duerme poco, escribe con hondura solidaria, le fascina la poesía y se desvela con los niños pobres, los mendigos y los invidentes. Su vida la ha dedicado, casi íntegramente, a Cuba.

Aquí puede encontrar el libro.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar